viernes, 6 de febrero de 2015

FIGURAS DE TINTÍN. LA COLECCIÓN OFICIAL: NO TENGO PALABRAS...



ESTA mañana, a primera hora, he tenido en mis manos la segunda entrega del coleccionable de figuras de Tintín, con el capitán Hadock como protagonista. Era una prueba de fuego, en mi caso, especialmente después de la mala experiencia que tuve con la primera pieza de la colección, cuyo acabado de la pintura dejaba muchísimo que desear (era un auténtico desastre, vamos, como bien puede verse aquí).

Pues bien, no puedo decir que en esta segunda ocasión la cosa haya sido mucho mejor: en el primer ejemplar que he podido examinar había una evidente imprecisión en el rostro de Haddock (los bordes de la pintura eran irregulares, el flequillo no estaba bien acabado) y, sobre todo, un gravísimo fallo de pintura en la barba. Les explico: el personaje aparece representado en actitud dubitativa, apoyando su dedo índice de la mano izquierda sobre los labios. Pues bien, justo por debajo de esa mano al responsable de hacer la figura se le olvidó pintar la barba, así es que se ve una mancha blanca que, además, se destaca sobremanera, teniendo en cuenta que el pelo de Haddock es más negro que un tizón. No he visto ningún otro fallo, pero éste ya me parece lo suficientemente grave. En cuanto a la segunda figura que he podido examinar (en el quiosco ya no tenían más) no presentaba los fallos señalados en la anterior, pero tenía un pequeño agujero debajo de la nariz (uno solo, de modo que no estaba allí con la intención de reproducir las fosas nasales, sino que era otro fallo). En fin, Serafín... Una verdadera porquería.



¿ESTA ES LA GRAN CALIDAD QUE PROMETIÓ ALTAYA EN SU PUBLICIDAD? ¿Y MOULINSART NO TIENE NADA QUE DECIR SOBRE ESTO? ¿ES ASÍ COMO SE PREOCUPA DE ASEGURAR LA GARANTÍA DE LOS PRODUCTOS QUE COMERCIALIZAN EN SU NOMBRE? ¿SE TRATA, QUIZÁ, DE UN PROBLEMA MÍO PORQUE SOY DEMASIADO EXIGENTE? DÍGANME USTEDES, POR FAVOR...

Actualización realizada el día 06 de febrero a las 22:13 horas: tal y como le explico al amigo Juan Agustí en los comentarios de esta misma entrada, a la hora de la comida he logrado hacerme, finalmente, con una figura de Haddock medianamente aceptable. Pero tampoco es como para tirar cohetes, vamos: el detalle brilla por su ausencia (vean de qué forma más chapucera se ha resuelto el flequillo del personaje, con las puntas sin acabar); hay zonas donde la pintura no ha llegado a cubrir la resina de base (parte superior de la nariz, círculo de los ojos, una de las cejas); en otras, por el contrario, ha desbordado determinadas áreas (por ejemplo el azul del jersey mancha la mano derecha y la papada de Haddock y el negro de la barba hace otro tanto con la mano izquierda); el pintado del pelo está sin acabar por detrás; hay errores de talla (por ejemplo en el cuello del personaje); la pintura ha saltado en algunos sitios (coronilla, por ejemplo); en la punta de la nariz hay un agujerito (¿causado por una defectuosa aplicación de la pintura, o por una burbuja de aire al hacer la figura?). En fin, Serafín... Una auténtica "maravilla"... Pero lean el comentario que le he hecho a Juan Agustí abajo y vean las fotografías que he tomado y que publico a continuación, para que ustedes comprueben si miento o exagero. ¿Creen que esa es la "excepcional calidad" que publicita Altaya? O, a lo mejor, el problema lo tengo yo, que soy demasiado exigente. No sé...







5 comentarios :

  1. Y en esa lejano rincón de España donde vivo, sigue sin aparecer el nº 1.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Caramba Emilio, casi como si fueras un padre del desierto en el siglo IV, alejado del "mundanal ruido" (que decía Garcilaso) y aislado en las vastas soledades de los desiertos de la Nitria egipcia...

      Veo, por tu comentario, que estás interesado en la colección, pillín. Al menos en las primeras entregas. ¿Es así, o no?

      Eliminar
  2. ¿Seguro que esos problemas no son por el transporte u otras causas? Las mias están perfectas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues chico, no lo sé, la verdad. Lo cierto es que me ha ocurrido en dos quioscos distintos. Ya sería casualidad... Después del intento realizado esta mañana --ya digo que tuve en mis manos dos figuras en el mismo quiosco donde compré la también defectuosa de Tintín-- al mediodía he vuelto a probar y, otra vez, insatisfacción: en un nuevo quiosco donde he mirado había otros dos ejemplares. Bien, pues uno de ellos estaba hecho una mierda (parte de la mano derecha estaba manchada con la pintura azul del jersey, el pelo de Haddock lo habían pintado mal, etc.) y el segundo, que se encontraba algo mejor, es el que he terminado comprando. Pero tampoco es como para tirar cohetes, que conste. O, a lo mejor, es que yo soy demasiado exigente y me esperaba muchísimo más. No lo sé, la verdad... Voy a subir una foto de la figura que me he terminado llevando para que se vea lo que comento. Pero ya digo que, pese a estar algo mejor, no deja de tener errores para mí inadmisibles en un coleccionable que anuncia sus figuras como "de excepcional calidad" (y cito literalmente del texto del cartón que viene con la pieza). Un saludete.

      Eliminar
  3. Es de mala calidad. Yo eso no lo pongo en una estantería. Tendré que echar un vistazo a la que se ha comprado mi padre.

    ResponderEliminar