viernes, 19 de septiembre de 2014

MOMENTOS PUBLICITARIOS (AGAIN): NUEVO LIBRO TEÓRICO SOBRE LA HISTORIETA



LA editorial Nowtilus me envía amablemente un dossier de prensa e información sobre un libro teórico de historieta que acaba de publicar, y cuyo lanzamiento estaba previsto precisamente para este mes de septiembre. La presentación, de hecho, se realizó ayer, día 18, en la librería madrileña especializada Generación X. Su autor es Gerardo Vilches, habitual colaborador del sitio web Entrecómics (que todos ustedes seguro ya conocerán) y yo tengo el gusto de anunciarlo aquí, aunque sea con un poquito de retraso.

Abajo tienen, desglosado en modo imagen, todo el contenido de dicho dossier, para que puedan conocer mejor el contenido y objetivos de la obra, cuyo tema —por lo poco que he podido leer— parece abordarse de modo ameno y sintético, aunque no exento de rigor metodológico y teórico. Quienes conozcan los artículos que Vilches publica en Entrecómics ya saben que esto es así.

Como siempre, pulse sobre las imágenes si desea verlas ampliadas y quiere leer mejor los textos.










miércoles, 17 de septiembre de 2014

MOMENTOS PUBLICITARIOS: "ASOCIACIÓN CULTURAL TEBEOSFERA"



DEDIQUEMOS un instante a la sana promoción de una labor encomiable y callada —la de la "Asociación Cultural Tebeosfera"— que está dando como resultado magníficos libros aparecidos en los últimos años. Primero fue el Gran Catálogo de la Historieta y ahora un estudio monográfico sobre las viejas revistas españolas de tebeos. Un libro que ningún buen aficionado debería dejar pasar. Una obra referencial de análisis y consulta, llena de datos y que hace un recorrido por las publicaciones más significativas de nuestro país en la época dorada de las revistas infantiles tebeísticas. Y para darle publicidad he aquí el simpático montaje que los amigos de Tebeosfera llevaron a cabo al final de este verano:



Y si de verdad desean ayudar a que el proyecto de Tebeosfera siga adelante no duden en asociarse al mismo. Por sólo 40,00 eurillos al año de cuota —¡¡3,33 € mensuales!!— tendrán el honor de ser "tebeosféridos" y contribuirán de manera decisiva a la continuidad de tan imprescindible empresa. Además, por si esto fuera poco, obtendrán gratuitamente las publicaciones que sus miembros vayan realizando cada año. Si se paran a pensarlo, sólo por este motivo —dejemos a un lado razones de tipo más solidario—, ya merece la pena hacerse socio de Tebeosfera. ¿A qué están esperando...?

lunes, 15 de septiembre de 2014

REFLEXIONES CINÉFILAS ESPACIALES: A PROPÓSITO DE "ALIEN" Y "PROMETHEUS"




El otro día tuve ocasión de ver, por vez primera —y les aseguro que única— la llamada "precuela" de Alien y debo confesar que me quedé anonadado ante la bajísima calidad de la película. Unas interpretaciones pésimas (¡ya es difícil que la guapísima Charlize Theron resulte antipática, y aquí es lo que ocurre!!); un guión sin pies ni cabeza, que no logra explicar bien qué está ocurriendo, unas situaciones ridículas que apenas se sostienen desde el punto de vista narrativo; unos personajes con los que no llegas a empatizar en ningún momento, sin desarrollo dramático, carentes por completo de personalidad y carácter; un robot —¡qué originales los guionistas, por cierto!— que resulta menos creíble que la salida de España de la crisis económica; unos "creadores" de la humanidad más tontos que hechos de encargo; unas criaturas alienígenas menos intranquilizadoras que una bandeja de calamares fritos (hay que ver el poco miedo que dan ambas criaturas: la pequeñita y la grande); unas situaciones argumentales ridículas e increíbles (por más que estemos hablando de ciencia ficción: ¡anda que esa auto-operación quirúrgica...!); unos efectos especiales que, frente a lo que pudiéramos suponer —Prometheus está realizada en plena época de la tecnología digital— parecen sacados del cine gore más setentero... En fin, para qué seguir: decepción absoluta y total... Un ejemplo más del lamentable estado de postración en que se halla el cine de nuestros días... Pasemos página y a otra cosa, mariposa.

jueves, 11 de septiembre de 2014

RECORDANDO A DINO BATTAGLIA EN EL ANIVERSARIO DE SU NACIMIENTO



BUENO, pues ya estamos de nuevo aquí... ¡¡Por Wotan (que es como decir: "por mi enemigo")!! ¡Cuánto tiempo ha pasado desde la última vez... Diversas razones de índole técnico y ajenas por completo a mi voluntad han imposibilitado, durante más tiempo del que yo hubiera querido, el poder conectarme a Internet. Este contratiempo se vino a sumar, además, a los días de asueto que incluso un nibelungo como yo se ha tomado para descansar algo. Lo cierto es que, por una causa o por otra, los días han ido cayendo inexorablemente del calendario, pero no quería dejar pasar más el tiempo sin recordar a quienes me leen que el pasado 1 de agosto de 2014 se celebró el nonagésimo primer aniversario del nacimiento en Venecia del dibujante e ilustrador Dino Battaglia, artista por quien como ya saben ustedes, sentimos especial predilección en este Nibelheim. Aunque la verdad, han pasado ya tantos días desde el citado aniversario que éste ha terminado convirtiéndose más en una excusa para homenajear a Battaglia que en la razón última.



Mientras ultimamos una próxima entrada en su honor, que venimos preparando desde hace tiempo, vamos a homenajearle de la manera que nos parece más a propósito en un blog dedicado fundamentalmente a la historieta: es decir, mostrando una buena selección de imágenes de algunas de sus obras. Las he ordenado según la antigüedad de los trabajos (de más antiguos a más recientes) (1), al objeto de que pueda observarse la evolución experimentada en su estilo y el diverso modo en que enfocó sus historias (a nivel gráfico, de planificación, etc.). He procurado que pertenecieran a obras menos conocidas que aquellas otras de las que suele hablarse habitualmente (por ejemplo, sus adaptaciones de Poe y Maupassant, su Vida de San Francisco, su Gargantúa y Pantagruel, etc.) y luego, además, que no se repitieran con otras que haya podido publicar antes en alguna de las distintas entradas que hemos venido dedicando al artista italiano desde que pusimos en marcha este blog, pero no sé si lo habré conseguido en todos los casos, pues no siempre están disponibles con calidad suficiente las imágenes que uno querría utilizar. Confío en que les guste. En todo caso, no es más que una excusa para homenajear a este gran artista, del que acaba de celebrarse su aniversario de nacimiento. ¡Ah, y una cosa más! Para ver más imágenes pueden visitar, en este mismo Nibelheim, la entrada que dedicamos a Battaglia en el vigésimo octavo aniversario de su fallecimiento.

1) L'isola del tesoro (¿final de los años 40?). Portada y primera plancha de esta adaptación del clásico stevensiano, que Battaglia ilustró siguiendo la vieja técnica de las didascalias. El texto era de Bonelli padre y fue publicada en el año 1954 por la Editorial Audace, dentro de su colección Capolavori y como suplemento al nº 42 de la colección de Tex. Ya tuvimos ocasión de analizar en detalle esta obra que, en nuestra opinión, pertenece a la etapa más temprana de Battaglia como dibujante e ilustrador. Y seguimos esperando a que alguien, con mayor autoridad y conocimientos que nosotros, nos ilustre diciéndontos si la hipótesis que propusimos en su momento sobre la cronología de esta obra es válida.




2) Pecos Bill (1951-1955). Famosa y venerada serie del Oeste que un joven Battaglia realizó al comienzo de su carrera, alternándose con otros dibujantes y siguiendo guiones de Guido Martina. En Italia se ha reeditado en distintas ocasiones. El original (remontado) que pongo como ejemplo pertenece a la historia titulada Il deserto dipinto, que apareció publicada por vez primera en el "Albi della Prateria" nº 5 (1954), siendo reeditada luego (ya remontada) en el álbum del mismo título, dentro de la colección "Albi di Pecos Bill", nº 103 (1962):



3) El Kid (1955-1956). Dos planchas de esta primeriza obra battagliana, que se publicó en Edizioni Audace con textos de Gian Luigi Bonelli. La influencia de los dibujantes de prensa norteamericanos —especialmente de Milton Caniff (cuestión sobre la que profundizaremos en ese artículo que, como he dicho antes, estoy preparando sobre Battaglia)—, así como el uso predominante del pincel para crear fuertes contrastes de clarooscuro —lo que los italianos denominan estilo a macchia (o a mancha)— aún sigue predominando en esta etapa de la carrera del dibujante veneciano.




4) I Bersaglieri di Crimea (1956-1957). Empezó a publicarse por entregas en la revista Il Vittorioso, a partir de su número 52 (1956), aunque la página pertenece a un episodio aparecido en el nº 1 de dicha revista (1957). Una cabecera para la que, por cierto, Battaglia trabajó poco tiempo. Según el testimonio tácito del propio autor (2) y el mucho más expreso de su mujer Laura (2), al parecer el estilo y el modo de entender la historieta que tenía Battaglia no sintonizaban con el de los responsables de la publicación, y esto hizo que el artista veneciano se sintiera insatisfecho de su trabajo y abandonara pronto sus colaboraciones en ella. El guión es de Renata Gelardini y en él se narran, con ese aire didáctico tan propio de esta revista perteneciente a la Iglesia Católica, un episodio relacionado con el cuerpo de los Bersaglieri, unidad de infantería fundada bajo la inspiración del general italiano Alessandro La Marmora, gran figura del Risorgimento italiano, y con el que combatió en la Guerra de Crimea, donde el militar perdió la vida.



5) Il corsaro del Mediterraneo (1958). Uno de los trabajos más célebres del primer Battaglia. Otra obra muy académica de las que satisfacían poco a nuestro artista. Fue publicada por entregas en Il Vittorioso, entre los números 27-41 del año 1958. Por fortuna, servidor puede vanagloriarse de poseer una de las planchas de esta obra (en concreto la número 21), que Battaglia dibujó a un tamaño bastante grande y alejado, por completo, del mucho más reducido (casi DIN A4) que habría de utilizar posteriormente, cuando ya desarrolló el personal estilo por el que todos le conocemos y admiramos.



6) Capitán Caribe (1959-1960). Tres bonitas planchas del episodio El capitán maldito, perteneciente a esta serie que Battaglia realizó para la Argentina, concretamente para la Editorial Abril de Cesare Civita. No hay unanimidad respecto de quien fue el guionista, en qué año se publicó y dónde. Algunos autores afirman que el guión fue escrito por Alberto Ongaro y que fue publicada en 1949 en la revista Salgari. Otros, por el contrario, aseguran que el autor habría sido Oesterheld y que la historia se publicó en la revista Misterix, entre los años 59 y 60. Para congraciar ambos datos sólo se me ocurre una explicación: que el trabajo fue publicado primero en Salgari y reeditado luego en Misterix. Pero es sólo una hipótesis que intentaré verificar si tengo ocasión.





7) Historieta publicitaria para promocionar los wafers de chocolate Record Saiwa. Aunque la imagen se ve bastante mal, yo diría que estilísticamente el trabajo puede situarse en la misma época que la historia de Il piccolo re, datándose, por tanto, entre finales de los años 50 y principios de los 60. Es un ejemplo palpable de que lo puramente comercial no ha de estar reñido, necesariamente, con lo artístico. Si nuestros visitantes recuerdan, ya tuvimos ocasión de ver en este mismo Nibelheim cómo de los cómics publicitarios norteamericanos (o Advertising strips) los buenos autores también podían sacar magnificos trabajos historietísticos. En aquella ocasión hablábamos de Milton Caniff y Noel Sickles.



8) Il piccolo re (1961). Una edición muy regular (y en bitono) de este bonito y conocido trabajo de Battaglia, que entre nosotros fue publicado por Gaceta Junior (de cuyo número 1 procede la página siguiente). La edición original italiana, en color, apareció en los nn. 11-21 y 23-38 de Il Corriere dei Piccoli. El guión corrió a cargo de Mario Faustinelli. Aquí pudimos leerla a partir del nº 1 de Gaceta Junior.




9) Donald Dixon, il mastino del cielo (1962). Historia de carácter bélico publicada por entregas en Il Vittorioso. En ella Battaglia pudo dar rienda suelta a su talento para abordar ambientacions de tipo militar, con esas viñetas tan ambientales y bien documentadas que solía dibujar.



10) Topo Gigio e lo struzzo (1962). Episodio que apareció publicado entre los números 5 y 8 del Corriere dei Piccoli, en el año 1962. El personaje, popularísimo en Italia, fue creado para la televisión y apareció, por vez primera, en el año 1959, dentro de un programa titulado Alta Fedeltà. A principios de los 60, como marioneta animada, se convirtió en el presentador de un espacio de promoción publicitaria titulado Carosello y también pasó a ser personaje de historieta de la mano de Battaglia, que empezaría a dibujarlo en 1961 para el Corriere. En sus páginas se advierte que el dibujante italiano no se encontraba demasiado a gusto con este animal antropomorfizado y su mundo, pero ello no fue óbice para que desarrollara un trabajo delicioso claramente orientado a los más pequeños, donde brilla la soltura, elegancia y maestría del dibujante veneciano. Al final pongo una imagen de la cubierta para la reedición que Lo Scarabeo hizo recientemente de esta serie.





11) La freccia nera (1963). Amplia adaptación de la novela de Walter Scott que Battaglia dibujó siguiendo un guión de Danilo Forina. Apareció publicada por entregas entre los números 32 y 51 del Corriere dei Piccoli. El arte de Battaglia dio aquí y en otros trabajos como Ivanhoe un paso adelante, adoptando estilemas y soluciones gráficas cada vez más innovadoras que iban acercándole a lo que luego le haría famoso. Las imágenes que les propongo proceden de la defectuosa edición española realizada por Editorial Valenciana, en un volumen que incluía esta historia de Battaglia y un relato titulado Lucrecia Borgia, dibujado por Sergio Toppi.



12) I Cinque della Selena (1965). Original de esta historia de ciencia ficción (género poco frecuentado por Battaglia) que apareció publicada por capítulos entre los números 47-52 la revista Corriere dei Piccoli. Un género, el de la ciencia ficción, que Battaglia no frecuentó en absoluto, pero que fue capaz de afrontar con brillantez, como puede verse en la página que pongo de muestra.



13) Cinque su Marte (1967). Una plancha de esta hermosa serie que Battaglia dibujó para el Corriere dei Piccoli, con el característico retrocolereado que se usaba en la época. Apareció publicada entre los números 7 y 23 de dicha cabecera (abajo, izquierda) y en nuestro país, entre los números 14-23 de Gaceta Junior (abajo, derecha), con un horripilante color en bitono que arruinaba por completo el trabajo de Battaglia.




14) Moby Dick (1967). Una selección de planchas de la soberbia adaptación historietística que Battaglia hizo de la famosa novela de Hermann Melville, siguiendo un guión de su esposa Laura. Apareció publicada íntegramente en el número 3 de Sgt. Kirk y marca, en mi opinión, un antes y un después definitivo en la evolución del dibujante veneciano como historietista. La forma en que el matrimonio Battaglia afrontó la "riduzione" de la novela rehuye claramente el planteamiento juvenil (o incluso infantil) que se le había venido dando por parte de una tradición que veía en el texto una especie de relato para jóvenes.




15) La battaglia delle Midway (1968). Soberbia recreación historietística con guión de Mino Milani (bajo el pseudónimo de E. Ventura), que apareció publicada en el número 28 del Corriere dei Piccoli. Pudimos conocer esta historia, aunque sólo en blanco y negro y con algunas modificaciones, en las páginas del número 28 de la revista Bumerang, editada por Nueva Frontera. Extraordinario el trabajo documental realizado por Battaglia a la hora de recrear todas las máquinas que aparecen en la historia (aviones, barcos, cañones, etc.). Trabajo de maestro, claro que sí...





16) Il gioccatore e la morte (1969). Una pequeña selección de planchas de esta historia de ocho páginas (que a mí me gusta mucho) publicada originalmente en el número 38 del Corriere dei Piccoli. En último lugar una de las páginas, horrorosamente rotulada, procedente de una edición anglosajona. El guión era de Piero Selva —es decir, de Mino Milani— y estaba basado en un relato de Prosper Mérimée titulado "Federico" (por el nombre del protagonista). Debo reconoce que, pese a la gran belleza formal del trabajo, no termina de funcionar del todo el ambiente recreado por Battaglia en las escenas más oníricas y escatológicas, en algunas de las cuales aparece, incluso, el dios pagano Plutón. La evocadora figura de la Muerte, por ejemplo —que juega un papel fundamental en el relato—, no alcanza la potencia visual que Battaglia iba a conseguir posteriormente en otros trabajos suyos (como, por ejemplo, en Totentanz), con una presencia menos explícita pero más poderosa y donde se hacía un guiño evidente a otras fuentes iconográficas de referencia, como el cine de Ingmar Bergman en Det sjunde inseglet (El séptimo sello, 1957). Quizá se deba al color, tan poco satisfactorio, que rompe en cierto modo las atmósferas conseguidas por el dibujante. En cualquier caso, un bello trabajo del dibujante veneciano.






17) La prova di fuoco (1970). Historieta de catorce planchas que apareció publicada en dos entregas en los números 11 y 12 de la revista Linus. Se trata de una adaptación, debida a Laura Battaglia, de la novela de Stephen Crane, La roja insignia del valor (The Red Badge of Courage, 1896). En nuestro país se publicó en el nº 17 de la revista Bumerang, con el título que puede verse abajo (pues las páginas que pongo de muestra proceden de dicha edición).




18) Il cannone di Parigi (1971). Historia breve de carácter histórico. Una más de las muchas que realizó Battaglia para las publicaciones periódicas en las que colaboró. Ésta fue publicada en el número 46 del Corriere dei Ragazzi, en una edición que no está nada mal.




19) Un uomo chiamato Antonio (1973). Estupendo trabajo que apareció seriado en los números 10 al 12 de Messagero dei Ragazzi, y que ese mismo año fue editado en formato de álbum por la misma editorial de Messagero. En 1979 Battaglia dibujó nuevas páginas que se publicaron entre los números 9-1 de la misma revista, esta vez bajo el título de Antonio di Padova. Finalmente, todo el material publicado desde 1973 se recopiló en 1980 bajo el formato de un nuevo álbum. Pero se dejó sin incluir un episodio, a modo de epílogo, que sí había aparecido en la revista y cuyas páginas pueden ver ustedes a continuación. Las publicaron, en su momento, los amigos de Cómic. Historietas. Tebeos, y yo las traigo de nuevo aquí para recordarlas (porque merece la pena hacerlo). Un Battaglia en plena madurez creativa recrea en dicha obra la vida de este santo de origen portugués, gran predicador, que fue canonizado muy poco después de su muerte.






Cubierta de una de las ediciones del libro que se publicó por vez primera en 1980


20) Il cantico di Natale (1978). Adaptación del conocido relato de Dickens que apareció publicado en la revista Messaggero dei Ragazzi. Los amigos de Cómic. Historietas. Tebeos hicieron en su momento un estudio de este trabajo, comparándolo con otra adaptación de la misma historia, llevada a cabo por Iris de Paolis. Puede verse pinchando aquí.




Imágenes de este relato en su edición italiana y fotografías que este torpe servidor de ustedes
hizo de los originales presentados en la exposición dedicada a Battaglia que
se celebró en la ciudad de Reggio en el año 2011

21) Un vecchio bibliotecario (1980). Prólogo al libro Casanova, que fue publicado por L'Isola Trovata en el año señalado. Un bello trabajo del más puro Battaglia realizado al final de su carrera. La imagen de la izquierda corresponde al original y la de la derecha a la pésima impresión que se realizó en España, en el número 1 de la revista Tumi, que tuvo una vida muy efímera. Observen cómo se han perdido todas las bellas sfumature, tan ambientales y sugerentes, creadas por el artista veneciano con el uso de diversas tonalidades de gris, haciendo que buena parte del potencial estético de la plancha se haya visto reducido dramáticamente en esa reproducción. Battaglia, como ustedes comprenderán, es un autor bastante difícil de editar (en condiciones, claro).



Bueno... Y con esto concluímos. Es cierto que en la entrada no hemos repasado todo el arco cronológico y artístico de Battaglia (que no se interrumpió hasta el mismo año de su muerte), pero creo que con las imágenes presentadas hay material más que suficiente para disfrutar con su arte y homenajearle por su grandeza como historietista.



¡Hasta la próxima (que será en breve)!

----------------------------
(1) Básicamente sigo la propuesta cronológica realizada por Mariadelaide Cuozzo en su monografía Dino Battaglia. L'immagine narrante, Electa Napoli, [Nápoles], 1999, pp. 143ss., aunque he modificado fechas y datos cuando lo he considerado necesario con el apoyo de otros trabajos.

(2) En VV. AA., Battaglia. Une monographie, Éditions Mosquito, St. Egrève, 2006, pp. 16 y 31.