domingo, 20 de noviembre de 2011

ASTÉRIX: LA GRAN COLECCIÓN



HACIÉNDOME eco de algunos comentarios realizados en la entrada que dediqué al último volumen de Príncipe Valiente —el séptimo— que ha sacado Manuel Caldas, en los que se hablaba de la nueva edición de Astérix publicada por Salvat/Bruño, he decidido redactar esta breve reseña para dar cuenta de ella. Quiero empezar confesando que nunca he sido "asterixófilo" —me declaro, por el contrario, perdidamente tintinófilo—, aunque conocí las aventuras completas del intrépido guerrero galo a través de las tradicionales y añejas colecciones de Bruguera y Grijalbo/Junior, en que las leímos miles de jóvenes (y jóvenas, claro) durante los años 70-80 de la pasada centuria. Digo todo esto porque, pese a haber examinado los libros recién aparecidos, no voy a hacer la crítica con ellos en la mano, puesto que ni los he comprado, ni tengo la intención de hacerlo en el futuro (al menos eso creo ahora, aunque al final ya saben...). Pero empecemos...



Es indudable que nos hallamos ante una buena edición que, por fin, le hace justicia a la obra, por más que sus autores nunca pensaran, al realizarla, verla publicada en tan magníficas condiciones. En este sentido, conviene recordar que las aventuras de Astérix aparecieron originalmente (y por entregas) en el semanario Pilote, y sólo posteriormente acabarían siendo recopiladas en formato de álbum independiente (pero siempre bajo unas condiciones técnicas y estéticas bastante regulares). Por ello no se entiende que en la publicidad de Salvat se haya dicho que nos hallamos ante una edición que «devuelve el esplendor al pequeño guerrero galo y todos sus amigos (y enemigos)», puesto que dicho esplendor no existió realmente nunca. De todas formas, parece lógico que una de las creaciones más importantes, decisivas e imperecederas de la bande dessinée —la más importante, si cabe, junto con el mencionado Tintín— terminara beneficiándose de una reedición acorde con los nuevos tiempos y hecha para dar respuesta a un público que, cada vez más, exige unas mejores condiciones de tamaño, calidad de impresión y coloreado, amén de alguna que otra cosa más (como es el caso de los apéndices o extras).



Aunque el proyecto de reeditar las aventuras de Astérix le Gaulois en tales condiciones había sido acariciado desde hacía largo tiempo por el propio Albert Uderzo, la idea sólo acabó dando sus frutos a finales del año 2006, cuando Hachette inició la publicación de la que se ha conocido con el nombre de La grande collection. Era el resultado de un impresionante y descomunal trabajo de restauración realizado sobre casi 1.500 planchas, muchas de las cuales —la mayoría pertenecientes a los primeros 26 álbumes (los más deteriorados)— se habían vuelto a entintar y colorear, aplicándoles además un nuevo rotulado más nitido, preciso y de mayor tamaño. En el siguiente documento, que me he permitido traducir a nuestra lengua directamente desde el francés original, se explica con bastante detalle todo el proceso (recuerden, aquellos que ignoran por completo la lengua de Molière, que avant significa "antes" y après "después"):


Los tomos se diseñaron en gran formato (26 x 34 cm.), incluían 8 páginas adicionales con diseños, bocetos y muestras de originales y tuvieron un precio de venta al público de 17,80 euros cada uno. La cadencia de publicación en Francia fue de 8 álbumes al año, y la colección concluyó en el 2009, coincidiendo con el cincuentenario de la creación de la serie. Parece ser que la cadencia de publicación en Francia iba a ser de 8 libros al año, y que se tenía la intención de que la colección concluyera en el 2009, coincidiendo con el cincuentenario de la aparición de la serie. Pero lo cierto es que, a día de hoy, aún siguen saliendo nuevos álbumes en el país galo.



Pues bien, esta es la edición que ha servido de base a la que ahora acaba de lanzar en nuestro país Salvat/Bruño. Vamos, es exactamente la misma, pero traducida al español (aunque también han salido ejemplares en catalán y en vascuence). El mismo tamaño, idénticas portadas (algunas de ellas rehechas por Uderzo para la ocasión), los mismos apéndices finales, etc. Hemos ganado algo en el precio —nuestros volúmenes cuestan sólo 16,00 euros—, aunque a mucha gente les siguen pareciendo algo caretes (¿pero no es cierto que nunca llueve a gusto de todos, como bien sabemos quienes frecuentamos los blogs y otros foros dedicados a esto de la historieta?). Yo, personalmente, creo que el precio no está mal, considerando el producto que se nos ofrece. Y es que no cabe duda que nos hallamos ante una gran edición, como puede comprobarse haciendo una simple comparación entre estos nuevos libros y los viejos de Molino (que imitaban los franceses antiguos de Dargaud), Bruguera y Grijalbo/Dargaud que padecimos, toda la vida de Dios en nuestro país, los que empezábamos a leer tebeos allá por los años 60, 70 y 80 del siglo pasado. ¡Ah, qué tiempos...!




De todas formas hay algunas cosas que no me gustan demasiado. En primer lugar, el color: reconozco que está muy trabajado —algunos hablan, incluso, algo exageradamente de efecto 3D—, pero lo cierto es que no acaba de satisfacerme del todo. Lo veo demasiado infográfico y en exceso pictórico; está lleno de efectos, volúmenes y luces que no se veían en el antiguo coloreado (mucho más plano) y que solemnizan demasiado el dibujo que Uderzo empleó en la serie (no por bellísimo y elegante, menos caricaturesco y humorístico). Sé que más de uno, si pudiera, me daría una colleja por lo que acabo de decir, pero aunque no me gusta el antiguo coloreado —pobre, chapucero, desmañado y lleno de defectos—, tampoco termina de convencerme del todo el nuevo. Eso sí, reconozco que, lógicamente, se ha ganado muchísimo en este aspecto, dando brillantez, realismo y nuevo brío al conjunto de la plancha (circunstancia a la que contribuye también, y mucho, el actual mayor tamaño de la página). Y, por encima de todo, está el argumento de más peso: al parecer fue el propio Uderzo quien siguió de cerca todo el proceso de coloreado y le dio el visto bueno final. Así pues, ¿qué podría añadir yo para argumentar contra esa realidad indiscutible? Queda, pues, mi opinión al respecto en una simple anécdota y en una cuestión de gusto personal (y seguramente equivocada).

El nuevo coloreado de "La Grande Collection", en una plancha de Astérix y los godos


El segundo aspecto negativo lo encuentro en los extras: es cierto que existen y que son idénticos a los de la edición original francesa —luego no es algo que podamos achacar a Salvat—, pero resultan tan raquíticos que apenas si aportan nada al mejor disfrute y entendimiento del álbum o de la historia en él contenida. No pido yo que se hubiera incluido en cada libro un apéndice de 250 páginas  —al estilo del que añadió el bueno de Moore al final de From Hell para justificarnos su peculiar visión del mito del Jack el Destripador—, pero sí habría sido de agradecer un contenido más explicativo y completo (algo similar a lo hecho con los libros de Jerry Spring, de Gil Pupila o de Théodore Poussin, por ejemplo), y no esas escasas páginas que se limitan a recopilar alguna reproducción de originales y fotografías de portadas o primeras ediciones de cada historia. Claro que, en tal caso, seguramente el precio de venta no habría podido ser de 16,00 euros. En fin, Serafín. Ya digo que nada es perfecto, salvo Ava Gardner. Por lo demás, tanto el tamaño, como la reproducción de negro y línea, así como la rotulación me parecen magníficos.

El nuevo coloreado de La Grande Collection", en una página de Astérix gladiador


En resumen: un producto que le hace justicia a la serie y que ya iba siendo hora de conocer por estos lares, donde nunca pudimos disfrutar de esa edición decente que habría merecido uno de los personajes de cómic más famosos de todos los tiempos.

¡¡¡ASTERIXÓFILOS DEL MUNDO... A DISFRUTARLA!!!

78 comentarios :

  1. Restaurar la línea: una gran idea, indiscutiblemente.
    Colorear de nuevo y diferente: una tontería, por muy bonito y superior que resulte el nuevo color.
    Rotular de nuevo: otra tontería, incluso porque la rotulación original era de del mismo Uderzo y hecha a mano, no infográfica.
    En conclusión: es preferible una buena edición normal.
    ¿Que Uderzo aprobó el nuevo color y la nueva rotulación? ¿Y qué importa? Como lo ha comprobado definitivamente con su último álbum, Uderzo perdió la lucidez hace ya algunos años.

    ResponderEliminar
  2. La serie no está terminada en Francia todavía; van por el tomo 14, Asterix en Hispania. (más algunos de los últimos, sin Goscinny)

    Comparando con las ediciones anteriores, esta es ESPECTACULAR.

    ResponderEliminar
  3. Hombre, Manuel. Encantado de tenerle por aquí...

    ¿Un poco duro su comentario, no? O demasiado categórico (por decirlo más suavemente).

    Vamos a ver. Es evidente que, por más que yo me haya referido a los antecedentes franceses de la denominada La grande collection, mi crítica está orientada pensando, básicamente, en el público hispanohablante, que será quien acabará comprando (o no, ya veremos) la nueva edición de Salvat. En este sentido, no puedo compartir su idea de que la nueva rotulación sea una tontería: ¡no vea usted la que hemos tenido que sufrir por estos lares durante años...! De modo que se hacía necesario presentar una nueva versión de este clásico de la bande dessinée con una buena rotulación de texto y onomatopeyas (y es evidente que no podía ser la original, porque estaba en francés). Aunque también estoy seguro de que la antigua rotulación del propio Uderzo sin duda sería mucho más interesante (puesto que procedía del propio autor gráfico de la serie). Por cierto: este mismo argumento es el que me lleva a decir que si él ha aprobado el nuevo color, tampoco podemos decir gran cosa en contra, salvo manifestar nuestro desacuerdo porque no nos guste.

    Y tal es mi caso: reconozco que no me agrada porque, aborrezco esos nuevos coloreados infográficos que todo el mundo parece empeñado en dar para "modernizar" los clásicos de toda la vida. En este sentido, la experiencia más desagradable me ocurrió al ver esa horripilante versión de El Incal que apareció recoloreada hace unos pocos años. Era sencillamente espantosa!!
    Aún recuerdo el desagradable impacto que me causó el verla...

    En cuanto a la lucidez de Albert Uderzo, le confieso que no puedo opinar. Desde luego, en sus manos la serie ha conocido un auténtico y paulatino declive. Pero de ahí a decir lo otro... En fin, no sé.

    Quizá habría sido mucho mejor adoptar la solución de Hergé: no continuar el personaje y dejarlo en el álgido punto de creatividad (que no de éxito, pues éste no ha bajado) donde estaba al morir Goscinny. Pero claro, mientras que en el caso del reportero belga estamos hablando de un solo creador, en el del héroe galo se trataba de dos, y uno de ellos además fallecido demasiado pronto, dejando al compañero compuesto y con una disyuntiva peliaguda: abandonar el personaje y renunciar a todo lo que podía dar (dinero, fama, éxito, etc.), o seguir con él, aun a riesgo de hacerlo declinar lentamente.

    En fin, Serafín. Difícil decisión (ya digo).

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por la precisión, RM. Efectivamente la publicación de la serie no se ha terminado aún, pero falta poco para ello. Tomé el dato de un blog que daba noticia de la aparición de la colección en Francia --cuando esos plazos eran los que debían manejar--, pero se me pasó cotejar dicha información con una base datos algo más fiable (por ejemplo ésta, donde se ven bien las fechas de publicación de cada álbum).

    Gracias de nuevo (ya he hecho la pertinente corrección).

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Mis críticas son a la edición francesa. Naturalmente que la edición española tiene que ter una nueva rotulación

    ResponderEliminar
  6. A ver, yo soy de Astérix de toda la vida y la edición que hemos padecido en España desde el principio era sencillamente vergonzosa. Comparado con eso cualquier mejora es buena, pero es que, además, ésta me parece bastante buena.

    El color no me parece que "cante" a "photoshop" excesivamente (salvo algunos detalles).

    Por supuesto de la rotulación ya ni hablamos, que siempre hemos leído una de una máquina de escribir... anda que...

    Yo me haré la colección, por supuesto. El problema es que entre el Príncipe Valiente de Manuel Caldas (que espero que siga saliendo), el de Planeta y esto... me temo que casi se acabaron los cómics contemporáneos para mí.

    ResponderEliminar
  7. cuando leo "recoloreado infográfico" me vienen dos imágenes a la cabeza: una , The Sandman absolute en sus primeros capítulos, otra el desaguisado Planeta con Principe Valiente. En este 2º caso, a expensas, obviamente, de la vigilancia y las bendiciones de Foster (aunque sospecho que su cadáver se ha revuelto en la tumba) otra, por parte de uno de los coloristas originales y con la atenta mirada del demiurgo Gaiman. Ambas, tergiversando el Hecho Histórico de las ediciones originales.
    Desde este último punto, hay que empezar a ser rigurosos en eso que se llama restauración de cómic y que no lo es (parte de la falsificación, carece de metodología para poder diferenciar la mano real del artista de la del restaurador, etc etc) pero sí cabría definir como diseño de facsímil a partir de una investigación previa.
    Si un tebeo se creó en los cincuenta o en nos ochenta, la intervención infográfica debe ser acorde a este hecho histórico, lo contrario falsea el producto y su lugar en la historia. Por otro lado, no son temas matemáticos... vuelvo a Sandman: la obra fue concluida hace unos diez años, ergo, es muy reciente, y sus autores han querido volver a ella, ¿es una operación lícita? el coloreado nuevo ha buscado eliminar técnicas de los ochenta para unificar según el criterio infográfico que la propia saga muestra en números posteriores... digo, repito, es difícil dar "veredictos", pero ¿es pertinente tomar algo como Astérix (al menos en su etapa Goscinny")y rehacer el color con las bendiciones de Uderzo? A mí me irritan estas operaciones (que ya ha sufrido el Donald de Barks, por ejemplo) aunque la cercanía temporal de un Sandman nº 1 con fecha de 1989 y declaraciones explícitas de sus autores hablando de desencanto con los resultados en su día, pueden hacerme pensar una cosa, mientras que una elaboración mercadotécnica como recolorear Astérix pueden llevarme a otras conclusiones.
    Con todo, son temas a tratar con sumo cuidado.
    En principio, sin más, me gusta poco ver armaduras romanas con degradados dignos de la era digital. Seamos viscerales ;)
    Ah, no, no compré la edición, y ya no sé qué hacer... lo mejor será acudir a esa visceralidad, y también ver esa rotulación (porque lo de acá con la letra de Astérix es de delito histórico). la realidad es que nunca hemos leido Astérix en castellano como se debe (comparar ediciones y rotulaciones francesas con lo que se perpetró en Spain da penita), así que con sus peros, intuyo que leer esta nueva versión nos acerca más a lo que fue Astérix que leer un álbum de Molino o PIlote o...

    ResponderEliminar
  8. En cuanto al color...

    En armonía con los conocimientos probados por la física, EL COLOR ES UN ESPEJISMO DE LA MENTE HUMANA. Cuando los rayos que iluminan un objeto se disgregan, producen en los receptores de la retina un efecto que transmite a nuestro cerebro la sensación de que dicho objeto es de un color específico.
    Pues bien, la realidad es que el objeto absorbe ciertos rayos y refleja otros que no armonizan con su frecuencia de onda. Por ejemplo, una manzana roja absorbe toda la gama de los colores excepto el rojo que lo refleja como un espejo; los rayos que refleja son los que nos dan la sensación de que dicho fruto es de un cierto color. Los COLORES REALES que armonizan con la estructura de ese fruto son los que absorbe y no vemos. Por eso el color que vemos NO ES REAL, es solo una sensación...por eso podemos decir, con toda propiedad, que la vida tal y como la vemos es un espejismo. No es real.

    Por todo ello yo prefiero una edición en blanco y negro, sacada de los originales en tinta china (si puede ser)

    ResponderEliminar
  9. Eliot, cuéntaselo a Monet :D
    Venga, en serio, la física está muy bien pero el color de una obra es lo que es, y lo es, y su recuperación no es tema para echar claveles verbales al viento ;) En restauración de arte pictórico las cosas están claras y hay parámetros, convenidos en congresos multidisciplinares. En cómic es complejo, mucho porque (por ejemplo) son procesos muchas veces indicados, de naturaleza mecánica, y a veces esa naturaleza mecánica, por abaratar costes de producción, es defectuosa y no obedece a los deseos del autor...
    El tema es apasionante, es digno de trabajos académicos (¿los hay?) y van más allá de gustos personales.

    ResponderEliminar
  10. PEDRO CAMELLO dijo...

    "El problema es que entre el Príncipe Valiente de Manuel Caldas (que espero que siga saliendo), el de Planeta y esto... me temo que casi se acabaron los cómics contemporáneos para mí".

    --------------

    ¡Ay, querido amigo! Ese es, precisamente, el gran problema que tenemos muchos... Pese a no ser especialmente "asterixófilo" --como confieso en el texto de la entrada--, si el dinero no se me escapara a espuertas con otras compras --libros de trabajo, novedades, clásicos norteamericanos, libros de Caldas (por cierto, el portugués es una de las personas más temidas en mi casa, por razones obvias), etc.-- no tendría la menor duda y compraría esta nueva edición de Astérix. Y lo haría por la sencilla razón de que, pese a los dos defectos que le atribuyo, me parece que es la mejor que hemos disfrutado nunca en nuestro país.

    La verdad: es una lástima tener ya cierta edad, pues aunque nos quejamos con bastante frecuencia, nunca en España hemos tenido tan buenas ediciones como ahora... Snif, snif...

    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  11. Ya he dicho que a mí no me gusta el nuevo color, aunque haya gozado del visto bueno de Uderzo. Sí digo, por el contrario, que al tener el beneplácito del autor (de uno de los autores de la serie, vamos), este argumento me hace ser respetuoso con la decisión, por poco que me agrade.

    Pero OCTAVIO ha introducido en su largo e interesante comentario un elemento que sí podría ser tomado en consideración como límite para la "intervención" en el caso de Astérix: falta uno de los autores, luego no parece lícito que se modifique el color en aquellos álbumes de los que fue coautor. La verdad es que el criterio resulta interesante... No lo había pensado al redactar la entrada...

    Por cierto: estoy de acuerdo con lo de ser absolutamente "visceral" en el caso de las críticas al colro de las armaduras de los romanos: es, precisamente, uno de los detalles del nuevo coloreado de la serie que menos me gusta. Sí señor...

    Un abrazo, Octavio.

    ResponderEliminar
  12. al final hay que serlo, víscera, víscera!!!, porque si con todo lo escrito aqui al final: "...'sí pero'... ¡cómo me he reído releyendo y redescubriendo Astérix!".. entonces, Alberich, podemos dejar la teórica para las aulas y lo socnetarios firkis como estos que westoy escribiendo ;D: el dinero y el tiempo invertido YA nos ha compensado. La puñeta es que en diez años sacan una edición mejor y ala, a gastar :D
    Esa es otra: Edición definitiva... eso no existe, me temo.

    ResponderEliminar
  13. Hablando de una obra cuyas ediciones son controladas por su autor actual, ¿sería posible una noticia así: “Uderzo no aprueba el color de la nueva edición de Asterix”? No, no sería posible. Aun que Uderzo no apruebe el nuevo color, la noticia JAMÁS lo diría ni dirá.
    Por lo tanto, que el color sea o no aprobado por Uderzo es algo que para nada interesa al momento de valorar o no ese aspecto de la edición.

    ResponderEliminar
  14. Sinceramente, dudo mucho de que a Uderzo lo hayan atado a una silla y le hayan puesto una pistola en la cabeza para que apruebe el color.

    El hecho de que el autor plástico de la obra (sea cual sea su edad) apruebe el color es, para mí, definitivo.

    En cualquier caso, cualquier color será mejor que el que tenían "Astérix el galo", "Astérix en Hispania" o "Astérix en Córcega". Y no hablemos ya del trazo del entintado o del rotulado.

    ResponderEliminar
  15. De acuerdo Pedro, pero.. pero, "cualquier color será mejor" es una consideración personal, y estética. Mientras que "así se hizo en su día" es un factor que entraña aspectos históricos inherentes a la obra. "la hoz de oro" recibió un coloreado "pobre"; pero característico de su tiempo. Remodelar ese hecho (a eso me refiero con lo de hecho histórico) es intervenir como un deus ex machina sobre la obra más allá de opiniones estéticas, decidiendo "será mejor así", borrando toda posibilidad (si se pierde el objeto original... no es el caso, claro, estoy exagerando para eue se me entienda)de hacer un estudio no estético, sino histórico, de esa Hoz de Oro. Si solo sobrevive este trabajo, en el año 2.689 estudiarán Astérix a la luz equivocada de un coloreado infográfico que no se corresponde con el real de la obra.
    Por favor entended mi ejemplo como parábola, una exageración tonta para explicarme con un ejemplo... ¡ya sé que en 2689 viviremos en la gran Nave de Andercheran VI y nadie sabrá que es leer en NeoMatrix! ;)

    ResponderEliminar
  16. El color de la nueva edición de Astérix es, simplemente, maravilloso. Comparas las dos ediciones, la antigua y esta... y es que no hay color.

    Es un color limpio, nítido, que no manchurrea, que hace que el tebeo se vea como si acabara de ser dibujado y refuerza la maestría de Uderzo. Y no tiene "efectos fotoshop" molestos.

    ResponderEliminar
  17. MANUEL CALDAS dijo...

    "que el color sea o no aprobado por Uderzo es algo que para nada interesa al momento de valorar o no ese aspecto de la edición".

    --------------

    ¡¿?!

    Manuel: estoy realmente desconcertado, la verdad. O quizá es que no le he entendido bien…

    ResponderEliminar
  18. "Comparas las dos ediciones, la antigua y esta... y es que no hay color".

    ---------

    Y nunca mejor dicho, al parecer.

    En fin, no sé. Yo, desde luego, también he percibido esa limpidez que se aprecia en las nuevas páginas --y a la que contribuye (más decisivamente, si cabe, que el color el tamaño mayor de la página)--, pero he visto esos efectos y gradaciones que no me gustan nada (Octavio habló de las armaduras romanas y dijo bien). Por mi parte, y aunque haya puesto el ejemplo de El incal para criticar el tipo de coloración infográfica, evidentemente reconozco que no es éste el mismo caso, ni mucho menos. Ya digo que, pese a las cosas que no me han gustado (apenas un par), la edición es muy recomendable (y, desde luego, la más decente que hemos conocido por aquí nunca).

    En fin, no sé... Quizá tenga que darle otra oportunidad.

    ResponderEliminar
  19. Lo que quería decir (mi pobre español) es que no importa que lo haya aprobado Uderzo pues YA SE SABÍA DE ANTEMANO QUE, SÍ SE PUBLICABA EL NUEVO COLOR, ERA PORQUE UDERZO LO APROBABA. O sea: nunca existió la hipótesis de publicarse Astérix con un nuevo color sin aprobación de quien todo lo controla. Lo mismo que con Tintin: ninguna edición se hace sin la aprobación de Moulinsart. ¿E esto todo lo valora?

    ResponderEliminar
  20. Pues a mi me gusta. Por las páginas que arriba vemos me parece una estupenda edción, que sabe sacar lo positivo del material disponible. Cuando la compre podré dar mi opinión definitva. Pero no se porqué hemos de ser tan absolutamente puristas con el color y no con la línea. ¿Porqué se puede recuperar la linea y no mejorar el color? No lo entiendo, pues el propio Caldas reconoce que el resultado es mas bonito y mejor.
    REspecto del rotulado, creo que está claro que en español la decisión ha sido la correcta. Pero esto apoya mi argumentación. Si puedo cambiar el rotulado a mejor, ¿porqué no el color?.

    ResponderEliminar
  21. Si que estoy con Caldas en que Uderzo hace años (¿décadas?) que dejó de ser genial. Es duro decirlo, pues pocos dibujantes en Europa tienen su capacidad, pero es así.

    ResponderEliminar
  22. Hace más de 26 años que adquirí mi colección de Axterix. los compré en tomos unitários en la sección de librería de Pryca. Si esta edición es de grande como comentáis, de seguro muy a mi pesar, algún tomo caerá, y como me conozco al final caeran todos. Reafirmo lo dicho por otros comentaristas, la edición antigua tiene un pobre color...y el soporte, es decir el papel, tampoco acompaña mucho. Y por supuesto las muestras de planchas mostradas en nuevo color son formidables.

    Y yo tambien me sumo a los que comentan qué elección tomar con tanto buen cómic que está saliendo.
    Sí, aparte de PV- edición Uruguay, tambien recibo PV de Planeta y clásicos USA.
    Este més, aquí en España, quién se puede resistir a la compra de:
    .Lester Cocney integral 2
    .Theodore Poussin integral 2
    .Savarese tomo 1 de Domingo Mandrafina.

    ResponderEliminar
  23. .......tampoco te podrás resistir a la compra de "Tormenta sobre China" de Paul Gillon. Este viernes.

    ResponderEliminar
  24. RM, conste que yo estoy 'teorizando', no enjuicio esta edición porque no la pillé aún, y lo repito, estoy seguro de que en bruto, mejora lo que hubo... pero si nos fiamos d elo que os leo, degradados infográficos los hay (bueno, ya no lo sé, unos decís que sí, otros que no... ya lo veré con estos ojitos azules :D)
    Vamos, que solo estaba, desde mi posición de técnico restaurador de arte (Escuela de conservación y restauración de bienes culturales) diciendo como creo yo que deben hacerse las cosas ;)

    Y si entramos en recomendar cómics recientes, ah mi tema favorito... que nadie se olvide de "Un adiós especial"... sé que combinado con Poussin o Prince Valiente parece una flor de otro tiesto, pero este tebeo es fascinante, en serio...

    ResponderEliminar
  25. Me parece que la opinión de un técnico restaurador de arte nos viene al pelo. Pienso que las experiencias en otras artes que llevan muchos años trabajando en esta materia deben aprovecharse, y trasvasarse al cómic, con las debidas cautelas. La restauración requiere de personas con sensibilidad artística. Por otra parte, yo tampoco tengo el álbum, tampoco me gustan los degradados infográficos. Pero lo que nos muestra Alberich me agrada, y mucho.

    ResponderEliminar
  26. Uau, Emilio, gracias por la parte que me toca, pero...
    No, no es cuestión de "sensibilidad artística", de verdad: la restauración de arte es una TÉCNICA, así nos describimos los restauradores profesionales, ni artistas ni artesanos, somos técnicos, localizamos patologías y aplicamos la "cura" (conservación), y restituimos sin falsificar (restauración), y lo hacemos con unos criterios de restauración de arte que, ojo, son prácticamente imposibles de trasladar al mundo del cómic, porque son cosas diferentes. Si me preguntas cómo restaurar un original de Foster, en una intervención directa sobre el mismo, igual que se restaura un cuadro o una tabla gótica, no pensando en reproducirlo para su lectura sino como objeto artístico en sí mismo, ahí te cuento una misa entera (y te aburrirías un huevo, ojo) pero el cómic en realidad es mucho más que ese original. Piensa por ejemplo que a veces lo que leemos impreso parte de un original a lápiz en un tipo de papel, más el entintado sobre un acetato transparente, más un coloreado indexado o, hoy por hoy, dado a un escaneado y por tanto con un único registro intangible, dentro de un disco duro... aquello de 'El arte invisible' de McCloud es una realidad ;) pero no por las calles y las elipsis, sino porque en realidad en historieta no cabe (en ganeral) hablar de original, porque el término de la obra no está en una forma de arte-objeto, sino de reproducción industrial.

    ResponderEliminar
  27. ¿Aburrirme? No creo, todo lo contrario. Te defines como técnico, estoy de acuerdo, pero hace falta esa sensibilidad artística a la que me refería, y formacion artística. Estoy seguro que ante una obra de arte a restaurar no hay dos soluciones idénticas, no solo por la técnica a emplear, sino también por los resultados pereguidos.

    ResponderEliminar
  28. Creo que sobre técncas de restauración e comics no debe haber nada escrito, y todo lo que apuntas es muy interesante. ¿Otras experiencias? son aprovechables como filosofía de la intervención, no técnicamente.

    ResponderEliminar
  29. bueno, no es pura matemática, claro, hay una "horquilla" de actuación que al final degenera en un festín de tiburones profesional: es muy normal como restaurador mirar críticamente la restauración ajena, yo si estoy delante de un retablo restaurado miro con ojos restauradores, y a veces digo "madre qué desastre", y otras veo bien planteada la restauración... ¿sensibilidad o respeto de parámetros pre-consensuados? pues un poquito de lo primero y un 'muchito' de lo segundo.

    Francamente, sospecho que la restauración de cómics se acerca más a la que se practica en cine (sobre negativos y bovinas etc.), y básicamente pasa por crear un facsímil de un original, que luego se imprime. El problema es ¿cuál es el original MEJOR sobre el que trabajar en tu facsímil? es evidente que en el cómic, mundo de desastres macánicos y poco respeto desde la industria a la obra en sí misma, dilucidad cuál es el modelo base para recomponer tu "copia exacta" es parte fundamental y el mayor problema. Esto genera debates apasionantes, sin duda, pero entiéndeme: NO ES RESTAURAR, no como se restaura un cuadro, donde suceden (y así debe hacerse) intervenciones que os chocarán bastante: catas y testigos, rigattinos, trateggios, tintas neutras... son conceptos que no creo aplicables al cómic.

    ResponderEliminar
  30. ...y lo dejo, que lo de la restauración será muy bonito pero puedo tirarme semanas teorizando... además, ya que la Xunta de Galicia ha desintegrado al sector suprimiendo inversión patrimonial (salvo en arqueología), me declaro en huelga de "soy restaurador" hasta que no haya trabajo estable en el sector (que es como decir hasta que lluevan ranas)

    ResponderEliminar
  31. Yo lo veo así: que una obra se retoque por manos ajenas una vez desaparecido el autor es una herejía, casi un delito. Pero que sea el propio autor el que le de otro enfoque a su obra lo veo perfectamente legítimo, ¿cuando se puede dar por finalizada una obra de arte?, ¿acaso no podría haber retocado Velázquez sus Meninas unos años después de, supuestamente, darla por terminida?.

    El único propietario "moral" de una obra es su autor y por tanto está perfectamente legitimado para introducir cambios o mejoras en la misma en cualquier etapa de su vida en la que se encuentre, pues sigue siendo la misma persona aunque con otras vivencias. Máxime cuando, como ocurre en un arte basado en la reproducción como el cómic, la versión original ya ha sido publicada y siempre perdurará y convivirá con la nueva versión.

    Si yo fuera Uderzo no podría entender que un puñado de aficionados me dijeran que no puedo retocar mi trabajo. O que mi hija me dijese que no puedo decidir sobre él.

    ResponderEliminar
  32. ¡Menos mal! Estoy casi en todo con Pedro Camello. Es la mejor edición de Astérix. Como todo habrá a quien no le guste. Pero cuestionar, si quiera un poco, que el autor retoque su obra. O estamos muy antiguos o se nos va la mano con las valoraciones que hacemos.

    ResponderEliminar
  33. Mas que antiguos es desconfiados. Hemos visto todo tipo de barrabasadas

    ResponderEliminar
  34. insisto para que se me entienda, (auqneu no me entiendo como aludido en los últimos comentarios, también lo digo): que NO hablé de MI apreciación personal de esta nueva edición, no la he visto aún y por tres páginas que cazamos en la red no voy a opinar... sino sobre aspectos que he visto señalados por terceros en este hilo de conversación. Mi idea era arrojar luz desde mi humilde conocimiento de lo que es restaurar y aplicarlo a un medio diferente que el de mi disciplina (especialidad escultura, de hecho)
    Y no es lo mismo criticar la edición a ponerla por debajo de la antigua, que sí conozco y era un desaguisado aunque solo fuera por sustituir la rotulación manual, muchas veces, por letra de imprenta: solo por esa mejora y apuesto (y también esto es un a priori que carece por tanto de valor) que la nueva merece la pena

    ResponderEliminar
  35. JUAN, el dibujo de Savarese es maravilloso. Estuve ojeando el otro día la reciente edición y quedé encantado. Así es que ya he encargado un ejemplar...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  36. Savarese le da mil vueltas a 100 balas. En todo.

    ResponderEliminar
  37. Acabo de comprar los cuatro tomos de Astérix y aún no he tenido tiempo de comprobar con la edición francesa, pero me da que los colores están un poquito más subidos.

    De todas formas un must.

    ResponderEliminar
  38. Savarese, otra obra de Wood para mi desconocida.

    ResponderEliminar
  39. Rafa, ¿que traducción trae?, me refiero a los nombres, o los bautiza de nuevo.

    ResponderEliminar
  40. Es la traducción original de Victor Mora, con rotulado nuevo, menos mal. Los personajes tienen sus nombres de siempre (no Abrazopartidix y otros horrores)


    La diferencia de color con la francesa, una vez comprobados los tomos, es inapreciable.


    Ideal para regalarselo uno mismo esta navidad.

    ResponderEliminar
  41. No puedo comparar, RM, puesto que apenas he leído 100 balas (algún episodio suelto...). Pero sí sé que, a nivel de dibujo, Risso difícilmente puede superar a Cacho Mandrafina (¡¡maravilloso artista!!). En cuanto a Wood... ¿Hace falta recordar Dago, o Nippur de Lagash...?

    Por cierto: ¿dónde demonios vas a echar los tomos franceses, ahora que tienes los españoles...?

    ResponderEliminar
  42. Los donaré a la biblioteca del colegio.

    ResponderEliminar
  43. Una buena solución, sí señor...

    Yo la utilizo, con cierta frecuencia, en el caso de los libros. Pero soy demasiado acumulador, me temo, y me cuesta mucho desprenderme de ellos...

    Y lo cierto es que el espacio en casa hace ya mucho tiempo que escasea (¿qué digo "escasea"? falta) peligrosamente.

    En fin, Serafín...

    ResponderEliminar
  44. Hola Alberich. Me alegro que te guste Savarese. Domingo Mandrafina es un gran comunicador visual, me encanta "leer sus viñetas". Una vez que te introduces en un capitulo, no puedes dejarlo hasta haberlo terminado, es genial.
    Espero que la edición actual venda lo suficiente para poder continuar hasta el final. Son 14 o 15 tomos en total. (ha sido todo un detalle editarlo en el mismo formato que Planeta edito Spaghetti Bros)
    A mi librero ya le he encargado el tomo integral de "Bruce J. Hawker" de William Vance. Consta de 7 álbumes con 328pag. La tirada es corta y este integral se va a vender y no me quiero quedar sin el.

    ResponderEliminar
  45. Yo no se como lo haceis. No puedo seguir el ritmo de lo que va saliendo, ni por liquidez ni por espacio (que viene aser lo mismo). PV, Asterix, llegué a mi tope. Lo peor es que llevba años esperando estas ediciones y ahora salen juntas. Odio a esos miserables roedores, que diría Jinks, el gato resalao.

    ResponderEliminar
  46. Por cierto, el tamaño de l anueva edición de Asterix viene a ser el tamaño de Caldas. Teniendo en cuenta que Asterix tiene menos de talle, pues ... todo un lujo.

    ResponderEliminar
  47. Antiguos no. Estamos rancios. O poseidos por la nostalgia. He tenido un escolfrio al ver que casi nos liamos con el tema del color de Astérix. Y mira que admiro al Sr. Caldas pero en esto no creo que tenga razón. Claro que para gustos... Estamos ante una edición memorable.
    Un amigo me dice a menudo que no analizamos los cómics, les hacemos la autopsia.

    ResponderEliminar
  48. ¿Somos "autopsiópatas" tebeísticos? Quizá sí, la verdad... ¿Pero qué le vamos a hacer...?

    Un saludo, lobo malvado (nos vemos en el Ragnarök y aquí, en el Nibelheim, por supuesto).

    ResponderEliminar
  49. Autopsiópata tebeístico. Me gusta, me gusta. No me gusta lo que implica pero me gusta el término.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  50. Para la colección de Asterix, necesitaremos 51 cm de estanteria (34 nos x 1.5 cm). Y para la de PV 74 cm (74 nos x 1 cm).
    Con el nº14 (1950) de PV/Planeta ya hemos igualado a la de Caldas y la de planeta ya ocupa el doble que la de Manuel C. Ya podemos ir haciendo sitio !!.
    El tema de los cuadritos de los tomos PV 11 (1947) y 12 (1948), ¿Como quedó?, ¿Fué fallo de impresión?, ¿de Planeta o de Bocola?
    Saludos

    ResponderEliminar
  51. Emilio Aurelio dijo...PV, Asterix,
    llevba años esperando estas ediciones y ahora salen juntas.

    ----000----

    Yo también, y las de McCoy y Manos Kelly. ¿Sabe alguien si NORMA tiene intención de reeditarlas o alguna otra editorial? ¿Quien tiene ahora los derechos?

    Un saludo

    ResponderEliminar
  52. No me interesan las colecciones completas, prefiero seleccionar lo mejor, por espacio y por economía, no hay que caer en la trampa de las editoriales, con el truco de los lomos con imágenes. Asterix sin Goscinny no me interesa, lo mismo me sucede con Val sin Foster ¿que se queda la imagen de los lomos incompleta? que se quede.

    ResponderEliminar
  53. He buscado por la web a Savarese, y creo queva a ser mi próxima compra. Tiene muy buena pinta, y Wood es una carencia en mi biblioteca.

    ResponderEliminar
  54. Trampa o no trampa, lo cierto es que tenemos dos ejemplos de dibujo en los lomos. Uno muy, muy, muy mal hecho (Pv) y otro muy, muy, muy bien hecho (Astérix). Yo prefiero que no tengan dibujos en el lomo pero hay que reconocer que el de Astérix está bien resuelto. Sobre todo porque es un lomo plano y no curvo, es una encuadernación decente y no una de quiosco. Ay, si ese PV de PdA se pareciera a este Astérix (me refiero a la presentación de los libros).

    ResponderEliminar
  55. Hola, ANÓNIMO del día 23 a las 21:39 horas.

    Muchas gracias por las cifras que nos das, aunque te confieso que personalmente hubiera preferido no saber lo que se nos viene encima (ya sabes, por aquello del "ojos que no ven...").

    En cuanto al tema de los "cuadritos", la verdad es que no he vuelto a acordarme de él. Pero revisando los comentarios que se colgaron en su momento, compruebo que César aseguraba que en el siguiente tomo (el nº 13) ya no aparecían.

    Yo, por mi parte, no le comuniqué nada a Planeta, considerando que era algo puntual.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  56. Hola, ANÓNIMO del día 23 a las 22:53 horas.

    Hablas de Mac Coy y de Manos Kelly, y preguntas si Norma piensa publicar estas series de Antonio. Dirige tu mirada, más bien, hacia la nueva Glénat, pues es probable que Joan Navarro termine sacando algo de mi admirado maestro madrileño. Eso es, al menos, lo que dijo en su blog hace ya un tiempo.

    Así es que mantengamos la esperanza...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  57. EMILIO el trabajo de Mandrafina en Savarese es interesantísimo. En cuanto al guión, el nombre de Wood --gran escritor-- ya es, de por sí, una garantía de calidad literaria. En este caso, y aunque no conozco la serie en detalle, ha construido una auténtica saga con un protagonista --antihéroe y perdedor-- y un plantel de secundarios que enriquecen la historia considerablemente.

    Lo malo (como ha señalado el amigo JUAN en un comentario anterior) es que, si todo va bien, al final nos encontraremos con unos cuantos álbumes (con lo que esto supone de necesidad de espacio). Es lo malo de seguir a un autor tan prolijo y fecundo como Wood (y mira, si no, los casos de Dago o de Nippur de Lagash).

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  58. A mí, el tema de los dibujos decorativos en el lomo, ni fú ni fa. Vamos, que me da igual.

    ResponderEliminar
  59. Pero Alberich ya que ponen los dibujos en el lomo que estén bien pensados ¿no? Estos de Astérix quedan muy bien. Ahora que si continúa en el futuro, como parece que va a continuar, pues ya la hemos fastidiado.

    Y, sí, ni fú ni fa. Pero mira los de PV de PdA. Ni fú ni fa pero rechinar de dientes.

    ResponderEliminar
  60. Esta tarde he comprado en FNAC el tomo de Asterix La Hoz de Oro, perteneciente a la nueva edición de La Gran Colección. FABULOSO. Tanto por el color, como la nitidez de línea, la claridad y el nuevo brillo que adquieren las planchas. El encanto es arrebatador.
    He estado ojeando los restantes tomos, y son todos autenticas maravillas...Os aconsejo que por lo menos los veais, ya vereis.
    Ni que decir tiene que cuando he llegado a casa, he cotejado, este album con el antiguo en mi poder, y bueno...dan ganas de tirar los antiguos.
    Actualmente llevo tres series de cómics restaurados:
    Príncipe Valiente en byn de Caldas.
    Príncipe Valiente en color de Bocola.
    El Nuevo y Genuino Trueno Color.

    Y a partir de ahora: Axterix La Gran Colección.

    ResponderEliminar
  61. Veo que estáis todos satisfechísimos con esta nueva edición. No, si al final me haréis picar, ya veréis...

    Bueno, en el fondo ya lo decía un poco en el texto de la entrada... Y es que me conozco.

    ResponderEliminar
  62. Compratelos, Alberich!!!
    Yo ya me he comprado los dos primeros y son lo "nunca visto" aqui en españa.
    Nada más comprarlos y compararlos con la vieja colección, Molino-Bruguera-Dargaud/Grijalbo, se ven las diferencias abismales, sobretodo con los de Bruguera de la etapa más tardía. Diferencias ya muchas veces comentadas.
    Los que tengan nostalgia de las antiguas portadas, pueden fotocopiarlas, como yo he hecho antes de donarlos a la biblioteca, y ponerlas por orden en esos dosiers con sobres transparentes y tapas.
    Saludos y buena suerte !Por Tutatis!

    ResponderEliminar
  63. Querido ANÓNIMO de las 20:16; queridos amigos visitantes todos:

    Confieso (mea culpa) que he picado (y me lo temía): ya compré Astérix y los godos (que, tal como habéis visto en una entrada posterior, es un álbum que me gusta bastante). Y es muy probable que compre alguno más. Todos no sé, la verdad, pues hay por aquí una pequeña y malhumorada nibelunga que no ve con buenos ojos que ande repitiendo con tebeos que ya tenemos en la biblioteca del Nibelheim...

    Reconozco --como hice en la entrada y, sobre todo, en los comentarios--, que se trata de una magnífica edición. Pero en el tema del color me reafirmo: no me gusta (o, mejor dicho: no me gusta demasiado). Muchos efectitos y gradaciones que, a mi entender, no le sientan bien al dibujo, ni contribuyen a recuperar lo que debería ser la edición de un tebeo realizado en los años 50-60.

    Pero vamos, que aparte de eso insisto en que es una muy buena edición, ciertamente.

    ¡¡Bien por Salvat y enhorabuena a los más asterixófilos de entre vosotros (pues estaréis disfrutando como enanos... nibelungos)!!

    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  64. This is good site to spent time on. allergy Read a useful article about tramadol tramadol

    ResponderEliminar
  65. ¿Por qué a partir del combate de los jefes no hay extras además que vienen con defectos en la encudernación de las guardas? ¿es así en la edición francesa también? yo lo dudo..

    Enhorabuena por el artículo.

    ResponderEliminar
  66. Claramente es un error. He escrito a la editorial sobre el problema pero aún no ha tenido a bien contestarme. Informaré.

    ResponderEliminar
  67. Yo ya escribí pero no contestan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es muuuuy de Salvat y, desgraciadamente muuuuy de las editoriales españolas. Ojo, aveces contestan y contestan de aquella manera, que casi es mejor que no contesten. Creía que detrás de esta edición estaba Bruño mas que Salvat y que esta gente era más seria pero no, comportamiento Salvat cien por cien.

      Eliminar
  68. Espero respuesta de la editorial en septiembre, amigos, están de vacaciones ahora.

    ResponderEliminar
  69. Salvat me ha contestado que esto ellos no lo publican que se encarga Bruño y Bruño no contesta aparte que no tienen ningún email de contacto. Yo la he comprado igual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería interesante saber si la edición francesa tampoco lleva extras a partir del COMBATE DE LOS JEFES los extras.
      ¿Alguien tiene la edición francesa y nos puede informar?
      ¿A que defectos te refieres Orlik con eso de las guardas?

      Saludos.

      Eliminar
    2. http://elforodelabd.forogratis.es/asterix-la-grande-collection-t421-90.html

      Eliminar
    3. El "error" de la edición es igual en Francia, veremos con los nuevos títulos. Pero raro es raro y queda mal.

      Eliminar
  70. son una gozada a pesar de lo de las guardas y el haber suprimido extras por la face, pero una gozada

    ResponderEliminar
  71. No he sido mucho de Asterix, a pesar de eso, tengo 19 tomos (12 primeros de una edición horrorosa con páginas dobles en catalán e inglés, y 7 sueltos). Ahora sale el coleccionable de Salvat que tiene toda la pinta de estar sacado de la Gran Colección "olvidada". Me he comprado las dos primeras entregas y por 10€ creo que no se puede pedir mas. Creo que me voy a hacer la colección, algún consejo?

    ResponderEliminar
  72. Que tengas suerte y no la cancelen, como parece que hicieron con "La gran colección"...

    ResponderEliminar