sábado, 16 de enero de 2016

"ESPEIN IS DIFERENT", 60: EL DEMÉRITO DEL REY EMÉRITO



Si se confirmaran las informaciones que, desde hace tiempo, están circulando por los medios de comunicación —no sólo las sospechas (que todos hemos alimentado, en mayor o menor medida)— y queda demostrado que el anterior Jefe del Estado tenía conocimiento de lo que hacía su yerno para enriquecerse ilegítimamente, estaremos ante un caso gravísimo de corrupción. Pero ello no quiere decir —como algunos pretenden— que la Monarquía constitucional sea mala por naturaleza, o que el proceso de Transición haya perdido el valor que tenía, o que el papel jugado por el rey Juan Carlos entonces sea menos protagonista y decisivo. Quiero decir, la demostración —si se diere— de su responsabilidad en las tropelías cometidas por Iñaki Urdangarín y su hija no es, necesariamente, una enmienda a la totalidad de lo que hizo en su momento tras el fin de la Dictadura, que es lo que algunos quieren transmitir para —aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid— hacer otras reivindicaciones que, no por legítimas, resultan menos improcedentes (pues una cosa no tiene que ver con la otra: o lo cortés no quita lo valiente, que diríamos en español más castizo y refranero). En cualquier caso, sería bueno (y justo, claro está) que los culpables pagasen por su delito.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada