domingo, 16 de marzo de 2014

¿UN GUIÑO-HOMENAJE DE WININGER A TARDI?



COMO ya tuvimos ocasión de señalar en la nota necrológica que dedicamos hace poco a Pierre Wininger, éste fue un gran admirador de su compatriota Jacques Tardi, circunstancia que se advierte no sólo en su estilo gráfico, sino en el tipo de historias que desarrolló a lo largo de su trayectoria profesional, centradas casi siempre en un París de principios del siglo XX y alrededor de argumentos en los que el género del folletín, lo policíaco y lo mistérico juegan un papel de primer orden, tal como ocurre en la serie de Adèle Blanc-Sec.



Pues bien, pienso que el guiño al que hace referencia el título de la entrada se encuentra en la plancha 24 de la historia Les ombres de nulle part, perteneciente a la serie de "Victor Billetdoux", y más concretamente en su primera viñeta, donde vemos a los dos protagonistas de la serie —el periodista Victor Billetdoux (a la derecho) y su compañero el joven egiptólogo Charles Hyppolite Constant— dirigiéndose hacia un edificio de forma circular y columnado por cuya rotonda camina una joven que parece ser la propia Adèle Blanc-Sec: no sólo se trata de la indumentaria —que es parecidísima a la que lleva la aguerrida reportera creada por Tardi—, sino que los complementos también invitan a pensar en la identificación: el peinado con el cabello recogido en un moño que asoma bajo el sombrero y el color oscuro del pelo, un paraguas y un maletín de mediano tamaño. Asimismo, los rasgos de su perfil y el hecho de caminar de una manera bastante decidida nos conducen en la misma dirección.



Hombre, es cierto que al personaje dibujado por Wininger le falta el largo abrigo o sobretodo que viste habitualmente la corajuda heroína de Tardi, así como el echarpe de diferentes diseños y materiales, según las circunstancias, con que Adèle suele dar un toque de color a sus conjuntos. Por otro lado, tampoco lleva el mismo modelo de gorro con el que suele cubrirse (generalmente tocado con plumas). Pero claro, quizá el hecho de que Wininger haya situado su historia en una epoca del año en que no hace tanto frío podría explicar esta falta de elementos. En cualquier caso, y como no estoy seguro de la identificación someto mis dudas a su consideración. ¿Creen, en efecto, que estamos ante un homenaje de Wininger a Tardi y que el personaje es efectivamente Adèle Blanc-Sec, o se trata de una mera casualidad, al ser dos historias que están ambientadas en la misma época y lugar? A continuación algunas imágenes de Adèle, para que ustedes tengan referencias con las que comparar.



 

 

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada