jueves, 5 de marzo de 2015

ESPEIN IS DIFERENT, 17: EL ÁTICO DE ROUCO



SÍ, sí... Ya sé que para los más acérrimos partidarios del ex-arzobispo de Madrid, el titular de la entrada resultará demagógico, puesto que el famoso ático de casi 400 metros cuadrados al que se ha ido a instalar el prelado tras su jubilación no es realmente suyo, sino de la diócesis madrileña. Pero ya saben, el periodismo es lo que tiene (y el humorismo gráfico más aún): frases cortas, efectivas y con pegada. Lo que interesa es impactar, dejar aturdido al receptor, sorprenderle. No se puede estar en todo: sacudir y ser preciso a la vez. De todas formas, y aun reconociendo esa pequeña-gran diferencia en el hecho de la propiedad del inmueble, con la que le está cayendo encima a buena parte de la sociedad por causa de la crisis, cuando tanta gente se ha quedado sin vivienda tras los deshaucios, cuando la desafección del pueblo hacia sus instituciones es tan grande, pienso que Su Eminencia Reverendísima podía haber decidido dar ejemplo e imitar un poco más a su jefe de filas, Francisco, en lugar de a los míticos reyes Midas y Creso. Aunque sólo fuera por aquello del qué dirán, vamos... Ya saben que la mujer del César no sólo tenía que parecer honrada, sino además serlo... Pues eso. Dicho queda.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada