jueves, 13 de septiembre de 2012

EL "CAPITÁN TRUENO" FÍLMICO LLEGA A FRANCIA



NUESTRO Capitán Trueno —del que, por una feliz casualidad, hemos estado hablando en este Nibelheim hace bien poco—, va a desembarcar próximamente en suelo galo, como consecuencia del lanzamiento, el 18 de octubre y en dvd, de la discutida y discutible película El Capitán Trueno y el Santo Grial, que dirigiera Alejandro Martínez el pasado año 2011. Prince Killian et le trésor des Templiers se titula el engendro en su versión francesa y ha dado lugar a diferentes reseñas en medios especializados, donde se destaca la trascendencia que esta creación tebeística ha tenido para la cultura popular española. En ActuaBD, por ejemplo, llegan a compararla, incluso, con personajes como Astérix o Tintín y le han dedicado un amplio artículo (muy documentado) cuya traducción creo que puede ser interesante para aquellos que no dominen la lengua de Molière y quieran estar informados. Así es que allá va el texto (los demás pueden leerlo aquí, en su versión original):


La gesta del Capitán Trueno


Didier Pasamonik

El lanzamiento en Francia del DVD
Prince Killian (Condor Entertainment, el 18 de octubre de 2012), título inglés de las aventuras de El Capitán Trueno, viene a recordarnos la importancia de este personaje que es, para España, el equivalente de nuestro Astérix o de nuestro Tintín.

Creado el 14 de mayo de 1956 por el guionista
Víctor Mora (nacido en 1931, en Barcelona, bajo el pseudónimo de Víctor Alcázar), y el dibujante Ambrós (Miguel Ambrosio Zaragoza, 1913-1992) para la colección Dan, una serie de fascículos populares publicados por Ediciones Bruguera, las aventuras de El Capitán Trueno comienzan en el año de gracia de 1191, durante la III Cruzada. Trueno es un cruzado al servicio de Ricardo "Corazón de León", camino de Tierra Santa.

Muy inspirado, sobre todo gráficamente, por Prince Valiant de Harold Foster, la serie propone un clásico trío de protagonistas constituido por el héroe sin miedo ni tacha (Trueno), por el forzudo simpático (Goliath) y el chiquillo intrépido y espabilado (Crispín). A su lado, el mago Morgano, mezcla de Merlín el Mago y de Leonardo Da Vinci y, sobre todo, la hermosa Sigrid, reina de Thule, que subraya el homenaje de los autores a la tira de Foster.

La serie despertó enseguida el interés de los lectores, hasta el punto de que Bruguera decidió publicarla el mismo año que en su revista insignia, Pulgarcito, en aventuras independientes paralelas.


Desde 1958, Capitán Trueno se convirtió en un fenómeno, obligando a Bruguera a reeditar sus primeros fascículos. Las ventas acumuladas de los fondos sobrepasaron el millón de ejemplares mientras que cada novedad alcanzaba regularmente la increíble cifra de 350.000 ejemplares por semana. La serie fue ilustrada por muchos dibujantes, entre los cuales podrían mencionarse Jesús Blasco, Luis Bermejo y J. Redondo.



En términos de notoriedad, se puede comparar Capitán Trueno con nuestro Tintín y si, en cierta medida, el reportero con tupé protegió a Hergé de las consecuencias de la depuración tras el final de la II Guerra Mundial, nuestro intrépido cruzado español salvó igualmente al guionista Víctor Mora.


Durante la guerra civil que desgarró a España en los años treinta y que condujo a la terrible dictadura del General Franco, el padre de Víctor Mora, Vincens Mora, tomó el camino del exilio con su familia, pero no sin antes haber estado internado en un campo de refugiados en Bram (Agde). La educación del joven Víctor se inició en Limoges, hasta el fatal día de 1941 en que su padre murió, precipitando su retorno a España.


Se comprende que, en estas condiciones, sus simpatías no estuvieran con el franquismo. Junto a su producción historietística realizó actividades clandestinas antigubernamentales, hasta el punto de que fue arrestado y detenido, él y su compañera, por la temible policía franquista, como sospechoso —si uno cree el acta de detención— de ser "comunista y francmasón". Pero cuando la policía política supo que había detenido al creador del famoso Capitán Trueno le liberó inmediatamente...


Traducidas al alemán, al italiano, al portugués, al griego y al neerlandés, las aventuras de El Capitán Trueno también lo fueron al francés en Amigo, en 1964 (38 fascículos editados por la Société Française de Presse Illustrée, SFPI), bajo el título de Capitaine Tonnerre [Capitán Trueno]. [Apareció también] en la revista Tornade en 1968, por el mismo editor, bajo la etiqueta Ivanhoé de las ediciones Aventures et Voyages en 1970; bajo el nombre de Yann Cyclone, de nuevo bajo la cabecera Amigo en 1980; después bajo la forma de nuevos álbumes publicados por las ediciones Vaisseau d'Argent [Barco de plata], con un álbum en formato franco-belga, en un grafismo realista, pero ilustrado por el dibujante americano John M. Burns, bajo el título de Trueno, el paladín: la bruja de Anubis.



Por otro lado, es sabido que Víctor Mora hizo una brillante carrera en Francia, especialmente con las series de ciencia ficción
Dany Futuro (con Carlos Giménez), el western Sunday (con Víctor de la Fuente), Los ángeles de acero (con Víctor de la Fuente), Las crónicas del sinnombre (con Luis García), Los inoxidables (con Antonio Parras), Taranis (con Carlos Marcello), sin contar las aventuras de la tenebrosa Felina, escritas para Annie Goetzinger...

Esta película, adaptada de sus aventuras, no se estrenó en salas francesas. Está realizada por
Antonio Hernández (director de Los Borgia) y el papel titular está encarnado por Sergio Peris Mencheta.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada