viernes, 26 de septiembre de 2014

PRIVATIZACIÓN DE SERVICIOS PÚBLICOS



EL mito de la privatización de servicios públicos para obtener con ello una gestión más eficaz —"externalización" se denomina, eufemismo con el que se pretende disimular el vaciamiento de lo público que conlleva y la usurpación de funciones que supone por parte de particulares— es una falacia como la copa de cien pinos juntos. No querría parecer intrascendente o ligero con el ejemplo que deseo ponerles, y más de uno incluso me dirá que en estas cuestiones tan complejas no se puede generalizar, o que es necesario estudiar caso por caso, pues no siempre ocurre igual. Pero a ver si logro hacerles ver lo que quiero.

Por si ustedes no lo saben, el Teatro Real tiene un servicio de venta de entradas telefónica y por Internet que está gestionado por una empresa denominada General Tickets, la cual pone a disposición de los potenciales clientes del coliseo madrileño un teléfono al que llamar para comprar las entradas. No hace falta decir que el número es un 902, de cuya tarifación la citada empresa se lleva una parte (como ocurre con todo este tipo de números telefónicos, según tengo entendido). No intentes utilizar los teléfonos alternativos que pueden encontrarse en páginas web como "No más 900" y similares, porque General Tickets lo tiene todo bien montado para que no funcionen. Es decir, o pasas por caja o no hay nada que rascar. Esta situación —que, ya de por sí es enervante y seguramente ilegal, pues las empresas de servicio creo que están obligadas a proporcionar, junto al número 900 citado, otro acogido a las tarifas planas (es decir, gratuito)— tendría un pase si en cada primera llamada consiguieras obtener lo que ibas buscando: esto es, las entradas. Pero nada más lejos de la realidad, pues lo que suele ocurrir es que, primero te salgan un par de locuciones de amables señoritas que se tiran un buen rato informándote de cosas que no te interesan lo más mínimo —pues tú vas buscando lo que vas buscando— y segundo, que el servicio esté saturado, dé señal de comunicando (lo habitual) y terminen colgándote el teléfono después de haberte gastado el dinero. Además, y por si esto fuera poco, cada localidad que compras a través del teléfono llega con un "cargo de gestión" de 1,55 euros por unidad. Como no bastaba con lo que te habías gastado en la llamada... Bueno... Eso es en lo relativo a la compra de entradas por vía telefónica. Veamos ahora qué ocurre cuando usamos la modalidad de Internet.



En este caso General Tickets ofrece una bonita página web que comunica con el teatro para enseñarte el plano de las localidades que vas a comprar. Y una vez que lo has hecho te cobra 2,60 euros por gastos de gestión y por cada una de las entradas que adquieras. Como lo oyen: si compras dos entradas, General Tickets se embolsa 5,20 euros, si son tres 7,80 y así sucesivamente. Sumen y verán cuán rentable es la cosa.

Todo estaría bien si esta fuera la única posibilidad existente. Pero resulta que cuando visitas las páginas webs de entidades públicas como el INAEM —esto es, el Instituto Nacional de las Artes Escénicas— y entras a comprar entradas para el Auditorio Nacional, o el Teatro de La Zarzuela, o los del Canal, etc., pues acabas la operación sin haber tenido que pagar ni un solo euro por gastos de comisión. Es decir: el servicio, al ser público, se ofrece gratuito a los ciudadanos que ya lo hemos pagado con nuestros impuestos, revirtiendo en nuestro beneficio y obteniendo los mismos resultados que cuando lo hacemos a través de una empresa privada. Y si hablamos de teléfono, ¿qué decir? Bueno, pues en este caso la rapacidad también ha hecho mella en las administraciones públicas y nos encontramos con otro 902 para conseguir entradas por vía telefónica de todos los centros vinculados al INAEM. No he probado a buscar los números 91 alternativos. Pero apostaría un Potosí a que los hay y a que funcionan (aunque esto es sólo una suposición, porque no he hecho la prueba, ya que compro siempre por Internet, pues no cobran comisión). También estoy convencido de que no añaden "gastos de gestión", al contrario de lo que hace General Tickets. Pero insisto en que no he verificado este punto.



Y yo me pregunto entonces: ¿dónde están las supuestas ventajas de privatizar (perdón: externalizar) servicios públicos, salvo en que se beneficia a particulares (que, generalmente además, son amigos o conocidos de quienes conceden dichas privatizaciones) y se saca de nuevo los cuartos al ciudadano? Y cuando la cosa no es tan rentable como uno había pensado, entonces se devuelve la concesión a la Administración, para que ella se haga cargo de las pérdidas. Negocio redondo.

jueves, 25 de septiembre de 2014

"TARZÁN", DE RUSS MANNING: DOMINICALES EDITADAS POR MANUEL CALDAS



YA está aquí el nuevo libro de Manuel Caldas: primer volumen de las dominicales del Tarzán de Russ Manning. Continúa, así, la edición de esta obra mítica de los clásicos de prensa norteamericana, que el editor portugués inició en la primera mitad de este año, publicando el pasado mes de mayo el primer libro de las tiras diarias en blanco y negro, tal como anunciamos en su debido momento aquí mismo. Son 64 páginas a todo color en un bonito volumen encuadernado en tapa rústica y con un tamaño lo suficientemente grande como para apreciar el delicado y elegante estilo de Manning. Por sólo 18.50 EUR (gastos de envío incluidos) tendrán en su casa esta joya, que además viene con regalo si se pide directamente al editor: una hermosa lámina en blanco y negro con el protagonista de la saga en plan "pecholobo" y subido a un árbol. ¿Se puede pedir más?

Para que no haya ninguna duda les trascribo a continuación el mensaje original de Caldas, donde encontrarán perfectamente explicados todos los datos que acabo de proporcionar arriba:

Estimado amigos:
Ya está impreso y listo para empezar enviándose en 4 o 5 días el volumen 1 de las planchas dominicales de TARZAN de Rus Manning

64 páginas en color
23.2 x 31.5
18.50 Euros

Se venderá en librerías el mes proximo, pero si me lo piden a mí recibirán de regalo una cartulina exclusiva (cómo se ve en la foto) y los gastos de correo son gratis.

Como habitualmente, pagamento a través de Paypal (si le sale gratis, hágalo como "personal"/"other" o "Voy a enviar dinero a familiares o amigos"), transferencia bancaria (IBAN: PT50003506660003845690063, BIC/SWIFT: CGDIPTPL; sí el banco les pide más dígitos, añadan xxx) o giro postal (indicando en el motivo: Tarzan 1), no olvidando comunicármelo por e-mail.

También se informa que el 10º volumen de PV ya se está imprimiendo y en dos semanas estará listo. Pero de esto recibirán más informaciones en debido tiempo.

www.manuelcaldas.com

Bueno, pues como les digo siempre en este tipo de entradas: ya saben lo que hay, así es que no tienen excusa para hacerse los ignorantes. ¿A qué están esperando para pedirle su ejemplar (o ejemplares) a Manuel y facilitar su labor como editor, en la que no deja de darnos agradables sorpresas?

viernes, 19 de septiembre de 2014

MOMENTOS PUBLICITARIOS (AGAIN): NUEVO LIBRO TEÓRICO SOBRE LA HISTORIETA



LA editorial Nowtilus me envía amablemente un dossier de prensa e información sobre un libro teórico de historieta que acaba de publicar, y cuyo lanzamiento estaba previsto precisamente para este mes de septiembre. La presentación, de hecho, se realizó ayer, día 18, en la librería madrileña especializada Generación X. Su autor es Gerardo Vilches, habitual colaborador del sitio web Entrecómics (que todos ustedes seguro ya conocerán) y yo tengo el gusto de anunciarlo aquí, aunque sea con un poquito de retraso.

Abajo tienen, desglosado en modo imagen, todo el contenido de dicho dossier, para que puedan conocer mejor el contenido y objetivos de la obra, cuyo tema —por lo poco que he podido leer— parece abordarse de modo ameno y sintético, aunque no exento de rigor metodológico y teórico. Quienes conozcan los artículos que Vilches publica en Entrecómics ya saben que esto es así.

Como siempre, pulse sobre las imágenes si desea verlas ampliadas y quiere leer mejor los textos.










miércoles, 17 de septiembre de 2014

MOMENTOS PUBLICITARIOS: "ASOCIACIÓN CULTURAL TEBEOSFERA"



DEDIQUEMOS un instante a la sana promoción de una labor encomiable y callada —la de la "Asociación Cultural Tebeosfera"— que está dando como resultado magníficos libros aparecidos en los últimos años. Primero fue el Gran Catálogo de la Historieta y ahora un estudio monográfico sobre las viejas revistas españolas de tebeos. Un libro que ningún buen aficionado debería dejar pasar. Una obra referencial de análisis y consulta, llena de datos y que hace un recorrido por las publicaciones más significativas de nuestro país en la época dorada de las revistas infantiles tebeísticas. Y para darle publicidad he aquí el simpático montaje que los amigos de Tebeosfera llevaron a cabo al final de este verano:



Y si de verdad desean ayudar a que el proyecto de Tebeosfera siga adelante no duden en asociarse al mismo. Por sólo 40,00 eurillos al año de cuota —¡¡3,33 € mensuales!!— tendrán el honor de ser "tebeosféridos" y contribuirán de manera decisiva a la continuidad de tan imprescindible empresa. Además, por si esto fuera poco, obtendrán gratuitamente las publicaciones que sus miembros vayan realizando cada año. Si se paran a pensarlo, sólo por este motivo —dejemos a un lado razones de tipo más solidario—, ya merece la pena hacerse socio de Tebeosfera. ¿A qué están esperando...?

lunes, 15 de septiembre de 2014

REFLEXIONES CINÉFILAS ESPACIALES: A PROPÓSITO DE "ALIEN" Y "PROMETHEUS"




El otro día tuve ocasión de ver, por vez primera —y les aseguro que única— la llamada "precuela" de Alien y debo confesar que me quedé anonadado ante la bajísima calidad de la película. Unas interpretaciones pésimas (¡ya es difícil que la guapísima Charlize Theron resulte antipática, y aquí es lo que ocurre!!); un guión sin pies ni cabeza, que no logra explicar bien qué está ocurriendo, unas situaciones ridículas que apenas se sostienen desde el punto de vista narrativo; unos personajes con los que no llegas a empatizar en ningún momento, sin desarrollo dramático, carentes por completo de personalidad y carácter; un robot —¡qué originales los guionistas, por cierto!— que resulta menos creíble que la salida de España de la crisis económica; unos "creadores" de la humanidad más tontos que hechos de encargo; unas criaturas alienígenas menos intranquilizadoras que una bandeja de calamares fritos (hay que ver el poco miedo que dan ambas criaturas: la pequeñita y la grande); unas situaciones argumentales ridículas e increíbles (por más que estemos hablando de ciencia ficción: ¡anda que esa auto-operación quirúrgica...!); unos efectos especiales que, frente a lo que pudiéramos suponer —Prometheus está realizada en plena época de la tecnología digital— parecen sacados del cine gore más setentero... En fin, para qué seguir: decepción absoluta y total... Un ejemplo más del lamentable estado de postración en que se halla el cine de nuestros días... Pasemos página y a otra cosa, mariposa.