miércoles, 22 de octubre de 2014

INOCENTADAS: MALDITA LA GRACIA...



NUNCA he llegado a entender muy bien cuál es el cruento mecanismo por el que los seres humanos disfrutamos tanto viendo sufrir al prójimo en situaciones extremas. Posiblemente sea el mismo hecho de nuestra "humanidad" —paradojas de esta peculiar y compleja naturaleza que se nos ha dado— el que nos lleva a gozar cuando vemos a nuestros semejantes pasándolas canutas. Una caída aparatosa, un buen golpe, un susto inesperado, una situación especialmente embarazosa, una tarta chocando contra la cara... La desgracia ajena nos hace reír, aunque no entiendo muy bien el porqué de esa falta de empatía con nuestro prójimo, así como nuestra incapacidad para ponernos en la piel del otro. Todo lo contrario, imagino —aunque tampoco lo sé con seguridad—, de lo que debe pasar por el cerebro de un ñu cuando ve que a su compañero de migración se lo están zampando los cocodrilos. O por el de una gacela cuando el guepardo se lanza a la carrera contra otra cualquiera de sus congéneres. O por el de las cebras vecinas cuando ven cómo una manada de leonas asaltan implacables a una compañera... Por algo somos el único animal sobre la faz de la Tierra —exceptuando las hienas, claro está— con sentido del humor. Nosotros, que "semos asín"...


© Birdboxstudio (por cierto, no os perdáis sus vídeos, porque son geniales)


En esta categoría de risas a costa del prójimo ocupan un lugar de primer orden las llamadas "inocentadas", bromas o chanzas que se gastan a una persona desprevenida, incauta muchas veces y desconocedora siempre de que es víctima de las mismas. Como casi todas las cosas que rodean a nuestra civilización occidental, también la inocentada ha experimentado su baño de religiosidad cristiana, hasta el punto de que dicha denominación proviene del famoso episodio hagiográfico neotestamentario (Mt 2, 16-18) en el que se relata la matanza de todos los niños menores de dos años nacidos en Belén, que fue ordenada por el sanguinario rey de Judea Herodes el Grande para deshacerse del recién nacido Jesús de Nazaret. Episodio que, con el tiempo, dio lugar (dentro de la cristiandad católica) al nacimiento de la fiesta de los "Santos Inocentes" —en referencia a los niños muertos— y que ha servido para establecer el correspondiente vínculo entre lo religioso y lo lúdico. Es costumbre que en dicha conmemoración —fijada el 28 de diciembre ya desde el siglo V— se hagan bromas de todo tipo, siendo muy habituales las que realizan los medios de comunicación en todos los países donde la tradición ha calado, dando noticias que son falsas con total seriedad y colándolas a modo de gazapos para hacerlas pasar por verdaderas.

Ilustración de Paolo Eleuteri Serpieri, con el tema de la Matanza de los Inocentes,
que tuvimos la ocasión de analizar aquí en su momento


De la festividad religiosa, y por un fenómeno de extensión, el término "inocentada", aplicado en origen a los niños judíos asesinados por orden de Herodes, ha pasado a denominar a todo incauto que es víctima (sin saberlo) de una broma. Pues bien, de todas las inocentadas que un servidor ha tenido la oportunidad de conocer o ver hasta el día de hoy, la que les traigo en esta entrada es la más dura, estremecedora y cruel que puedo recordar. Debo confesarles que lo he pasado muy mal viendo el vídeo, pues no he tardado en empatizar con las pobres víctimas. Tan desagradable e intranquilizadora ha sido la sensación, tan fuerte y excesiva me parece la broma que, de hecho, enseguida empezó a circular por mi cabeza una sospecha que siempre me asalta cuando me enfrento a este tipo de vídeos: pensar que todo es un "montaje" y que las víctimas no son sino actores que conocen sobradamente todo lo que les está ocurriendo. De otro modo, no me explico cómo los responsables de la idea fueron capaces de llegar tan lejos, llevando a esas pobres personas a un nivel de estrés que —me estremezco sólo de pensarlo— habría podido poner en peligro incluso su vida, y arriesgándose, por tanto, a que terminaran sufriendo un colapso (o, lo que habría sido peor, un infarto o cualquier otro tipo de shock que acabara en una auténtica desgracia). Y es que me parece muy fuerte, pues todo está tan bien hecho y preparado, resulta tan realista y aterrador que cuesta creer que alguien pueda llegar tan lejos con una broma. Pero bueno... Vean ustedes, juzguen y díganme (si lo desean) qué piensan al respecto... A mí, desde luego, no me gustaría nada que me hicieran algo así y, por ende, la cosa me hace muy poca gracia, aunque reconozco que la "inocentada" es cojonuda y tiene un montaje alucinante (demasiado quizá).



Actualización realizada el 22/10/14, a las 18:51 h.: buscando, por curiosidad, algún dato más sobre el vídeo de marras por la blogosfera he podido saber que la inocentada (sea real o no) forma parte de la campaña de márketing para el estreno en Brasil de la película Annabelle, precuela de la exitosa El expediente Warren (The Conjuring), que fue todo un acontecimiento cinematográfico el pasado año 2013. Francamente, si todo es de verdad sólo puedo decir que, con tal de vender, los publicistas ya no saben qué hacer...

Actualización realizada el 23/10/14, a las 13:06 h.: bueno, pues por lo que he podido averiguar, al parecer hay muchos más gilipollas de estos que se dedican a pegar sustos de muerte al personal y a reírse a costa del terror pánico de la gente de los que yo pensaba. En Youtube pueden encontrarse algunos ejemplos que reúnen idénticas condiciones de dureza y de mal gusto que ya denuncié arriba hablando de la "inocentada" de Annabelle y que también se basan en mitos del terror cinematográfico, como la niña de El exorcista o el serial killer de La matanza de Texas. En este caso tienen de diferente con el anterior que no parecen discriminar a las víctimas, aunque lo peor de todo es que algunas de estas bromas han llegado a alcanzar visualizaciones verdaderamente millonarias (casi treinta millones la segunda de las citadas). ¿Somos masoquistas o unos auténticos cabronazos? Mejor no les respondo, aunque tengo mi propia idea al respecto...

domingo, 19 de octubre de 2014

EXPOSICIÓN SOBRE FRANCISCO IBÁÑEZ EN EL CÍRCULO DE BELLAS ARTES DE MADRID




DESDE el próximo martes, 21 de octubre, y hasta el 18 de enero del año que viene, el Círculo de Bellas Artes de Madrid acogerá una exposición, que podemos considerar histórica, dedicada a una de las figuras más señeras y representativas del panorama tebeístico patrio. Me refiero, claro está —como ya sabrán por el título de la entrada—, a Francisco Ibáñez, creador de personajes tan carismáticos y famosos como Mortadelo y Filemón, Rompetechos, El botones Sacarino, Pepe Gotera y Otilio, 13 Rue del Percebe y otras entrañables criaturas que han hecho las delicias de jóvenes (y no tan jóvenes) españoles durante varias generaciones.

La exposición, comisariada por Antonio Guiral (al que nunca le estaremos lo suficientemente agradecido por todo lo que está haciendo en pro del patrimonio historietístico español) y Elena Vergara, no sólo profundiza en la biografía del ilustre dibujante y en la génesis de sus principales obras y personajes, sino que además repasa —y este es un elemento bien curioso y original— el vínculo que Ibáñez ha tenido a lo largo de su trayectoria profesional con las diferentes editoriales en las que ha ido desarrollando su trabajo. Otro aspecto importante de la misma es que da repaso también a la evolución de su técnica y estilo, así como al contexto en que las historietas fueron creadas.



La muestra, titulada Francisco Ibáñez, el mago del humor, reúne más de cien revistas publicadas desde los años cincuenta hasta la actualidad, una amplia recopilación de artículos de merchandising y una serie de dibujos originales, que conforman el núcleo de esta exposición. Toda una oportunidad para reencontrarse con antiguos amigos de papel o para adentrarse en las profundidades de este genio de la ilustración.

Más información pinchando en el siguiente enlace y una bonita presentación animada pinchando en este otro.



Ignoro si se habrá editado catálogo para la ocasión, pero yo, que soy un fanático de este tipo de libros será una de las primeras cosas que pienso buscar...

Creo que es una ocasión única, y que no deberían dejar pasar la ocasión, pues no todos los días se organizan en nuestro país eventos de estas características dedicados a historietistas...

martes, 14 de octubre de 2014

LA INVESTIGACIÓN EN ESPAÑA

SERÍA grotesco y darían ganas de echarse unas risas, si no fuera porque los pobres tienen que necesitar dinero de verdad para poder seguir trabajando e investigando. Y mientras, nuestros líderes políticos, económicos y sociales esquilmando a los ciudadanos a través de las arcas públicas. Ahí están, para demostrarlo, el escándalo de los ERE's de Andalucía, el de las "tarjetas negras" de Bankia, el insensato de Mas enfrentando a los españoles y gastando dinero público para ello, etc. Por favor, no deje de visitar Youtube y pulsar sobre el vídeo de abajo para verlo, pues cada click realizado supone una donación de dinero para el IRB y sus investigadores. No entiendo por qué los patrocinadores han decidido utilizar este sistema, pero es así (como podrán comprobar si pinchan aquí, donde se comenta la noticia y se explica la iniciativa).



jueves, 9 de octubre de 2014

"PRÍNCIPE VALIENTE" DE MANUEL CALDAS: EL VOLUMEN 10 YA ESTÁ LISTO PARA COMPRAR



BUENO, pues eso, que ya tenemos listo el último libro de la edición en blanco, negro y grises de Príncipe Valiente por Manuel Caldas. El portugués, como viene haciendo en los últimos años, se ha dirigido a sus compradores habituales anunciándoles la novedad. Y un servidor, como fiel y devoto de Caldas se limita a transmitir, a través de este blog, la noticia para darle la mayor repercusión posible. Aquí tienen el texto que ha enviado por correo electrónico:
Estimado admirador de Foster: tengo ya conmigo el primer ejemplar del décimo volumen ­—adjunto le mando la portada— de la mejor edición de la obra de Hal Foster, producido por mí mismo para la editorial La Imprenta, de Uruguay. Por lo tanto, puede pedirse y pagarse hoy mismo, pues semana que viene empezará el empaquetamiento y envío.

El precio sigue siendo de 25 Euros, más gastos de correo (que son, para Europa, de 6 Euros por un ejemplar, 8.50 por dos, 11.50 por tres, 13.50 por cuatro y 15 por cinco o seis). Puede pagarse por transferencia bancaria (IBAN: PT50003506660003845690063, BIC/SWIFT: CGDIPTPL), Paypal (si le sale gratis, hágalo como “personal”/“other” o "Voy a enviar dinero a familiares o amigos"), giro postal o Western Union.

La única forma de pago que nunca tiene costes para el cliente es Paypal, así que si no tiene Paypal vale la pena buscar un amigo que lo tenga y pueda pagar por usted. Respecto a transferencias, hay bancos que no cobran nada dentro de Europa, otros que cobran un poco y otros (¡cuidado!) que cobran muchísimo.

Como siempre, para los primeros 100 pedidos hay un regalo: una cartulina con la reproducción de una viñeta reproducida del original (pero en este caso no a tamaño real).

Después de hacer su pedido, no se sorprenda si hasta el sábado no le contesto.

¡Viva el Príncipe Valiente (de Foster)!

¡Hala! Ya están ustedes pidiendo el ejemplar correspondiente para que Manuel pueda ponerse manos a la obra con el siguiente volumen... ¿A qué esperan, leñe...?