jueves, 25 de agosto de 2011

OTRA VEZ SOBRE "PRÍNCIPE VALIENTE" DE PLANETA: ADELANTO EDITORIAL

© Planeta de Agostini


YA se conocen las primeras imágenes verdaderamente detalladas del contenido de los volúmenes que van a integrar el nuevo coleccionable que Planeta de Agostini ha dedicado a uno de los títulos míticos (y clave) de la historia de los cómics: la saga Prince Valiant, de Harold Foster. Toda la información puede encontrarla el lector interesado en un microsite —muy bonito— que Planeta ha creado para la ocasión. Allí, además del formulario de suscripción propiamente dicho, se ofrece un vídeo promocional, una imagen muy detallada y en alta resolución de la portada del primer volumen y un documento preview con sus primeras dieciocho páginas, que incluyen un prefacio de la editorial, una introducción a cargo de Álvaro Pons y las primeras seis planchas de la saga.

Ahora ya hay, por tanto, algo más de información —no demasiada— para poder juzgar esta nueva edición del clásico norteamericano. ¿Y cuál ha sido mi impresión? Bueno... Pues contradictoria. E intentaré explicarme.

El color es algo apagado —desde luego bastante más que en la edición de Fantagraphics—, pero a mí no me disgusta en absoluto (aunque habrá que ver para comprobar cómo evoluciona, según vayan apareciendo los sucesivos volúmenes). Por otra parte, el rotulado no está mal, pues intenta imitar el original. La reproducción de línea tampoco es mala, aunque nada tenga que ver con la nitidez de la edición (en glorioso blanco y negro) que todos ya conocemos.


Sin embargo, y a juzgar por lo poco que he podido ver, también hay algunas "peculiaridades" que no son demasiado satisfactorias. Ignoro si éstas también se hallan presentes en la edición original de Bocola, que es la que ha servido de base a esta española de PdA, pero en cualquier caso me parecen bastante significativas. La más importante de todas quizá sea la ausencia de los títulos de "Sinopsis" al principio de cada plancha —han puesto sólo el texto— y de Next Week al final de la misma, en ambos casos con los característicos tipos góticos que aparecen en las sundays originales.* Da la sensación de que para suprimir estos últimos hubieran recortado la plancha por abajo (o, como mínimo, remontado los textos bajándolos para ocupar ese espacio). Pero insisto, todo esto hay que verlo con más detalle cuando tengamos el volumen en las manos y podamos compararlo con otras ediciones anteriores. Por otro lado, y aunque la tipografía imita la original, sin embargo la distribución del texto en las cartelas parece un tanto desmañada, viéndose algunas a medio rellenar y con párrafos que no ocupan toda su extensión. En fin, ya veremos.


Y poca cosa más puede decirse viendo sólo el preview.


Actualización añadida a las 12:37 horas

El amigo JCR, en un extenso comentario me informa —nos informa, vamos— de que ya está en los quioscos el primer volumen de este coleccionable que, en principio, se había previsto para el mes de septiembre (¡ay, Planeta, Planeta...)! Él se ha hecho con un ejemplar y lo ha analizado con cierto detalle, comparándolo con las ediciones de Manuel Caldas y de Fantagraphics. Así pues, si desean tener mayor información y más contrastada que la puesta por mí en esta entrada lean su comentario. Gracias de nuevo, JCR.


*Actualización añadida a las 21:49 horas

He comprobado posteriormente, yo no lo recordaba, que esta tipografía gótica se empleó, por vez primera, en la dominical 119, del 21 de mayo de 1939 y sólo para la palabra "Sinopsis" y el título de la siguiente plancha, pero no para la expresión "Próxima semana". Esta sería la fórmula, que prácticamente sin alteraciones, iba a utilizarse en lo sucesivo. Por otro lado, y como bien señala en los comentarios un amable Anónimo, la ausencia de dichos títulos ya se da, efectivamente, en la edición alemana de Bocola Verlag (así pues se confirma la "fidelidad" de la edición española respecto de ella).

103 comentarios :

  1. La tengo en mis manos. ¿Comoha podido llegar a Huelva tan rapido? No lo se. Cuando le quito el plastico que lo envuelve huele a tinta fresca. Nada de brillos infograficos. Hay paginas que me recuerdan a las de ediciones B, otras son claramente superiores, como la de la pelea con el dragon, o la llegada a Camelot. Pero esas son las que todos vamos a ver. Hay paginas con menos lineas... El tamaño se encuentra a mitad de camino entre Caldas y Ed B. No da densacion de compresion. Se lee bien. El papel es de grosor suficiente y sin brillo.

    En fin, tu me diras lo que te parece, pero si no tuvera ninguna edicion no lo dudaba. Como las tengo, dudo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Emilio.

    Estoy de acuerdo con tu comentario al 100%. Tanto, que incluso me ocurrió lo mismo que a ti con lo del olor a tinta: fue de lo primero que percibí (y me encantó).

    Estoy preparando una entrada con análisis comparativo de las tres versiones dignas de ser tenidas en cuenta: ésta de Planeta (por la novedad, ya veremos cómo sigue), la de Fantagraphics (por el color y el tamaño) y la de Caldas (por su calidad indiscutible y por ser referencial en cuanto a línea). Aunque, en puridad, sólo deberían ser comparadas versiones en color. ¡Pero es que la del portugués es tan buena por tantas razones, que siempre ha de tomarse en consideración!

    Pero te hago un adelanto: mi impresión con este coleccionable de PdA ha sido bastante favorable (si bien con limitaciones, claro, que explicaré en la entrada).

    Atento a la próxima entrega del emocionante serial titulado "Un nibelungo tras las huellas de Príncipe Valiente"...

    ResponderEliminar
  3. ¿Tienes algun ejemplar de Fantagraphics?

    Por cierto, no solo habria que comparar los primeros numeros, sino los de mas adelante, cuando ya tienen garantizada la permanencia de un minimo de compradores.

    ResponderEliminar
  4. Si necesitas material de Ed. B o de otra que era en B/N algo asi como BO, pide por esa boquita.

    ResponderEliminar
  5. Emilio dijo...

    "¿Tienes algún ejemplar de Fantagraphics?

    ---------

    Sí, estoy comprándolos todos. Hoy mismo acabo de pre-ordenar los volúmenes 4 y 5 en Amazon.com.

    Ya sé --y aquí en el Nibelheim hay una paciente y amorosa nibelunguecita que me lo recuerda continuamente, por cierto-- que quienes padecemos una falta crónica de espacio no podemos estar acumulando volúmenes y volúmenes de un mismo material, con todo lo que hay aún por ver. ¿Pero cómo no voy a comprar unos señores libracos --y los de Fantagraphics lo son, ciertamente-- si sólo cuestan 16 dólares y pico (20 o 22 con gastos de envío)? Ante dicha coyuntura, ¿qué otra cosa puedo hacer sino dejarme autoengatusar (lo que no es nada difícil), picar el cebo y terminar apoquinando?

    ResponderEliminar
  6. Emilio también dijo...

    "Por cierto, no sólo habría que comparar los primeros números...".

    ------------------

    Efectivamente. Yo, desde luego, creo que podré verificarlo pues me parece que voy a seguir comprando los próximos volúmenes de este nuevo coleccionable de PdA.

    Ya digo que me ha gustado la edición (a pesar de los peros que se le puede poner), así es que... ¡A estar pendiente de ella cada semana!

    Y espérate que no termine apuntándome a esa modalidad que han ofrecido de hacer reserva en tu lugar de venta habitual (cosa que es, por cierto, muy interesante y cómoda).

    ResponderEliminar
  7. Pero también dijo (Emilio) algo más. Y es esto:

    "Si necesitas material de Ed. B o de otra que era en B/N algo asi como BO, pide por esa boquita".

    ---------

    Pues muchísimas gracias. Aunque no creo que me haga falta, pues tampoco querría hacer una entrada demasiado larga que reclame mucho esfuerzo. Vamos, que mi intención no es hacer una "supercomparativa".

    De todas formas, el material de Ediciones B es relativamente fácil de conseguir en la red. Y aunque lo de BO no lo he encontrado, tampoco es problema, pues mi base de comparación serán las ediciones en color (creo que es lo justo para valorar en lo que vale la nueva edición de PdA).

    Por cierto: la edición en b/n anterior a Caldas era, efectivamente, la de Ediciones B.O, que también publicó Flash Gordon, El hombre enmascarado, Agente Secreto X-9 (etapa Raymond), etc. Una magnífica actividad editorial, llevada a cabo a finales de los setenta y principios de los 80. Entonces era de lo mejorcito que podía verse en España...

    ResponderEliminar
  8. Mi impresion general es favorable. Incluso puede que termine comprandola. No creo que se vuelva a editar en nuestro idioma en un tiempo mas bien dilatado, y esta me parece digna y mejora claramente las anteriores (no incluyo la de Caldas, pues no ha podido comercializarse de un modo normal).

    ResponderEliminar
  9. La de BO comenzo muy bien, luego tuvo altos y bajos, yo la compre con mi hermano. Se la quedo a cambio de la de Blueberry.

    ResponderEliminar
  10. La de ediciones B tiene paginas en la que se van los negros y quedan emborronadas. Ademas cambiaron de color a mitad de la obra, para luego rectificar y volver al primitivo.
    La de Burulan no la conservo, pero segun recuerdo sus colores eran mas primarios.

    ResponderEliminar
  11. Yo tampoco he podido aguantar la tentación y me he comprado el primer tomo de esta nueva aventura comercial de Valiente.

    Las primeras impresiones son buenas. Es verdad que el color parece un poco apagado, pero también es cierto que en el resto de ediciones el color suele ser muy vivo, y esto nos puede estar influyendo en la percepción.
    Además, con ese coloreado sin demasiada fuerza, las figuras y los cuerpos quedan resaltados, lo que en realidad era la máxima pretensión del creador de Valiente.

    En general, me está gustando bastante. Por ejemplo, el papel (y el olor, desde luego), me encanta, lejos de otros folios de lija que abundan en la metralla quiosquera.
    Desde luego, la veo muy superior a la anterior de Planeta (que tiraba un poco de espaldas) y también a la de Ediciones B (quizá un poco mejor).
    Sólo poseo la de Ediciones B, además de algunos tomos de la vieja de B.O., que me parecen interesantes y nunca desechables.
    De momento, no he adquirido la de Fantagrahics, aunque me gustaría mucho hacerlo (no llega el pecunio, maldita sea). Por lo que se ve en internet, parece bastante buena, tanto en color como en reproducción.

    Eso sí, ninguna se acerca ni por casualidad a la majestuosa en blanco y negro del bueno de Caldas. En mi opinión, la de Manuel resulta insuperable.

    (Alberich: te mandé un mensaje hace días a tu correo electrónico. ¿No te ha llegado?)

    ResponderEliminar
  12. Emilio dijo...

    "No creo que se vuelva a editar en nuestro idioma en un tiempo mas bien dilatado, y esta me parece digna y mejora claramente las anteriores (no incluyo la de Caldas, pues no ha podido comercializarse de un modo normal)".

    -------------

    Lo de que no vuelva a editarse PV en nuestro país en un tiempo largo, no lo diría yo tan alto, Emilio. ¿Quién nos iba a decir, hace siete u ocho años, que podríamos juntarnos hasta con tres ediciones (¡¡tres!!) distintas del mismo título? Impensable. A los editores patrios (a algunos, también es cierto) les ha dado por PV y mira tú... ¿No querías caldo? Pues toma tres tazas (y nunca mejor dicho lo de tres).

    Yo creo que lo verdaderamente significativo es que esta última edición de PdA está francamente bien y es muy digna. Tampoco hay que ponerse purista, pues no olvidemos que va dirigida al gran público (y no a cuatro chiflados dispuestos a comprarse diferentes versiones de lo mismo). Este último punto --y es en lo que tengo pensado insistir en mi entrada-- es verdaderamente significativo para justipreciar la nueva edición coleccionable de PdA.

    En cuanto a lo de Caldas, es que no puede compararse, porque es en blanco y negro, y aquí estamos hablando de una edición en color.

    ResponderEliminar
  13. Emilio también dijo luego...

    "La de BO comenzo muy bien, luego tuvo altos y bajos, yo la compre con mi hermano. Se la quedo a cambio de la de Blueberry".

    ---------------

    Yo sólo tengo ocho o nueve ejemplares de B.O. Por aquel entonces, mi presupuesto no daba para tanto como ahora y había que elegir más.

    En cuanto al reparto con tu hermano, debo decir que no saliste tan malparado. Un clásico frente a otro clásico... No está mal...

    En mi caso, quizá no habría sabido por cuál inclinarme. Y es que reconozco que también siento debilidad por Blueberry...

    ResponderEliminar
  14. Emilio también añadió luego...

    "La de ediciones B tiene paginas en la que se van los negros y quedan emborronadas. Ademas cambiaron de color a mitad de la obra, para luego rectificar y volver al primitivo.
    La de Burulan no la conservo, pero segun recuerdo sus colores eran mas primarios".

    -----------

    Efectivamente, aunque completita, la de Ediciones B es muy irregular. Hay páginas que son realmente infumables, frente a otras bastante aceptables. Fue un buen modo de acercarse a la saga, pero si la de PdA sigue por el buen camino que parece anunciar este primer volumen que comentamos, indudablemente jubilará para siempre a la de Ediciones B. Conste, no obstante, que de ésta última aún recuerdo muy gratamente su sección de correo y de documentación (mapas, análisis, etc.) relacionados con la serie.

    ResponderEliminar
  15. Pero el mérito es de Bocola-Fantagraphics, ojo.

    Planeta tendría que haber esperado a publicar esta edición hace unos años (ya habia empezado la alemana) y no publicar la que hizo.

    Les va a quedar horrible cuando quieran publicar a Murphy y Gianni al mismo tamaño, eso sí.


    La edición de B era horrible y se saltó viñetas de El castillo medieval.

    ResponderEliminar
  16. Jesús dijo...

    "Yo tampoco he podido aguantar la tentación y me he comprado el primer tomo de esta nueva aventura comercial de Valiente...".

    ---------

    Ya imaginábamos que acabaría siendo así. Pero no me parece nada extraño. Eres buen aficionado y además, ¿cómo resistirse a una oferta de 2,99 euros? Es que resulta ab-so-lu-ta-men-te imposible...

    Coincido prácticamente en todo lo que dices sobre las cualidades "técnicas" de la edición, pero ya tendrás ocasión de comprobarlo en la entrada que estoy preparando. En todo caso adelanto: lo que menos me gusta de la edición de Fantagraphics (y hablo sólo del primer volumen) es, precisamente, el tono demasiado subido de algunos colores (los amarillos y los rojos, en concreto, están subidísimos). Ignoro cómo serán las pruebas realizadas por Foster, pero me gustan más los tonos algo apagados, que me recuerdan a esas imágenes de las viejas páginas de los periódicos, algunas de las cuales ha reproducido con gran fidelidad el gran Caldas en las contracubiertas de sus libros.

    [Detengo un momento la lectura y corrección de este comentario y me voy al correo electrónico para buscar el mensaje que me enviaste. ¡¡Efectivamente!! tengo uno del pasado día 17 que está en la papelera. Se me debió mezclar con todos los que recibo (y son bastantes) y lo borré sin darme cuenta. Perdona Jesús. En cuanto tenga un momento paso a contestarte por el mail privado].

    Un saludo a los dos, amigos míos.

    ResponderEliminar
  17. ¡Menos mal que no he vaciado la papelera desde hace bastantes días!

    ResponderEliminar
  18. Anónimo de las 20:00 dijo...

    "Pero el mérito es de Bocola-Fantagraphics, ojo".

    ---------

    Efectivamente, amigo Anónimo. Pero no le quitemos a PdA, al menos, el honor de haberla traído a estos lares debidamente traducida al español (pues no es el alemán una lengua que se maneje con soltura por nuestras tierras...). Aunque yo habría preferido que no hubiera vuelto a coger los derechos dejados por Panini, permitiendo así a Caldas seguir con la suya (y nuestra). Pero ése es otro cantar.

    Por cierto: de la traducción también tengo pensado hablar (pues es un aspecto importante). En este sentido, adelanto que me quedo con la de Rafa Marín (a juzgar por lo poquísimo que he podido ver en el primer volumen de Planeta). Claro, que a lo mejor tengo que cambiar luego mi opinión, según avanza el coleccionable, je, je, je...

    Estoy de acuerdo con que PdA tenía que haber esperado y habernos ahorrado su horrible edición en colorines infográficos que compitió con la maravillosa de Caldas. Pero ya sabemos... David no siempre consigue derrotar a Goliat...

    En lo que no coincidó tanto es en que haya de ser horrible ver las planchas de Cullen Murphy y Gianni a este tamaño. ¿Pero por qué? Hombre, ya sabemos que el preciosismo y el detalle de estos dos autores no son, ni de lejos, los que imprimió Foster a sus planchas, pero mejor burro grande, ¿no? En cualquier caso siempre serán inferiores a los originales (me imagino), con lo cual no tienen que perder tanto. Aunque las comparaciones son ciertamente odiosas. Y que te comparen con Foster...

    La edición de B era lo que era. En este sentido, y aunque sólo sea porque la supera, la nueva de Planeta ya merece un cierto reconocimiento. Aunque sólo sea "un cierto".

    En fin, Serafín. Quizá no avancemos a grandes zancadas, pero pasito a pasito también se termina llegando al destino (= edición definitiva).

    ResponderEliminar
  19. Bien entrada la etapa de Murphy (y la de Gianni), PV ya no se publica a toda página en los periódicos americanos, sino a un tercio. Publicarla en vertical obliga a remontar y ampliar y queda muy feo, porque se nota que no están dibujando para ese tamaño.

    Puedes comprobar con la edición de B o en la página de la KFS.

    ResponderEliminar
  20. Sí, sí, Anónimo de las 20:56 (por cierto, perdona el retraso en la respuesta); lo de la reducción del espacio disponible para las dominicales en los periódicos ya lo he tenido en cuenta. ¿Pero seguro que habría que remontar el material?

    Vamos a ver (y si no lo he entendido, cosa muy posible, haces el favor de explicármelo): yo con esto de los tamaños en los periódicos yanquis es que me hago un lío —no sé cuál es el que se dispuso a partir de las reducciones—, pero imagino que cuando hablas de “un tercio” de la página total, te refieres a lo que los norteamericanos denominan Sunday Half, no? Es decir, media sunday; o sea, una plancha apaisada que, en el caso de PV, tendría dos tiras, no es así? Más o menos como las que aparecen publicadas en King Features Syndicate, o como podemos ver en algunos ejemplares de antiguos periódicos, que todavía se pueden encontrar por ahí. ¿Y en tal caso seguro que es necesario remontar el material? Yo pensaba que se podían poner dos de estas Sundays halves, una encima de otra, para formar una página de cuatro tiras (aunque con el tamaño más reducido, claro, para que cupiera de ancho), o bien una sola Sunday half, pero reproducida horizontalmente y ocupando toda la página del libro (más o menos como hizo la propia Planeta para publicar algunas planchas de El Eternauta, en la última edición que hizo de esta obra). Ésta solución quizá sería algo peculiar e incómoda para el lector —que debería girar el tebeo para verlo—, pero mejor eso que nada...

    En fin, no sé. De todas formas, esto de los tamaños ha ido cambiando, pues planchas bien recientes realizadas por Gianni están hechas en formato vertical. En todo caso, ¿cómo hicieron los de Panini para publicar Lejos de Camelot?

    ResponderEliminar
  21. Item más: veo preliminares de Gianni para PV dibujados en formato vertical, que luego han sido remontados para acabar dando como resultado una plancha de formato horizontal. ¡Y con viñetas suprimidas o cambiadas, incluso!

    ¡¡Y luego nos quejamos de lo que se hacía hace 75 años!!

    Si cuando yo digo que esto de los tamaños en las secciones de cómics de la prensa norteamericana es un jaleo...

    ResponderEliminar
  22. Tampoco hay que rasgarse las vestiduras con eso del remontado. Caniff y Hogarth preparaban directamente dos versiones equivalentes, pero diferentes.

    Lo de Caniff es digno de admiracion. Contaba sus historias, ya de por si complejas, de modo que podian montarse en vertical o en horizontal y leerse igual, pero ademas, las tiras diarias debian ser prescindibles, de modo que el lector que solo leia los domingos siguiera la historia adecuadamente, pero no podian estar vacias de contenido, sino que debian incitar a la lectura diaria. Un puzzle.

    ResponderEliminar
  23. Hola!

    Soy uno de los 300 de Caldas. Gracias a él y a Rafa Marín, he descubierto a los autores de strips americanas de principios del siglo pasado. Como vosotros, no he podido resistirme a compararme la edición de Planeta de Val, con mis dudas, eso si.

    Al ojearla vi que al final hay reproducidas algunas viñetas a color de momentos futuros de Val, me parece un error. Pero hay algo que me preocupa mucha y son las dos paginas en blanco al final del tomo. ¿Se debe a un fallo de impresión del ejemplar que compré o al resto también le pasa?

    Saludos!

    PD: Felicidades por el blog!

    ResponderEliminar
  24. Emilio dijo...

    "Tampoco hay que rasgarse las vestiduras con eso del remontado...".

    -------

    Bueno, Emilio. Pero reconozcamos que, en todo caso, era "su" remontado. Quiero decir, que lo hacían ellos mismos y no un editor desaprensivo setenta años después.

    Pero vamos, por otro lado tienes razón. Y es que, al curiosear un poco por la red enseguida te das cuenta de que ya, desde sus orígenes, este tipo de obras nacieron efímeras y con una sola finalidad: el día a día. ¿Hace falta, acaso, recordar la alegría con que Foster recortaba sus originales e iba entregando las piezas resultantes a sus numerosos admiradores? Esa forma tan perecedera de concebir el asunto --como puro negocio industrial-- sirve para entender que incluso los propios autores hicieran cosas como las que tú nos has contado de Caniff y Hogarth.

    Evidentemente, nuestra obligación actual --o, mejor dicho, la de los editores-- es recuperar esos clásicos en las mejores condiciones posibles, pero parece evidente que en este mundo de los comics strips norteamericanos resulta difícil alcanzar la perfección, y no son tan graves algunas prácticas que, en otros casos, resultarían inconcebibles.

    De todas formas, sería estupendo que el amigo Anónimo que señaló lo del remontaje como hándicap para la futura edición de PdA volviera por aquí para explicarnos si este aspecto afectaría tanto a la edición de PdA, como él daba a entender en su comentario. Ya digo que, en este terreno (como en tantos otros, por cierto), servidor está poco ducho y me gustaría saber algo más.

    ResponderEliminar
  25. Hola IVÁN, bienvenido al Nibelheim (estás en tu casa).

    ¿Así es que eres uno de los 300 héroes afortunados que siguen a nuestro Leónidas portugués? Pues no puedo sino darte la enhorabuena y responderte diciéndote que yo también me cuento entre ellos desde el primer momento. Parece, por tanto, que estamos unidos por una especie de hermandad espiritual..., je, je, je...

    En cuanto a la nueva edición coleccionable de PdA --por cierto, a ver si tengo un ratito y concluyo mi análisis comparativo que ya prometí días atrás--, decirte que a mí no me parece mal el que hayan incluido esas viñetas tan vistosas al final del volumen. Si te das cuenta, son todas grandes y las habrán incluido con la idea de proporcionar al lector una especie de "extras", pues ya sabes que en los tiempos que vivimos todas las ediciones consideradas "definitivas" hoy día tienen que incluir siempre alguna chorradilla del tipo "edición de luxe", "montaje del director", etc. ¡Servidumbres de nuestro tiempo! Pero a lo que iba: a mí no me parece mal la inclusión de esas imágenes. Quizá podrían haber optado por publicar otras cosas (¿por ejemplo fotografías de Foster en distintas épocas de su vida, sentado ante el tablero de dibujo, etc.?). Bueno, pues sí. Aunque quizá terminemos viendo este tipo de material en números sucesivos, pues en el folleto promocional se decía que cada libro incluiría artículos y material relacionado con la serie. Ya veremos.

    En cuanto a lo de las páginas en blanco (que yo también había visto): ¿te refieres a las que deberían ir numeradas como 59 y 64? Pues si son ésas te diría que no te preocuparas demasiado. La supuesta página 59 es la típica de "respeto" que hay siempre cuando se quiere pasar a otra sección del libro. Aunque, en puridad, la página 60 también debería haber estado en blanco, comenzando las ilustraciones de la llamada "Galería de imágenes" en la pág. 61. En cuanto a la última carilla en blanco ya no te podría decir con seguridad qué ocurre con ella --si alguien más que haya comprado el libro lee estos comentarios y nos quiere describir cómo es su volumen...--, pero apostaría a que también se trata de una nueva página de "respeto".

    En fin, Serafín. Saludos cordiales también a ti. Y pásate de nuevo cuando lo desees.

    ¡Ah, por cierto! Muchas gracias por la felicitación. Me alegro de que te guste el colmadito que tengo montado aquí.

    ResponderEliminar
  26. Recuerdo haber leido en la web como Al Wilianson recogio de un carrito de limpieza originales de Alex Raymond de F. Gordon. Salvo todos los que pudo, y con ellos gano mas dinero que con el resto de su trabajo. El resto fue al vertedero.

    No se si sera absolutamente cierto, es lo que recuerdo, pero esa idea que tenemos de preservar es nuestra, ni siquiera la tuvieron los maestros.

    Y no esta mal presevar, pero sin obsesiones.

    ResponderEliminar
  27. Yo tengo en blanco las pag. 59 y 64. Yo diria que se trata de una forma de redondear el numero de paginas, pues el primer año debe tener menos que el resto, de ahi el poner esa especie de adelanto, mas que nada como diciendo que esa es la calidad garantizada. Si la plancha nº 1 es la del 13 de febrero, faltarian 6 planchas, si no me equivoco, justo el mismo numero de la galeria.

    ResponderEliminar
  28. Las páginas originales de Murphy y Gianni han seguido realizándose en formato vertical, tal como se puede ver en el libro "The Prince Valiant Page" de Gary Gianni (muy recomendable en mi opinión), que muestra numerosos bocetos y páginas acabadas a lápiz y a tinta. No obstante, hoy en día la mayoría de los periódicos publican la página remontada en formato horizontal (ya empezaron a hacerlo en tiempos de Foster), y probablemente por eso la muestra así el KFS en su web.
    Aunque las páginas se realizan de modo que el remontado sea fácil sin modificar las viñetas, muchas veces se nota que están pensadas para un formato vertical.

    ResponderEliminar
  29. Muchas gracias por la aclaración, Señor Ogro, y bienvenido al Nibelheim.

    Efectivamente, viendo los originales de Gianni se comprueba que éste dibuja en formato vertical. De modo que todas sus planchas han de ser remontadas para publicarse en las nuevas secciones "reducidas" de los periódicos norteamericanos. Comprobamos, por tanto, que la técnica continúa siendo la misma que --como nos recordaba Emilio Aurelio-- se ha empleado en los cómics de prensa norteamericanos desde los inicios...

    Un saludo y vuelve cuando quieras (estás en tu casa, como bien se ve por el nick que utilizas, je, je, je...).

    ResponderEliminar
  30. Hola a todos!

    Yo tampoco me pude resistir (a ese precio) y me compré el primer volumen.

    Mi opinión: por el precio que tienen los tomos (8 euros) me parece una edición estupenda. El trazo es bastante limpio y el color no me desagrada en absoluto. Para quien no tenga el Príncipe Valiente (pero quién es ese loco?!) desde luego es una oportunidad muy buena de hacerse con una de las obras magnas del género.

    PEROS: Yo ya tengo la colección entera de Ediciones B, además de algún tomo de Ediciones B.O. en blanco y negro y un par de tomos de la edición genial de Caldas.
    No haré la colección. Es mucha pasta y no me aporta nada que valga tanto como el desembolso de toda la colección (echad cuentas... brrrr).

    Si los tomos fueran más grandes, tanto en tamaño como en número de hojas, las portadas un poco decentes (son muy feas) y la calidad en general del papel un poco mejor, pues a lo mejor me lo pensaba. Aunque obviamente no valdría lo que vale (que me parece de verdad su mejor baza).

    Así que, a seguir esperando, confiando, en una edición como la del Sr Caldas, al menos de toda la etapa de Foster.

    Y por cierto, yo me quedo con el blanco y negro. Pero vamos, descarado!!!

    Un saludo

    ResponderEliminar
  31. Antonio Toral

    Yo también me quedo con el B/N, excepto cuando el color juega un gran protagonismo en cuanto a captación de ambiente ( cataratas del Niágara,siluetas de castillos en el horizonte, el famoso templo del remolino, ect) esas imágenes sin color pierden bastante. Pero globalmente la obra de Foster parece elevarse aún más a arte indiscutible si se visualiza en B/N, eso sí, en la edición de Caldas, que por cierto me sobran las tramas aunque comprendo la enorme dificultad para eliminarlas sin dañar la línea.

    ResponderEliminar
  32. Sobre las paginas en blanco, tiene sentido, no había caído que el primer año empieza en febrero!

    Creo me la acabaré haciendo todo y que sale por una pasta, pero lo único que tengo de Val son los 6 numero del gran Caldas. Así que me temo que me haré las dos!

    ResponderEliminar
  33. Hola, buenos días a todos.

    Bienvenidos al Nibelheim, RAÚL MENÉNDEZ y ANTONIO TORAL.

    ¿Blanco y negro? ¿Color? Ufff... La verdad es que se trata de la eterna disyuntiva en torno a PV... Yo siempre he sido un lector eminentemente gráfico de tebeos; quiero decir, que siempre he tendido a fijarme mucho más en el dibujo que en el guión. Por esa razón, las versiones en blanco y negro me gustan muchísimo, al destacar especialmente el trabajo del dibujante (algo así comenté hace poco en la entrada dedicada al libro de Barrero sobre Conan). Pero dicho esto, no perdamos nunca de vista cuál es la realidad "histórica" de PV: fue dibujada y pensada para ser publicada en color. En este sentido, estoy convencido de que si el bueno de Manuel Caldas tuviera los medios necesarios a su disposición nos intentaría ofrecer una versión en color que, casi con toda seguridad, sí sería la definitiva de PV. En su lugar, el hombre hace lo que puede y está en sus manos (por tiempo, dinero y medios), dándonos la mejor versión en blanco y negro (y grises) que se haya publicado nunca. Lo cual no es moco de pavo, todo sea dicho.

    La explicación que da Emilio sobre las páginas en blanco del primer volumen del coleccionable de PdA tiene, desde luego, su razón de ser. Ya veremos qué pasa en los próximos volúmenes.

    Un saludo a ambos (y al resto de visitantes).

    ResponderEliminar
  34. ANTONIO TORAL

    Pienso que si Foster concibió la obra en color, ¿porqué no aprovechó mejor sus posibilidades en cada una de las páginas? Quiero decir que en muchísimas páginas el color simplemente está para adornar y nada más. Creo más bien que la KFS impuso esta condición al tratarse de una página dominical destinada a un público juvenil y también porque esa era la costumbre. Si mostrásemos a un catedrático de arte que nunca antes hubiera sabido nada del Príncipe Valiente la versión original en color y la versión Caldas seguro que se decantaba por el B/N, pues los colorines le echarían para atrás sin duda.Es más, a veces la combinación con la trama negra da como resultado unos tonos bastante sucios y oscuros que restan valor a la línea. No creo que ese fuera el objetivo de Foster, o a lo mejor le daba lo mismo, pues solía recortar viñetas y regalarlas. En cuanto a la edición de Caldas, se dice que partió de fotocopias de originales, pero creo entender que los originales no llevaban trama, sino que los fotograbadores la incluían después en las planchas de reproducción siguiendo las indicaciones del autor. ¿alguien puede explicarme algo acerca de esto? ¿no será que Caldas partió de fotocopias de pruebas del negro? en ese caso entiendo que a pesar de la gran calidad de Caldas, algo se ha perdido por el camino, pues estaríamos hablando de la segunda reproducción si partimos del original.
    En cuanto a la nueva edición de PdA,me parece, a nivel industrial, la edición más digna de cuantas han aparecido hasta el momento en España, a pesar de que la línea se pierde o no resulta tan nítida. Esperemos que PdA siga a rajatabla a Bocola (cuya edición alemana he leído por ahí que va mejorando a medida que avanza la serie)en ese caso esperemos que ningún responsable de PdA se le ocurran cosas como ordenar a la imprenta que suba los tonos de color o cualquier otra impertinencia, pues no termino de fiarme de éstos. Yo pienso comprarlo pero en cuanto modifiquen algo con respecto a Bocola corto.

    ResponderEliminar
  35. Claro que Caldas partió de fotocópias de pruebas del negro, y de algunos originales.

    ResponderEliminar
  36. ¡Caramba, Antonio! Planteas una serie de cuestiones realmente peliagudas. Yo, desde luego, no soy en absoluto especialista en la materia, pero intentaré contestarlas dentro de lo que pueda, como si estuviéramos charlando mientras tomamos un café. Aunque para ello voy a tener que dividir el mensaje, pues el editor de Blogger me dice que es demasiado largo (me he "pasao" una vez más de los 4.096 caracteres admitidos). Vamos a ello.

    Que la presencia de color es una imposición de KFS —como antes lo fue de United Features Syndicate respecto de Tarzán— creo que no puede negarse. Pero es que ésa era la práctica general de la época y la política de la mayoría de los periódicos norteamericanos: publicar las dominicales en color (no en todos los casos, claro, pues algunos ofrecían PV sólo en blanco, negro y grises, como en la edición de nuestro Manuel Caldas). Ahora bien, yo creo que Foster sí aprovechó bien las posibilidades que aquel color le ofrecían, aunque no debemos olvidar las limitaciones técnicas de la época. Piensa, por ejemplo, en la gran cantidad de viñetas donde aparecen elementos no dibujados y únicamente perfilados a base de masas de color, y el modo en que lo utiliza para acentuar la diferenciación de planos. Por otro lado, yo creo que el detallismo y el cuidado con que Foster acababa sus originales —argumento que se ha esgrimido a veces— no puede ser considerado una prueba de que él los concebía únicamente en blanco y negro. Creo, más bien, que esto era el resultado de su particular estilo, clásico, realista, muy meticuloso e influido por el arte de los prestigiosos y magníficos ilustradores que trabajaron en Norteamérica y Gran Bretaña durante la segunda mitad del siglo XIX y las dos primeras décadas del XX. Cualquier cosa que Foster hubiera dibujado —no hay más que ver su Tarzán, por ejemplo— habría sido puntillosamente dibujado. Estoy casi seguro.

    En cuanto a lo de someter las planchas de PV al juicio de un catedrático de Arte, yo mejor no haría la prueba con cualquiera de ellos. Elígelo bien, porque si no es posible que te lleves una sorpresa. Más de uno seguro que acabaría respondiéndote con eso de que la saga fosteriana no es arte, sino muñequitos para niños. Acuérdate, si no, de la célebre polémica que levantó Molina Foix con su intempestiva e ignara opinión sobre los tebeos. Y es que mucha gente del ámbito académico (y de fuera de él), llevados por los prejuicios, no alcanzan a entender el valor artístico de los tebeos. Para ellos, la expresión “Noveno Arte” seguro que es algo exagerado a todas luces. Pero bueno, sigamos con lo que interesa, pues me desvío del tema.

    ResponderEliminar
  37. Es una lástima que Manuel Caldas no ande por aquí para explicarte, mucho mejor que yo, en qué consiste el problema de la trama en los originales por él restaurados. Pero intentaré aclarártelo acudiendo a toda la información que nuestro luso favorito ha dado en diferentes lugares y momentos.

    El hecho de que se sacara una copia del original fosteriano con trama —trama que, por cierto, no aplicaba el propio Foster (al contrario que otros autores como el Raymond de Rip Kirby)— respondía a la necesidad de proporcionar mayor volumen a los dibujos originales, —con vistas a la publicación que de PV se hacía en blanco y negro por parte de algunos periódicos—y por el hecho de que ciertos colores como el marrón, se obtenían a base de mezclar dicha trama gris con naranja. Así pues, se trataba de una limitación —¿una más?— impuesta por las condiciones técnicas de la época.

    Manuel Caldas partió, para su restauración, de las pruebas de línea (y trama) que KFS suele proporcionar a los editores que deciden publicar este material. Pruebas que, como acabo de señalarte arriba, se hacían por las dos razones expuestas. Pero a diferencia de otras editoriales, Manuel ha ido restaurando la línea hasta dejarla tal y como la vemos en su edición. La trama, sin embargo, aunque no es imposible de retirar —tal como han planteado los amigos de CHT en el especial que dedicaron a PV—, ofrece tales dificultades que la empresa para conseguirlo resultaría quasi titánica, de ahí que el luso haya optado por dejarla (lo que, por otro lado tiene sentido, pues ofrece una edición en blanco, negro y grises).

    En cuanto a tus observaciones sobre el nuevo coleccionable de PdA estoy prácticamente de acuerdo con todo lo que dices. Discrepo, no obstante, en lo de la línea: yo no la vea tan mal (dejado al margen siempre, en este tema, la edición de Manuel Caldas, que parece insuperable). De hecho, creo que es bastante más nítida que la de otras ediciones en color. Por ejemplo, la tan alabada de Fantagraphics presenta muchas más fallas en este sentido (línea empastada, negros difuminados, etc.). De hecho, su volumen segundo —que he estado ojeando hoy de nuevo para la entrada que estoy preparando (y que no sé si terminaré) sobre versiones comparativas— es escandalosamente malo en cuanto a negro y línea. Y eso que estamos hablando de la edición que ahora mismo se considera la number one (porque está basada en los color proof de PV).

    Bueno Antonio. Espero haber sido más o menos claro con un tema tan complicado como éste.
    Un saludo y vuelve cuando quieras.

    ResponderEliminar
  38. "la tan alabada de Fantagraphics presenta muchas más fallas en este sentido (línea empastada, negros difuminados, etc.). De hecho, su volumen segundo ... es escandalosamente malo en cuanto a negro y línea."

    --- El 2º y el 1º también, pero el 3º ya no. En el 3º los escaneados de las puebas mejoran como Dios manda. El color, lamentablemente, sigue aún demasiado denso.

    ResponderEliminar
  39. Rubén, el primer volumen de Fantagraphics yo no lo veo tan mal a nivel de línea (quizá, sobre todo, las primeras planchas) y es verdad que el tercero mejora bastante respecto de los anteriores. Pero el segundo es que me ha parecido realmente escandaloso. Hacía tiempo que no le echaba una ojeada, y ya no me acordaba, pero al verlo hoy me he quedado un poco con las patas colgando...

    En cuanto al problema del color subido de tono creo que es una consecuencia de no haber "atemperado" un tanto pruebas de imprenta que iban pensadas para un papel de menor calidad y que hacía palidecer un poco los colores. De eso hablo en la dichosa entrada que aún no he podido concluir, para comparar la versión de Bocola/PdA con la de Fantragraphics. A ver si tengo un momento y...

    ResponderEliminar
  40. ANTONIO TORAL

    Gracias por tus aclaraciones Alberich el negro, quedo a la espera de nuevos comentarios tuyos. Estoy haciendo las correspondientes gestiones para adquirir ese especial de CHT del Príncipe Valiente y también el volumen de Caldas editado por Dolmen, que seguro me aclararán muchas de las cuestiones que me interesan.Siempre me ha interesado todo lo concerniente a PV desde que lo descubrí hace 40 años en la edición BuruLan, pero por aquel entonces yo era demasiado joven para poder adquirir semanalmente cada fascículo por su alto precio. Tienes toda la razón en cuanto a lo del color y tramas, véase sino las planchas 198 y 204, en las imágenes del volcan Etna, si les quitamos las tramas se quedaría prácticamente en nada. Así lo concibió Foster. Mi discrepancia iba más bien en el sentido de que en una obra de 1700 páginas, Foster no aprovechó bien sus posibilidades si pensaba en color, porque si contásemos las ocasiones en las que hace una muy buena concepción cromática seguramente nos daría un número muy inferior de páginas. Y por lo tanto no puedo decantarme completamente por ninguna versión en color en términos absolutos. Lo mejor es tener las dos versiones y contrastar, por un lado Caldas y por otro la recién comenzada de PdA que esperemos no defraude. Si Caldas consigue llevar adelante su edición, podría decirse que una vez completadas estas dos colecciones estaríamos ante lo verdaderamente definitivo, porque no creo que veamos jamás una versión mixta más avanzada por el altísimo coste de producción que representaría para quien se decidiera a editarlo.
    Lo dicho, y saludos.

    ResponderEliminar
  41. Hola de nuevo Antonio.

    De nada, hombre. Ha sido un placer ayudarte.

    Ya verás como no te arrepientes de haber comprado el extra que los amigos de CHT dedicaron a esta obra maestra del Noveno Arte. Es sencillamente magnífico y muy clarificador. De lo mejor que se ha escrito en nuestro país (salvando, claro está, lo llegado vía Caldas). Por eso, también haces muy requetebien en comprar el libro de Manuel, Foster y Val, pues está escrito por uno de los mayores especialistas en la materia. Y cuando uno quiere aprender de algo, ya se sabe: siempre hay que acudir a los mejores.

    Yo creo que la auténtica edición de PV, la verdadera, esa que se dice la "definitiva", tiene que ir necesariamente en color, pues así es como se editó en su momento (aunque estoy de acuerdo con Caldas cuando afirma que Foster es más Foster en el blanco y negro, donde no había intervención de tantas manos ajenas a la obra). Pero, a pesar de esa primacía del color, creo que la edición del portugués es "obligatoria" para cualquier buen aficionado al personaje. Así es que tu idea de combinar el "glorioso blanco y negro" de Caldas con esta nueva edición en color de PdA (¡ya veremos cómo evoluciona!) me parece muy lógica y la comparto plenamente.

    Bueno, pues otro saludo para ti y hasta la próxima.

    ResponderEliminar
  42. “ el primer volumen de Fantagraphics yo no lo veo tan mal a nivel de línea (quizá, sobre todo, las primeras planchas)”

    -- Porque las primeras no fueron reproducidas de pruebas; se reprodujeron de la edición de Manuscript Press ( y, por otro lado, son una lástima)

    “En cuanto al problema del color subido de tono creo que es una consecuencia de no haber "atemperado" un tanto pruebas de imprenta que iban pensadas para un papel de menor calidad y que hacía palidecer un poco los colores.”

    -- No, no lo creo. Yo he visto ya varias pruebas originales (y tengo una), que son en papel absolutamente blanco y brillante, y no tienen ese aspecto tan subido de tono. Por otro lado, Bocola se preocupa (exageradamente) con suavizar el color original (la culpa no es de Planeta). Nótese que prácticamente no hay rojos. En su lugar hay naranjas. Mírese aquí:
    http://www.youtube.com/watch?v=Iz3JMmrTgE8&hd=1
    http://www.youtube.com/watch?v=VURL09s_uFA&hd=1
    http://www.youtube.com/watch?v=iuErCYlL4zU&hd=1
    http://www.youtube.com/watch?v=Iz3JMmrTgE8&hd=1
    http://www.youtube.com/watch?v=tPOlKY8x4yw&hd=1

    ResponderEliminar
  43. El libro de Caldas, "Foster y Val" puede decepcionar un poco (a mí en concreto me defraudó) ya que basa mucha parte de su contenido en realtar accionas de las aventuras de Val, y en mi opinión (por el tochazo de libro que es) se queda escaso en cuanto a detalles técnicos de Foster y su obra maestra. También tiene algún fallito de maquetación (párrafos inconexos y tal) pero eso no le resta alicientes.

    Por otro lado las ilustraciones del mismo son magníficas, y los dibujos a tamaño real de Foster son, como no podía ser de otra forma, acongojantes!

    Por otro lado, yo no tengo dudas sobre cuál sería mi edición ideal: la de Caldas a ese tamaño, con 4 años por tomo, pasta dura, y artículos extensos introductorios con muestras de color.

    Por soñar que no quede.

    ResponderEliminar
  44. Bueno, estan resultando verdaderamente interesante estos comentarios. Respecto del color, mas de uno se llevaria las manos a la cabeza si viera el Partenon tal como fue concebido, lleno de colores chillones, nada de marmol blanco inmaculado. O si comparamos la Capilla Sixtina de ahora con la anterior a la restauracion, igual. Este tema se presta a multiples conjeturas y en muchos casos es fruto de una labor artistica de interpretacion, no creo que nadie quiera recuperar el Partenon como era. Supongo que los colores de Bocola son menos parecidos al original, pero hoy dia esos primeros planos con los carrillos sonrosados echan para atras, me parece correcta esta interpretacion, me gusta.

    ResponderEliminar
  45. Antonio Toral

    Hola, Alberich y compañía. Pronto tendré en envió todo el material que comenté antes. Acónsejame si vale la pena comprar el libro de Foster editado por PdA, y también un par de ediciones tales como "Cuando el comic es nostalgia" editado hace bastantes años por Toutain y dedicado a Foster, así como un monográfico de la editorial SinSentido escrito por Rafael Marín, el comentarista oficial de Caldas. El caso es que si alguien sabe si valen la pena igual los compro. A mi me interesa más todo cuanto se derive de aspectos técnicos y artísticos que opiniones acerca de sus aventuras y cuestiones históricas. En breve supongo que se distribuirá la segunda entrega, esta vez doble, de PV de PdA, y por ello ya ando con los dientes largos por ver si respetan aquello que anuncian. Puede que me suscriba para conseguir esas maravillosas láminas, la duda es si te suscribes en el cuarto o quinto libro te incluye ese regalo. Lo he consultado en "Atención al Cliente" pero de momento solo he recibido silencio.
    Otro día me gustaría comentar la breve versión en color infógrafico de Adolfo García.(Ahora me falta el aire)
    Saludos

    ResponderEliminar
  46. Hola muchachos. Ahora mismo tengo que salir de casa y no voy a estar en toda la tarde, de manera que no podré contestar (por ahora) a los comentarios que dejásteis ayer y al que hace un instante ha colgado Antonio Toral. En cuanto vuelva, me pongo a ello (en el caso de Antonio si es que antes no lo ha hecho alguien por mí) y seguimos con el debate.

    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  47. Hola, soy nuevo por aquí, buscando por la web información sobra el nuevo coleccionable de PdA he encontrado este estupendo blog. Soy truenófilo y del Principe Valiente solo tengo el primer tomo del coleccionable de Planeta del año 2006 que me dieron en la entrada de la feria del comic de Barcelona de hace unos años (supongo que por la errata de la portada).
    En su dia me lo leí, me gustó y ahí me quedé. Ahora quiero tener la colección completa y tengo mis dudas. Por lo visto de los 26 tomos del coleccionable anterior Adolfo García solo restauró los tres primeros y encima como demuestra en su blog la imprenta le subió el tono una barbaridad:
    http://comicscuentos.blogspot.com/2009/02/principe-valiente-y-un-comentario-sobre.html#comments
    A mi la restauración de Adolfo no me desagrada, pero si sólo son los tres primeros tomos de los 26 editados, me compraré los tomos 2 y 3 y descarto conseguir los restantes.
    De la edición de Manuel Caldas, pues que queréis que os diga... Yo prefiero el color, será porque me crié en los 70 con los Trueno y Jabato Color (vaya chapuza) y ahora el blanco y negro me cuesta digerir, aunque sea con la estupenda calidad del portugués. Aparte de que los dos primeros tomos están agotados y no se sabe con certeza si habrán mas de seis.
    Por lo que estoy casi decidido a apuntarme a esta nueva modalidad de reserva en el quiosco y hacerme el coleccionable nuevo. Por cierto el color sacado de Bocola, ¿que queréis que os diga? En mi opinión no es para tirar cohetes, ¿no hubiera sido mejor traducir Fantagrafics al castellano?
    Bueno, un saludo de este nuevo fan del Principe Valiente.

    ResponderEliminar
  48. Personalmente, creo que es una ocasion unica para todo aquel que no tenga ya el Principe Valiente en cualquier otra edicion. El color de Planeta me gusta, lo hace mas actual, evitando tantos rostros sonrosados de otras versiones. Y ademas evita esas gradaciones tan perfectas del color digital de lña edicion anterior, que creo no se corresponden con la obra original, sino que mas bien colisionan con ella.

    ResponderEliminar
  49. A estas horas de la madrugada (no he podido antes) paso a contestar los comentarios de ANTONIO TORAL y de ANDRÉSVINAROS, puesto que realizan consultas concretas. Los restantes ya los iré respondiendo en cuanto tenga un momento.

    Por cierto: otra vez tengo que dividir el comentario en dos partes, porque blogger no me lo acepta tan largo. En fin, Serafín.

    ANTONIO TORAL, el libro de Brian M. Kane, Hal Foster. Principe de ilustradores. Padre de las tiras de aventuras, que editara Planeta en el 2006, es aconsejabilísimo aunque sólo sea por el impresionante caudal de material gráfico que ofrece. Es un trabajo eminentemente biográfico, y no tiene demasiado material "técnico" sobre el método de trabajo de Foster (los capítulos octavo y noveno son los más completos en este sentido), pero incluye tal cantidad de imágenes (y tan buenas), que merece claramente la pena. ¡Además, tampoco hay tantas monografías dedicadas al padre de Val! ¡Y menos traducidas al español! Compra segura, en mi opinión.

    El libro Harold R. Foster de la serie "Cuando el cómic es nostalgia" tiene interés precisamente por lo que dice su título: por una cuestión de "nostalgia". Se trata de un trabajo que fue único en su momento (no había otros), que pertenece a una de las épocas "doradas" de la publicación sobre tebeos en España y fue realizado por uno de los editores que más hicieron por difundirlos y por uno de nuestros críticos más reputados. Pero el contenido es perfectamente sustituible por los estudios que luego han aparecido (el de Kane, el de Caldas y el de Marín). Se trata de una buena visión de conjunto de Foster como autor, y tiene la peculiaridad de que incluye una amplia selección de planchas de sus dos series más famosas: Tarzán y Prince Valiant. A destacar una circunstancia: es casi más interesante y variado el comentario que Vázquez de Parga dedica al hombre mono que al joven caballero medieval, pues en este último caso se limita casi a hacernos un resumen de todas las aventuras de Val. Tiene su valor el penúltimo capítulo --dedicado a la presencia de Príncipe Valiente en España--, que es un antecedente del capítulo de igual temática que Álvaro Pons y Jesús Cuadrado redactaron años después para incluir en el estudio firmado por Caldas. A pesar de todo, si encuentras un ejemplar a buen precio yo te diría que lo compraras también, más por el valor "histórico-sentimental" del libro que por su contenido (ya superado por otros títulos posteriores).

    ResponderEliminar
  50. El libro de Caldas --aunque tú no lo mencionas (imagino que porque lo tienes) y a pesar de lo dicho en otro comentario anterior por Raúl Menéndez-- creo que resulta imprescindible para acercarse a la vida y obra de Foster. Es verdad que incluye unas cuantas páginas muy descriptivas de las aventuras de Val, pero hay que tener en cuenta que son necesarias para poner al día a los potenciales lectores no duchos en el personaje y en la serie (a los que también va dirigido el libro). Por otro lado, tampoco son tantas si se tiene en cuenta que, al mismo tiempo, el texto incluye suculentos datos de otro tipo, y que el contenido del resto del libro no tiene desperdicio. En este sentido, de todos los trabajos mencionados éste de Caldas es el que más espacio dedica a cuestiones técnicas (método de trabajo de Foster, realización de los originales, proceso de impresión, etc.) y de creación (estudio de lo artúrico, etc.). Por esas razones, y por alguna otra más --incluye las reproducciones de la obra fosteriana más impresionantes (y grandes) que yo haya visto nunca-- creo que será el libro que más satisfará tus deseos. Compra obligada, por tanto (a pesar de los errores de maquetación que presenta).

    En cuanto al librito de Marín, digamos que se trata de una aproximación muy personal y nostálgica al tema, por parte de un lector que ama y conoce bien la obra objeto de su análisis. A partir de una premisa inicial --del hecho cotidiano surge la epopeya, tamizada por el sutil humor de Foster--, Marín va dando repaso a los aspectos más destacables de la obra fosteriana, a través de cuatro capítulos. No falta el apartado biográfico, claro está, así como el obligado análisis de Tarzán, aunque lo más interesante del libro procede de las reflexiones personales del autor en torno a los elementos esenciales y definitorios de la gran saga medieval de Prince Valiant: la épica, el romanticismo, la cotidianidad, la progresión de Foster como autor al ritmo que van madurando sus personajes en las entregas dominicales, el férrero control sobre una impresionante "novela-río" que bien podría contarse entre las cimas de la narrativa occidental (aunque ello pese a Vicente Molina Foix), etc.

    En fin: un libro hecho desde el cariño por un aficionado que ha reflexionado largo y profundo sobre una de las obras más apasionantes de toda la historia del tebeo. Muy aconsejable, por tanto, y a un precio muy económico.

    En resumen: si puedes, creo que deberías hacerte con todos estos libros. Tampoco hay tanto publicado al respecto, y todos te aportarán algo interesante (unos más que otros, desde luego), aunque no sea estrictamente en ese ámbito de "cuestiones técnicas" por el que pareces estar más interesado.

    Por cierto: no sé yo si definiría a Rafa Marín como el "comentarista oficial" de Caldas. Su "traductor oficial" puede ser, pero más allá de eso... No sé, no sé...

    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  51. ANDRÉSVINAROS, si no tienes ninguna otra edición completa de Prince Valiant y no te apetece leer las aventuras del heredero al trono de Thule en inglés, francés o alemán entonces mi consejo es que te hagas con este nuevo coleccionable de Planeta y reces con fervor para que llegue hasta el final. Nunca, hasta el momento, habíamos conocido la posibilidad de tener reunido, en una misma colección, el material producido por los tres autores que han dibujado la saga. Y eso es algo muy importante.

    En cuanto a las otras dos ediciones que mencionas, decirte que la edición de Caldas es, desde luego, tan insustituible como discutible es la de Adolfo García. Pero ya sabes que para gustos se hicieron los colores. Y hablando de colores: yo prefiero los tonos suaves de Bocola o de Zenda, antes que los muy subidos de Fantagraphics o los demasiado imaginativos del propio García.

    Preguntas si no habría sido mejor que PdA tradujera la edición de Fantagraphics: lo que habría sido un verdadero puntazo es que hubiera utilizado el negro/línea de Caldas y el color de Fantagraphics debidamente retocado. Ahí sí que habríamos tenido algo más cercano a esa edición definitiva que todos ansiamos y no encontramos por ninguna parte. Pero las cosas no fueron, precisamente, por esos derroteros (como bien sabemos todos), y en vez de aunar esfuerzos y aprovecharse del trabajo del luso, lo que hicieron fue sacar el bodrio ése que todos conocemos. Ahora, con esta segunda edición, han enmendado en parte el error cometido entonces. Pero ya veremos...

    En cuanto al blanco y negro, de verdad que lo hecho por Caldas no creo que sea mejorado en el futuro por nadie, de modo que no está de más hacerse con sus volúmenes (además, el portugués ha iniciado gestiones para poder sacar de nuevo los dos primeros libros ya agotados). Pero claro, si lo único que te interesa es Príncipe Valiente en color, pues entonces no hay nada más de qué hablar.

    Por cierto: bienvenido al club de "pirados" del Príncipe Valiente.

    Un saludo cordial y vuelve por este Nibelheim cuando quieras.

    ResponderEliminar
  52. Gracias por la acogida, y enhorabuena por las reseñas acerca de la bibliografía publicada en España sobre la obra de Foster. Tengo todos esos libros, y suscribo tus opiniones acerca de ellos.
    Para los "pirados" que lean inglés y estén interesados también en las etapas posteriores a Foster, recomiendo otros dos libros que me han gustado mucho:

    - "The Prince Valiant Page", de Gary Gianni, editado en 2008 por Flesk Publications, 2008.
    Se trata de un lujoso libro realizado por el actual dibujante de la serie, en el que nos muestra el proceso de creación de la página semanal, con gran profusión de ilustraciones, desde bocetos hasta páginas terminadas y coloreadas. Es muy interesante el relato de sus inicios en la serie como asistente de John Cullen Murphy, con imágenes que nos muestran las distintas fases de elaboración de las páginas.

    - The definitive Prince Valiant Companion, coordinado por Brian M. Kane y editado en 2009 por Fantagraphics.
    Contiene, entre otras cosas, un exhaustivo resumen de toda la serie hasta el año 2009, un intento de cronología de los hechos que suceden en la serie, un análisis de las influencias artísticas sobre la obra de Foster, páginas a color de todas las etapas de la serie... Pero lo más interesante son las extensas entrevistas con Harold Foster, John Cullen Murphy, Gary Gianni y Mark Schultz, que aportan suculentos datos al aficionado.

    ResponderEliminar
  53. (Aclaro que Carlos De Gregorio, firmante del anterior comentario, es en realidad mi otro yo, o sea, que soy yo mismo el que escribió lo anterior)

    ResponderEliminar
  54. Un saludo a todos:

    Es triste que todo, todo lo que se refiere a las ediciones de PV sea motivo de discusión y en algunos casos de chirriar de dientes. No olvidemos que la propia edición de Caldas que tanto apreciamos algunos la ven horrorosa, tergiversadora del trabajo de Foster (el tema de las tramas). Y todo por el pésimo trabajo de KFS con este material.

    Y en cuanto al color de Adolfo García, que tan mal sienta a algunos, os recomiendo que veáis su página para comprobar cómo una vez más PdA nos dió una edición lamentable lejos de lo que él quería. Y un color moderno para PV ni es una locura ni le sienta tan mal. Creo que el propio Foster lo vería bien.

    Soy tan purista como el que más pero ya va siendo hora que reconozcamos que ese color original de PV hace tiempo que es irrecuperable. Por las condiciones de la época, porque era para prensa de todo tipo (de calidad y mala malísima) pero prensa, después de todo, con un papel lamentable ( y más en tiempos de guerra). ¿De qué color hablamos entonces? Y un analisis desapasionado del trabajo de Adolfo García nos haría ver que es tan acertado en su campo como Caldas en el suyo. Y si por esto me gano el título de hereje pues que así sea.

    Cómo me gustaría una edición de Caldas en tapa dura y otra con ese color...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  55. Gracias Alberich, suerte he tenido de encontrar este blog tan especializado en el Principe Valiente. Te agradezco muchísimo tus comentarios, han sido decisivos y concretos, me voy a hacer la colección completa de PdA y mas adelante igual me compro los de Manuel Caldas, pero claro son muchas pelas (este año ya me he gastado bastante dinero al comprar 2 originales de Antonio Bernal y uno de Joan Boix), por cierto en Ebay está el segundo tomo de Caldas a 40€+8 de gastos. De todas maneras no descarto comprarlos mas adelante. Mi mujer ya está que trina, me dice que si me ha pasado el Capitán Trueno al Principe Valiente, que esto no se acaba nunca, jeje.
    Como bien dice JCR, en la web de Adolfo García explica la chapuza editorial de Planeta al subirle el color en la imprenta, a mi también me gustaría que le edición de Caldas fuera en tapa dura.
    Bueno, gracias una vez mas y ya tengo un nuevo blog para entras asiduamente.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  56. Antonio Toral

    Algunas reflexiones sobre el color de Adolfo García:

    Personalmente me parece formidable el trabajo llevado a cabo por Adolfo García, lástima que no abarcara más páginas, de haber completado la etapa de Foster ahora el lector tendría una opción más para elegir. Fíjense que no hay ni rastro de las horribles tramas de tiempos remotos. Si se hubiera impreso siguiendo las directrices de Adolfo y a un tamaño al menos como la actual colección de PdA de seguro que muchos moderarían su opinión a la vez que PdA dispondría de una magnífica versión que de seguro hubiese podido vender a otros países (KFS mediante). La cuestión es ¿se limitó Adolfo García a colorear el trabajo de Foster,o se excedió en exceso al incluir efectos visuales de su propia cosecha? ¿Es razonable que nos ponga nubes donde no las había, densas brumas donde antes solo se intuía, perfectos reflejos en el agua, brillo de la luna en el cielo nocturno, ect, ect? por no hablar de fondos con escala de degradado y efectos cromáticos demasiado infográficos. Esas cuestiones me parecen muy discutibles pues algunos podrían opinar que alteran el espíritu fosteriano y adulteran la obra.¿Qué les parece a ustedes?

    ResponderEliminar
  57. En mi opinion se excedio, sobre todo con los degradados infograficos, pero hay paginas que quedaron muy bien, todo hay que decirlo.

    ResponderEliminar
  58. Por cierto ANTONIO TORAL: en el comentario bibliográfico que te hice no incluí la revista de CHT porque tú no la mencionabas. Pero si de verdad estás interesado en cuestiones técnicas alrededor de Prince Valiant creo que debería ser una compra segura para ti.

    En cuanto tenga un momentito vuelvo y charlamos sobre los últimos comentarios que habéis colgado (especialmente sobre lo del color de Adolfo García).

    Saludos.

    ResponderEliminar
  59. Muy buenas las dos recomendaciones bibliográficas que hacía el SEÑOR OGRO (CARLOS DE GREGORIO) en su comentario del pasado día 2 (a las 15:46 y 15:48). Libros de los que, por cierto, he oído hablar, pero que no he leído, porque, al contrario de lo que decía amablemente ANDRESVINAROS ese mismo día 2 (a las 18:17), mi blog no es un lugar especializado en Prince Valiant, ni yo un especialista en la saga (aunque parezca lo contrario por las entradas que llevo dedicadas al tema y que continuarán en días próximos).

    De todas formas me alegro mucho de haber ayudado, en lo posible, a quien me preguntaba sobre esta obra maestra del Noveno Arte.

    ResponderEliminar
  60. Apreciado JCR,

    No querría haber dado yo la impresión --por la parte que me toca-- de que me chirrían los dientes cuando hablo de Adolfo García y de su labor "reconstructora" (no restauradora) de Príncipe Valiente. Nada más lejos de mi intención, pues no me considero tan apasionado como para reñir por una cuestión de tebeos. Son importantes, ciertamente, pero hay cosas más trascendentes que ésa.

    Ahora bien, dicho esto, también he de aclarar que gran parte del ambiente enrarecido que se masca en torno a la obra de García con PV viene dado, en buena medida, por la actitud beligerante que él mismo adopta al tratar el tema. Hace poco en Entrecómics llamó "zoquetes" a quienes opinábamos que la nueva edición de Planeta no estaba mal. El tono irónico y displicente que suele emplear para referirse a quienes no están de acuerdo con sus propuestas "actualizadoras" de PV me parece francamente inaceptable.

    En cuanto a los problemas que yo veo en su "coloreado", tengo pensado decir algo en esa dichosa entrada que estoy redactando y que nuuunnnca se acaba. Pero te adelanto que:

    1º) Conozco la chapuza que Planeta hizo con el coloreado de García. Inadmisible, ciertamente. Pero, incluso viendo las páginas que pone como muestra de lo que él habría querido que saliera publicado (y algunas son buenas), su propuesta sigue sin convencerme. Va demasiado lejos --y no lo digo sólo porque haya reconocido que estaba dispuesto a retocar dibujo si hiciera falta (como afirmó irónicamente burlándose de quienes apuntaron esa posibilidad), o porque se permita reinterpretar un color que, con sus defectos y carencias, fue el que aprobó Foster--, sino porque la filosofía con la que ha abordado su labor es errónea, a mi entender. No hace falta que nadie "rejuvenezca" PV. En cualquier caso, lo que hoy hubiera dicho el creador de Val de esta restauración tan "renovadora" no lo sabemos, y creo que García tampoco tiene la respuesta.

    2º) A PV no hay que darle ningún color moderno. ¿Quiénes somos nosotros --¿quién es Adolfo García?-- para llevar a cabo esa actualización "modernizadora"? PV es un clásico, y se tiene que tomar (o dejar) tal y como fue hecho. Es decir, aceptarlo con sus bondades y sus limitaciones. En todo caso, lo que hoy día hay que hacer con la saga fosteriana es publicarla intentando obtener un color lo más aproximado posible al que se ve en los periódicos (pues siempre será el más cercano a lo aprobado originalmente por Foster), pero nunca enmendarle la plana al autor haciendo propuestas actualizadoras (por muy basadas que estén en los colores originales).

    3º) No estoy de acuerdo contigo cuando afirmas que el color de PV es irrecuperable. Esto quizá sea así en algunos casos puntuales, pero ¿qué ocurre con las color proofs que se han conservado en la Universidad de Syracuse y que procedían del propio archivo particular de Foster que fue quien las donó? ¿Dirías que no conservan el color que el padre de la serie había aprobado (de acuerdo que con las técnicas y las limitaciones de la época)? Pese a las dificultades existentes, yo sí creo que podríamos llegar a una especie de entente cordiale --más que nosotros, los editores y especialistas, vamos-- merced a la cual se consiguiera una edición basada en una selección de las mejores reproducciones de periódicos conservadas y en las citadas pruebas de color de Syracuse. ¿El resultado obtenido en ese caso no te parecería algo muy cercano a lo que se hizo originalmente? Yo creo que sí lo sería. Claro, que quizá me siento más conservador y menos revolucionario que Adolfo García... Je, je, je.

    Conste, a pesar de todo, que no te considero un hereje por eso. Simplemente tienes una forma de pensar distinta en esta cuestión (lo cual no es malo y, además, nos sirve de diversión para charlar).

    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  61. ANDRESVINAROS y JCR, coincido con vosotros en lo de la tapa dura para la edición de Caldas, ¡¡pero no sabéis vosotros cuánto encarecería ese añadido cada volumen!!

    Ojalá fuera posible...

    ResponderEliminar
  62. ANTONIO TORAL,

    como habrás podido comprobar ya he respondido a tu último comentario --relativo al color de Adolfo García-- en la respuesta que le he dado a JCR.

    Además de lo ya dicho añado ahora que no estoy de acuerdo contigo cuando hablas de "horribles" tramas. Es cierto que en las pequeñas ediciones que se han hecho durante las décadas 70, 80 y 90 dichas tramas afeaban considerablemente el dibujo. Pero también es verdad que forman parte de la lectura "filológica" que debe hacerse de PV para su restauración, y que además le dan al color unas tonalidades especiales (incluso podríamos hablar de "suciedad") que a mí no me parecerían tan reprochables si aparecieran en un tomo de buen tamaño. Por otro lado, su eliminación lleva aparejada una serie de problemas que Caldas considera difícilmente solubles (aunque mis amigos de CHT defienden lo contrario y abogan por su eliminación).

    He de confesar, en todo caso, que yo no tengo una opinión sólidamente formada a este respecto, de modo que me dejaría llevar por el buen criterio de un editor en el que confiara.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  63. EMILIO, como puedes ver estoy de acuerdo contigo: ni negro, ni blanco, sino gris. García se excedió, desde luego, aunque tiene páginas buenas (ya lo he dicho también).

    Otro saludo para ti.

    ResponderEliminar
  64. La escena en la que me parece superior la de Adolfo Garcia es la del salto de Val desde la torre, con un cielo amarillo demasiado grande, que en mi opinion coge mas interes en la obra de Adolfo al hacerle unas nues tipo aerografo. Pero suelen ser mas las que no me gustan.

    ResponderEliminar
  65. No importa si el color de Adolfo García es mejor o más bonito. NO ES EL COLOR DE FOSTER.
    Es un hereje el que defienda cambiarlo.

    ResponderEliminar
  66. Pues entonces, soy un hereje. Ni el mismo Foster plantearia hoy dia semejante postura.

    ResponderEliminar
  67. Las posiciones culturales cambian, los gustos tambien, y no digamos los medios tecnicos. El color en la epoca de Foster era muy deficiente si lo comparamos con las posibilidades de hoy. No debemos llevar las posiciones respecto a una obra como esta a posiciones irreconciliables, ni pensar que se esta en posesion de la verdad. Eso iria en contra del propio espiritu que dimana de la obra de Foster. Podria ser que yo estuviera equivocado, pero de ahi a calificar lo que es una opimion tan valida como cualquier otra de herejía me parece a todas luces excesivo.

    ResponderEliminar
  68. ¡¡Que "haiga" paz, queridos míos...!! (como decía cierto conocido, cuyo nombre no mencionaré aquí por piedad).

    Vamos a ver, amigo ANÓNIMO de las 12:14. Hablemos apropiadamente y sin excesos. Según la última edición del Código de Derecho Canónico, el hereje es aquél que, después de bautizado, niega pertinazmente una verdad que ha de creerse con fe divina y católica, o que duda de ella con esa misma pertinacia. No podemos decir, me parece a mí, que el tema del color "original" en Prince Valiant sea una "verdad dogmática y divina", luego, por tanto, ¿cómo vamos a llamar "hereje" a quien se oponga a él o no le guste?

    No, en serio. Era una broma. En este intercambio de pareceres entre Emilio, tú y yo mismo creo que tienes razón, aunque yo no defendería "nuestra" postura de una manera tan radical. Es decir, me parece que tampoco hay que llevar las cosas demasiado lejos, pues corremos el riesgo de pasar del "hereje" al "zoquete" --que utilizaba el citado Adolfo García hace poco para referirse a quienes no comulgamos con su propuesta restauradora--, y de allí, a insultos más gruesos. Por otro lado, el tema tampoco es tan importante como para enfadarse, discutir o enfrentarse por su causa.

    Yo ya he dicho lo que pensaba a este respecto (en mis respuestas a JCR y ANTONIO TORAL). Y, en tal sentido, me parece que estoy de acuerdo contigo y no con quienes --como Emilio da a entender en su último comentario--, son partidarios de "modernizar" los colores de Prince Valiant.

    Así pues discutamos, conversemos, intercambiemos nuestros argumentos, pero sin apriorismos, ni excesos.

    Un saludo cordial y encantado de tenerte por aquí (si es que no te he saludado ya en otra ocasión).

    ResponderEliminar
  69. ¡¡Caramba!! Ahora me doy cuenta de que hemos llegado en los comentarios hasta el número "guarro". Je, je, je...

    ResponderEliminar
  70. "Las posiciones culturales cambian, los gustos tambien, y no digamos los medios tecnicos"

    ---- Esas cosas cambian, sin duda, ¿y por eso hay que cambiar también las obras hechas?
    Entonces todo es permitido y dejaremos de tener las obras tal como salieron de la mente y manos de los artistas. Entonces es legítimo que cualquier uno cambie lo que otro hizo. ¡Me estoy volviendo loco!

    ResponderEliminar
  71. Simplemente me parece que la edición de Planeta al suavizar los colores de Foster da con un resultado que esteticamente me gusta mas, pues evita esos tonos sonrosados que tan mal quedaban con algunos rostros mas afectados de la cuenta (si, el maestro no era perfecto, la pefeccion no existe como no existe la verdadd absoluta). Y si esto es una herejia, pues lo será. Pero es lo que a mi me gusta, y punto.

    (pido disculpas por el tono de enfado, amigo Alberich, pero hay veces que hay decir las cosas claras).

    ResponderEliminar
  72. Pero es que esa obra ideal que salio de la mente del artista lo mas probable es que no exista. Eso le ocurre a todos. Si te dedicas al tema grafico, es normal que cuando veas lo que sale de imprenta te decepcione, no es lo que tenias en la cabeza.

    ResponderEliminar
  73. El tema que se esta planteando es complejo y nunca da soluciones satisfactorias. Hasta que punto un atrquitecto puede reconstruir un edificio historico. Lo hace con medios modernos o no. Deben notarse los añadidos o no.

    Puede que en un futuro se plantee que se reconstruyan paginas desaparecidas, o no.

    ResponderEliminar
  74. El Incal lo hizo Moebiuus, pero no le dio color, fue Chaland y Zanjetov. Pero, cuando se fue a hacer la edicion integrals epensó que le faltaba unidad. Se escogió otro artista para la versión completa. No atinó. Pero es una versión mas. Vendrán otras.

    ResponderEliminar
  75. "Principe valiente" tiene un color que está en las pruebas y en los periódicos. El restauro debe ser absolutamente fiel. Si se decide alterarlo, corregirlo, mejorarlo o suavizarlo se estará atentando contra la obra original. Punto.
    Eso no se hace, es una heresía y una tontería. maldito sea quien lo hizo, lo hace o lo haga.

    ResponderEliminar
  76. Antonio Toral

    No se ofusquen ustedes, que el color único y genuino de PV no existe. Sólo su intención. ¿Creen acaso que un lector de periódicos de Arkansas visualizaría lo mismo que otro de Nebraska? Si ya en la misma edición del mismo periódico se debían ver variantes de impresión. El error fue de Foster, que aprovechó las tramas para crear ambientes cuando estos malditos puntitos solo eran una herramienta técnica para fotograbadores. Además,Foster utilizó ese recurso relativamente poco a lo largo de su obra, pero arruinó con ello cualquier versión en B/N. Pero claro, él pensaba en color. Lástima no lo hubiera aplicado directamente en el original. Creo que la cuatricomía destinada a reproducir imágen directa ya existía,así lo demuestran las revistas y magazines de la época ¿Entonces porqué dejó la faena en manos de los operarios de turno?
    Quizá Foster no creyó que su trabajo iba para clásico o que solo era un producto de mero entretenimiento para jóvenes. Pero ¿qué pensarían ustedes si vieran un grabado de Doré a base de tramitas?

    ResponderEliminar
  77. “el color único y genuino de PV no existe”
    Si que existe: está en las pruebas de la misma colección de Foster (en Syracuse); lo concibió el (o alguien elegido por el), y al final las pruebas fueron corregidas por él.
    “ Sólo su intención.”
    La intención (los guías de color) realmente ya no existe en su totalidad.
    “ ¿Creen acaso que un lector de periódicos de Arkansas visualizaría lo mismo que otro de Nebraska?”
    Sí, visualizaría, si se publicaba en el “Puck”, el suplemento común a todos los periódicos de la cadena de Hearst. Además, repito, existen las pruebas.
    “El error fue de Foster, que aprovechó las tramas para crear ambientes cuando estos malditos puntitos solo eran una herramienta técnica para fotograbadores. Además Foster utilizó ese recurso relativamente poco a lo largo de su obra, pero arruinó con ello cualquier versión en B/N.”
    ¿Horribles puntitos? ¡Qué barbaridad! A mí me gusta la edición de Caldas y no me parece una ruina. ¡Qué barbaridades se dicen!
    “Creo que la cuatricomía destinada a reproducir imágen directa ya existía,así lo demuestran las revistas y magazines de la época “
    Sí, existía, como lo demuestran las portadas de los libros de Hastings que Foster hizo con color directo y que están reproducidas en los volúmenes 2, 3, 4 y 5 de Caldas, Y QUE TIENEN EL MISMO COLOR “CHILÓN” DE LAS PÁGINAS DE PERIÓDICO. Pero para impresión en papel de periódico Foster hizo de la única manera que le era posible.

    ResponderEliminar
  78. Yo también soy de la opinión de que el color en Príncipe Valiente no podrá ser nunca definitivo, y desde luego queda supeditado a la línea y el trazo del maestro.

    En todos los textos que he leído al respecto ninguno me ha convencido como para inclinarme a pensar que el señor Foster le dedicara mucho tiempo al tema del color, y lo que hacía, sospecho, era confiar en que se siguieran sus indicaciones para una publicación digna en los periódicos (que todo sea dicho, son periódicos, no libros, con sus tramas, puntitos y papel barato).

    Así pues, me quedo con el blanco y negro. Por supuesto el de Caldas.

    Y a los que querían los tomos de Caldas en tapa dura, pues miren:

    http://www.fantagraphics.com/index.php?option=com_myblog&show=Now-in-stock-Prince-Valiant-Vol.-1-1937-1938---the-imported-black-white-version.html&Itemid=113

    Al no encontrar el número 1 en español, compré este en tapa dura en inglés directamente por correo al editor luso (por cierto, un tío muy disponible) y me salió de precio bastante razonable. La pena es que no lo continuó ni lo continuará (así me lo indicó claramente el Sr. Caldas) y se quedará en una rareza.

    Un gusto leeros. A todos!

    Y si se discute es buena señal. ¿Acaso no es el mejor dibujo jamás hecho en un cómic?

    Y por cierto, al que no tenga los cómics, la nueva edición la veo muy recomendable. Y desde luego, para los noveles, antes de leer cualquier texto teórico, que se lean la obra (qué envidia disfrutar por primera vez de las aventuras de Val y compañía!).

    Como despedida, respecto al libro de Foster y Val de Caldas, no creo que haya habido nadie (pero ni uno, eh) que se lo haya leído sin haber leído antes el cómic (y que le haya gustado, claro). Esos libros teóricos son hechos por "frikis" y para "frikis". Entre los que por supuesto me incluyo.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  79. “En todos los textos que he leído al respecto ninguno me ha convencido como para inclinarme a pensar que el señor Foster le dedicara mucho tiempo al tema del color”
    Tal afirmación no está correcta, como lo demuestra la existencia de guías de color, con indicación de los códigos de cada uno de los tonos, y de pruebas en color con indicaciones para correcciones. La creación del color era algo que Foster acompañaba del comienzo hasta el final.

    ResponderEliminar
  80. A lo mejor antes ha parecido con mi comentario que indicase que Foster pasar del color, y no es así.

    Obviamente que el autor indicaba dónde quería el rojo y dónde el azul.

    Pero no creo que fuera determinante a la hora de componer las planchas en general o las viñetas más en detalle.

    Alguna en concreto seguramente podía ayudar a completar un fondo o alguna textura, pero vamos, que yo no me creo que el hombre se pusiera delante de la plancha en blanco, antes de ponerse con el lápiz, a discernir sobre dónde colocar las masas de color para que la página quedase más "equilibrada".

    Las indicaciones de color y sus pruebas supongo vendrían impuestas a la hora de evaluar el tipo de impresión para conseguir un resultado final correcto.

    Me gustaría saber, ya que desconozco, si cambió alguna viñeta en concreto (aunque sea un caso puntual, ya por curiosidad) porque una vez aplicado el color se dio cuenta de que aquello no funcionaba como él había planeado (y por el número de horas que invertía por plancha es probable que pudiera suceder, no?).

    saludetes!!!

    ResponderEliminar
  81. Hola a todos.

    No es que pasara Foster del color. Yo creo, después de haber leído todo lo que he podido sobre el tema, que le dedicaba el tiempo justo. No olvidemos que trabajaba para KFS, y creo que todos nos hacemos una idea de lo que era trabajar para ellos en esa época.

    Y como, no sé si ya he comentado esto alguna vez, decía W.Eisner, este es un trabajo destinado a ser reproducido. Por eso pienso que un color "moderno" con técnicas de ahora siguiendo las directrices de Foster no es ni mucho menos una aberración. Eso es lo que creo que Adolfo García intentó. Y creo que debe seguir con ese trabajo a pesar de que algunos lo ataquen sin piedad o que él mismo se defienda en términos muy duros.

    Y el color primitivo (con Syracuse o sin Syracuse) creo que es irreproducible porque no podemos ni debemos reproducir ese trabajo con técnicas de hace décadas, algo que se pensó para salir en prensa.

    Ahora, que nuestra pequeña guerra del color de PV no es nada comparado con las discusiones de los especialistas en arte sobre tal o cual limpieza o restauración. Eso sí es hacer sangre.

    Y además. ¿No os parece que lo mismo que se le reprocha a Adolfo García se le puede reprochar a Manuel Caldas? Casí los mismos argumentos los he oido para el color de uno y para las tramas de otro.

    Ahora que si me preguntáis a mí qué edición de PV de todas las que tengo me gusta más os diré que con la que disfruto es con la de Caldas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  82. ¿Alguna noticia del volumen 7 de Manuel Caldas? Ya hemos alcanzado septiembre y no me quedan uñas, y no quiero que el Sr. Caldas me imponga una "orden de alejamiento electrónico" por acoso.

    ResponderEliminar
  83. "¿No os parece que lo mismo que se le reprocha a Adolfo García se le puede reprochar a Manuel Caldas? Casí los mismos argumentos los he oido para el color de uno y para las tramas de otro."

    --- No, que tontería. Las tramas no las pone el, hacen parte de las pruebas

    ResponderEliminar
  84. Estimado Anonimo:

    De tontería nada, querido amigo. Digo que los reproches que se le hacen a Adolfo García son, practicamente, los mismos que se le hacen a Manuel Caldas. Principalmente por el tema de las tramas.

    Estemos o no deacuerdo nustro querido Caldas tiene retractores como los tiene García.

    ResponderEliminar
  85. Queridos amigos y visitantes:

    Todo lo que puedo decir (según mis escasos conocimientos) sobre la restauración de Prince Valiant lo he dejado escrito en la nueva entrada que he dedicado al tema (por cierto, invito a mis visitantes a que se trasladen a ella, si así lo desean, para continuar allí el debate que iniciamos aquí).

    No obstante, añadiré algunas cosillas para contestar las intervenciones que se han ido publicando aquí en estos últimos días.

    Y empezaré por mi amigo EMILIO, que dijo...

    "Pero es que esa obra ideal que salio de la mente del artista lo mas probable es que no exista".

    --------

    Vamos a ver Emilio. Seamos posibilistas para ver si podemos alcanzar puntos de coincidencia. Ya sabemos que la obra definitiva e “ideal” es posible que nunca llegue a alcanzarse; más aún en una actividad artística como la de la historieta, donde existe un proceso industrial mediatizador que modifica —a veces muy profundamente— el trabajo original del artista. Pero, a pesar de todo, estarás conmigo en reconocer que si se cumplen una serie de requisitos —que enumero en la nueva entrada que he publicado— podríamos acercarnos bastante a lo que sería una edición definitiva, según se hizo en época de Foster (quiero decir, con sus limitaciones y defectos). Pues estos también deberían estar en una restauración que se considere "buena".

    Un abrazo (pero ya sabes: sin apretar demasiado, pues nos quedamos sin aire).

    ResponderEliminar
  86. ANTONIO TORAL dijo…

    “Quizá Foster no creyó que su trabajo iba para clásico o que solo era un producto de mero entretenimiento para jóvenes”

    Desde luego en eso tienes razón, y de ahí se derivan una serie de problemas importantes (e insolubles). Por ejemplo, si lo que tú dices sobre la actitud de Foster no hubiera sido así, es posible que aún conserváramos los originales de PV y entonces no estaríamos discutiendo sobre si hay que dejar las tramas o borrarlas (pues tendríamos los originales para la línea sola y las pruebas de negro para la línea y los grises). Y si el destino de dichas planchas hubieran sido los comics books u otros formatos de más calidad, en lugar de las dominicales de los periódicos, pues a lo mejor Foster habría coloreado sus originales directamente. Pero lo cierto es que nos encontramos ante una obra surgida en una época concreta, con unas condiciones técnicas dadas y creada por un autor que pensaba de esa forma (y no de otra). Todo eso no podemos cambiarlo ya, pero nuestra obligación —bueno, la de los editores y los especialistas— es conservar dicha obra en las mejores condiciones posibles y proporcionarle a las futuras generaciones copias de la misma fieles y cada vez mejores. Pero siempre, insisto, respetando las características que tenía en la época, y no modificándolas o actualizándolas a nuestro antojo y según criterios personales (y, por tanto, subjetivos).

    Un abrazo y gracias por tus comentarios.

    ResponderEliminar
  87. RAÚL MENÉNDEZ dijo…

    «En todos los textos que he leído al respecto ninguno me ha convencido como para inclinarme a pensar que el señor Foster le dedicara mucho tiempo al tema del color»

    Querido Raúl: las pruebas que conservamos y los datos que tenemos al respecto permiten deducir que el proceso realizado hasta obtener el color para PV era muy elaborado y complejo (si Manuel Caldas estuviera por aquí podría explicártelo largo y tendido, como ha hecho conmigo en alguna ocasión). Ello es una prueba de que se consideraba una parte importante de la obra. ¿Y crees que el autor de la serie no se lo iba a tomar en serio?

    Otro abrazo para ti y gracias por bajar de nuevo al Nibelheim.

    ResponderEliminar
  88. RAÚL MENÉNDEZ dijo…

    «Pero no creo que fuera determinante a la hora de componer las planchas en general o las viñetas más en detalle».

    Hummm… Pues no estoy yo tan seguro de eso. El hecho de que dejara partes en blanco pensando en que luego se rellenarían (y perfilarían) con el color ya es una prueba, me parece, de que Foster diseñaba sus viñetas pensando en el color, y de que contaba con él para crear planos, profundidad de campo, etc.

    RAÚL MENÉNDEZ dijo también…

    «Me gustaría saber, ya que desconozco, si cambió alguna viñeta en concreto (aunque sea un caso puntual, ya por curiosidad) porque una vez aplicado el color se dio cuenta de que aquello no funcionaba como él había planeado (y por el número de horas que invertía por plancha es probable que pudiera suceder, no?)».

    ¡Hombre…! No creo que se llegara a tanto (tampoco vamos a pecar por exceso en esto del color, ¿no?). Una cosa es que tuviera su importancia —que la tenía— y otra es que, una vez iniciado el proceso de reproducción de las planchas de PV —bien largo y complejo—, se tuviera que modificar todo simplemente porque no le gustara luego el tono de un colorcillo. Ni tanto, ni tan calvo.

    Pero vamos, es algo que sólo digo por deducción. Quizá haya algún caso, aunque yo lo desconozco.

    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  89. JCR dijo…

    «Y el color primitivo (con Syracuse o sin Syracuse) creo que es irreproducible porque no podemos ni debemos reproducir ese trabajo con técnicas de hace décadas, algo que se pensó para salir en prensa».

    Pero querido JCR, ¿cómo que no “debemos”? Es nuestra obligación, precisamente para “recuperar” PV tal como se hizo en su época. Hacerlo de otra forma, querer “actualizarlo” —como se ha dicho— no sería recuperar aquél PV que aprobó Foster, sino otro bien distinto. Te pregunto: ¿utilizarías ese mismo criterio a la hora de restaurar cualquier obra de Arte? ¿Restaurarías, por ejemplo, La Última Cena, de Leonardo da Vinci cambiando parte de sus elementos constitutivos, por el hecho de que su creador utilizó unos materiales de pésima calidad y es una obra que se halla en permanente amenaza de desaparecer para siempre? Yo no, desde luego; creo que debe hacerse lo posible por perpetuar este fresco, pero tal como salió de la mente y el pincel de su autor; es decir, respetando las condiciones técnicas con que fue creado, pues forman parte intrínseca de la obra.

    La comparación entre Manuel Caldas y Adolfo García, a este respecto, no me parece justa: al primero se le critica (o se le pone en solfa) por querer restaurar PV intentando conseguir algo lo más parecido posible al original; al segundo, sin embargo, por haber ido más allá de la simple “restauración” que un clásico como PV necesita.

    Claro, que a lo mejor todo se explica porque cada uno de nosotros tiene una idea concreta de qué es “restaurar”. Pero ése ya es otro tema.

    Otro saludo.

    ResponderEliminar
  90. RAPONCHI (nervioso por la salida del 7º volumen de PV de Caldas) dijo…

    Coincido contigo: estoy deseando tener en mis manos ese número (y no digamos nada el de Cisco Kid).

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  91. JCR dijo…

    «los reproches que se le hacen a Adolfo García son, practicamente, los mismos que se le hacen a Manuel Caldas. Principalmente por el tema de las tramas»

    Pero JCR es que la cosa no es comparable (y te repito lo ya dicho antes): Caldas no quita ni pone nada; García, sin embargo, hace ambas cosas. Es decir: uno “restaura” (según mi concepto de dicha actividad); el otro modifica para “actualizar” (y no lo digo yo, sino él mismo). Yo, desde luego, no estoy de acuerdo con eso.

    En cuanto a que Caldas tenga detractores no lo niego. ¡Nadie es perfecto! Aunque el luso casi lo haya conseguido en su actividad editorial.

    Un abrazo y gracias por tus aportaciones (que enriquecen este apasionante debate).

    ResponderEliminar
  92. ¡Qué mal me debo explicar o qué mal me leen!

    He partido unas cuantas lanzas en favor del trabajo del querido M.Caldas y, repito, repito, hay mucha gente (no precisamente unos indocumentados en esto de los cómics) que, podría decirse así, utiliza los mismos argumentos encontra de Caldas que otros utilizan contra A.García. Los mismos. Ya podéis imaginar lo que piensan de nuestro colorista favorito estas personas.

    Creo que no debí mencionar el mundo del arte y sus enconadas disputas pues veo que se me ha malinterpretado. Pero querido Alberich, mal ejemplo es ese de la "Última Cena". O pregúntale a Pinin Brambilla sobre su restauración de esa obra que le valió una denuncia y no pocas polémicas. Ya dije que eso sí son guerras y no lo que nosotros tenemos entre manos.

    Ahora, como ya dije otro día. Nosotros tratamos con un material destinado a ser reproducido (W.Eisner dixit). Por lo tanto la comparación con las restauraciones, limpiezas, iluminaciones o lo que se os ocurra sobre obras de arte destinadas, principlamente, a su contemplación en vivo es del todo inapropiada. No debí mencionar ni de refilón el tema.

    Pero me gustaría un poco de coherencia. Hablamos del trabajo de Foster como pensado para el color y nos parece que su mejor edición es la de M.Caldas. Queda raro ¿no?

    A mí sí me parece la mejor, desde luego. Y con los años que tengo es la que quiero tener. Paso del color. Que, y ya no volveré más sobre el tema, es imposible que nos satisfaga alguna vez. Y que A.García termine su trabajo, que es una propuesta mejor que la que han hecho muchos editores. Y al que le guste, pues bien- Y al que no, pues bien.

    Una última cosa os quiero decir. Lo que nos falta y nos ha faltado siempre, siempre, es un editor. PV no ha tenido nunca un editor en condiciones. Ni aquí, ni en alemania, ni en italia ni en USA. En ningún lugar. Veo venir la polémica sobre qué entendemos cada uno por editor, pero creo que a mi ya no me veréis en esa. Os la dejo a vosotros. Pero pensadlo porque ahí está la fuente de todos los problemas de PV y sus ediciones.

    Así que ya sólo me queda callar y escuchar la voz de los que tienen tan seguro el tema PV y Foster y aprender.

    Si he ofendido a alguien que me perdone.

    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  93. Querido JCR, ¡vaya tono más solemne el de tu último comentario! ¡Venga, hombre, que tampoco es para tanto...! No sé los demás, pero yo, desde luego, no me he ofendido ni con tu intervención, ni con la de ningún otro de los comentaristas. ¡¡Faltaría más, hombre!! ¡Pero si sólo estamos hablando de tebeos! ¡Si fuera de fútbol, o de política, pues ya serían palabras mayores...! ¡¡¿Pero de tebeos...?!!

    No, en serio. Vamos a ver... En primer lugar quiero aclararte que mi referencia a la obra de Leonardo fue pura casualidad, de veras. Deseaba poner un ejemplo para mostrar hasta dónde no se puede llegar en una restauración, y no se me ocurrió más que el de La Última Cena, por ser una obra cuyos materiales no han resistido bien el paso del tiempo y podría despertar en algunos, por tanto, la tentación de sustituirlos por otros más duraderos (añadiendo algo que no estaba en la obra original). No conozco en detalle la cuestión, pero sí sé que Brambilla siempre se ha mostrado partidaria de que la labor del restaurador no tiene que notarse apenas. Y no es eso, precisamente, lo que ocurre con la propuesta realizada por nuestro Adolfo García (tal como creo haber mostrado en mi última entrada sobre el tema). Conste, pues, que no era mi intención introducir el debate de la restauración en el Arte de manera consciente (pues sé que, en efecto, plantea unos problemas distintos a los de las artes impresas, como también he dejado dicho en algún otro comentario).

    En cuanto a si la de Caldas es (o no) la mejor edición de PV, para mí no cabe duda de que es la mejor edición en blanco, negro y grises existente hasta la fecha. Por calidad de línea y negro es, desde luego, la mejor (incluidas las de color). Y,además, constituye la base insustituible --no creo que nadie pueda hacerlo mejor en el futuro--, a partir de la cual realizar la edición definitiva en el futuro. Digo todo esto en la nueva entrada que he publicado, a propósito del nuevo coleccionable de PdA. Allí también enumero una serie de razones por las que la "restauración" reconstructora de García no me parece acertada y dejo bien claro que, para mí, la edición "definitiva" de PV sólo puede ser en color. Pero no veo incoherencia en defender esto último y lo primero (porque hablo de dos cosas distintas, pero compatibles).

    Creo como tú que, efectivamente, siempre habrá opiniones contrarias a cualquier cosa que se haga con PV. Pero también me parece que algún día --si se cumplen una serie de condiciones que considero irrenunciables (y de las que hablo en esa entrada que te comento)-- podremos llegar a obtener una versión definitiva de PV (o, al menos, lo más cercana a ella).

    Y también verás en esa entrada que coincido contigo en lo del editor: encontrar uno que sea capaz de asumir los riesgos y dificultades que entrañaría hacer esa edición definitiva es, en efecto, lo más difícil de todo.

    Un abrazo (y no dejes de opinar, hombre).

    ResponderEliminar
  94. No dejaré de opinar.

    No sé si alguien tiene noticias de cómo va la venta del nuevo PV. Parece que no va todo lo bien que a PdA le gustaría. Y eso sí que son malas noticias para los coleccionistas.

    Cuando comentaba la falta de un editor digno de ese nombre, pensaba en que nuestro querido PV es uno de esos personajes eternos que siempre debería tener un sitio en las librerías. Como Tintín, Astérix, Blueberry. Un clásico, siempre disponible. Y ya que no es así... ¿qué ocurre?

    Siempre he creido que KFS ha manejado este material pésimamente. Para mí son los principales responsables.

    Y en este punto, pienso que la única oportundidad seria de PV es una edición de coleccionista. Una verdadera edición de coleccionista. Gran formato, encuadernación cuidada. Y, desgraciadamente, más cara. La búsqued de una edición "popular" por parte de PdA me parece destinada al fracaso una vez más. No mencionaré la opinión de Adolfo García porque no tengo ganas de discusiones entre sordos.

    Cuando nuestro amigo Caldas parecía destinado a no terminar su trabajo, pensé que una posible solución sería una edición de Club. Círculo de Lectores, que bien podría haber sacado el PV de Caldas. Pero mira tú por dónde, PdA va y se hace con el control total de CL. Un posible camino cerrado. Ahora ¿KFS habría permitido una edición de club a Caldas? Pues parece que no, ya que en la práctica ya eramos una especie de club de PV y nos cerraron las puertas en las narices.

    Pero desde Uruguay nos viene a echar una mano. Cuánto durará.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  95. Amigo JCR,

    La anterior edición de PdA era bastante peor que la actual ¡y mira tú hasta dónde llegó! No perdamos la esperanza con ésta...

    Evidentemente estoy de acuerdo contigo en que sería necesario realizar una edición "coleccionista" de PV --cara, muy cuidada, con buena calidad y mejores materiales de partida, etc.--, pero no veo que esto sea incompatible con lo que ahora mismo está en los quiscos. Ojalá les vaya la cosa bien a los de PdA y consigamos llegar hasta el material publicado por Gianni (ya dije que ésa era una de las grandes bazas del nuevo coleccionable: su carácter completista).

    ¿Qué noticias concretas te han llegado para pensar que el coleccionable no va bien? Yo creo que todavía es demasiado pronto para saber esto? Y más aún considerando que estamos hablando de un auténtico monstruo editorial, que compensa pérdidas con beneficios. Pero en fin, no sé...

    Totalmente de acuerdo con lo de KFS como auténticos responsables de lo que le ha ocurrido a PV. Se preocupan sólo de que no reproduzcan sus viñetas, pero no les importa cómo lo hacen quienes tienen los derechos de edición en cada momento. Tan es así, que ni se ocupan en profundizar si hay quien lo hace muy bien (caso de Caldas) y quien lo hace fatal (anterior edición de PdA). Mientras paguen... Su obsesión, en todo caso, es trabajar siempre con editoriales grandes (repasa esta entrada). Es como si sólo éstas fueran capaces de ofrecerles garantías. En fin...

    Efectivamente, ahora habrá que confiar en que la aventura sudamericana de Caldas sea duradera y aguante el tiempo suficiente para ver editado todo el material de Foster. Ya veremos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  96. Hace muchos años un banco italiano (no recuerdo el nombre) encargó a Breccia unas ilustraciones para "El nombre de la rosa" con el objeto de regalar un tomo de lujo de la novela a sus máximos accionistas (cómo no). Al final, creo recordar, la cosa quedo en un portafolios de gran tamaño por un lado ya la novela por otro.

    ¿A qué viene esto? Pues a que creo que una propuesta así KFS ni la escucha, o sus representantes en nuestro país. Si un mecenas (de esos que hay por el mundo pero que no se interesan en los cómics) quisiera hacer una edición primorosa de PV para un grupo reducido ¿KFS aceptaría? Supongo que como todo es cuestión de dinero. Pero de entrada dirian que no, seguro.

    Y una editorial grande, de esas que a KFS parece interesarles tanto, no creo que se plantee una edición lujosa de colecciónista como ya deberíamos tener. No porque, desgraciadamente, nos interesa a unos pocos. Unos pocos que sí compraremos PV cada vez que tenga una edición buena; no digamos una de lujo. Así que tal vez nos quede pensar en una editorial más pequeña. Pero parece que ahora KFS no quiere saber nada de editoriales pequeñas. Y las editoriales pequeñas a poco que les funcione el material sí le dedicarian tiempo y trabajo. Algo que PdA no hará. Y si hay un editor dispuesto a perder dinero con PV... ese sí que nos dará una edición memorable.

    Y una edición a tamaño original claro que es inmanejable, pero también sería un tesoro. Además una edición así no se hace pensando en una gran tirada. Se hace una edición de buen tamaño y se hace la de tamaño original. Una cosa no quita la otra. KFS y PdA deberían haberse dado cuenta que sus ediciones pueden convivir con la de Manuel Caldas, que no les quita ni un comprador. Cuántos problemas nos hubiéramos ahorrado.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  97. Yo, desde luego, me apuntaba ya mismo a esa edición "primorosa" y selecta de la que hablas, JCR. Aunque tuviera que pasarme seis meses intentando buscar espacio para guardar los volúmenes (quizá habría que ponerlos tipo "tumbo" catedralicio). En fin...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  98. Hombre, me alegra leerte eso. Ya empezaba a pensar que también el tamaño, por grande, molestaba a algún que otro purista.

    ¿Alguna noticia de la nueva edición de Caldas?

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  99. Hola JCR,

    Empezaré por el final: parece que el volumen séptimo que no es el número 7 está a punto de salir. Así que a recibirlo con los brazos abiertos, aunque la edición sea nueva y distinta a la que ya conocemos (cosa que, por otro lado, a mí no me importa lo más mínimo).

    Y no me importa, precisamente porque yo no me considero purista de casi nada (y así enlazo con la primera parte de tu comentario). Aunque pudiera parecer lo contrario --dado que he defendido una restauración canónica, lo más respetuosa con el material original que se conserva(trama incluida)--, de verdad que no me definiría como un "purista".

    En cuanto al tema de las dimensiones de los volúmenes que integran este nuevo coleccionable de PdA, creo sinceramente que --dado el público al que va destinado y el precio que tiene cada libro-- habría sido desaconsejable un tamaño mayor. Pero ello no significa que, como aficionado a PV, sea incapaz de reconocer que las grandes dimensiones son las que mejor sientan a la obra y el arte de Foster (aunque ejemplares así resulten incómodos de manejar, todo sea dicho).

    De todas formas, ¿no crees que es algo contradictorio decir que a los "puristas" les molestaría una edición en tamaño grande (siendo que PV se publicó, precisamente, así)?

    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  100. Querido amigo:

    No, no es contradictorio. Los "puristas" suelen tener el íntimo deseo de dejar su impronta en el objeto de sus deseos (que los dioses nos libren de un purista al mando de una editorial). Y se ha escrito, y se ha dicho por parte de algunos que esos tamaños grandes son inmanejables.

    Otra cosa. Las dimensiones del actual coleccionable no está mal. Pero podría estar mejor, aún pensado para ese público del que hablas. Y lo mires como lo mires, un año por volúmen... Pero, nada eh, que está bien, es barato y con suerte saldrán todos los años de PV.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  101. Está visto, JCR, que no entendemos lo mismo por el término "purista". Pero será mejor no insistir demasiado por ese lado, porque si no nos ponemos de acuerdo en lo relativo a cómo debería ser una buena edición de PV, menos aún probable será que lo hagamos en lo relativo a los diferentes "partidos" o facciones que siguen la saga: "puristas", "relajados", "novatores", "revolucionarios", "pasotas", "indiferentes", "acomodaos", etc.

    En todo caso, sí quiero dejar algo claro: creo que yo nunca he dicho que un volumen por año fuera la medida adecuada para el coleccionable. De hecho, pienso (y he escrito) todo lo contrario. Ésa es, quizá, una de las pegas que yo le pondría a los libros de PdA, aunque dadas las características y el público mayoritario el que van dirigidos, tampoco lo veo un gran defecto. De todas formas, estoy de acuerdo contigo: dos años por volumen no habría estado nada mal. Pero: ¿por ese mismo precio? That’s the question…

    Un abrazo (virtual) para ti.

    ResponderEliminar
  102. ¿Cuántos años incluían los volúmenes de la anterior edición de PdA? ¿Y a qué precio? ¿Tanto han subido los costes?

    Un saludo

    ResponderEliminar
  103. El tamaño de esta edición es mayor. Creo que eso influye.

    De todas formas no dejo de contemplar la posibilidad de que, escudándose en lo de "edición definitiva" PdA haya decidido apurar los precios por arriba. Ya sabes: vendo una cosa fetén, luego cobro un poquito más.

    En cualquier caso, a mí no me parece caro (aunque como ya he comentado, se trata de una percepción absolutamente subjetiva). Y, desde luego, no veo que sea por ahí por donde deban discurrir las críticas a este nuevo coleccionable.

    Otro saludo para ti.

    ResponderEliminar