lunes, 6 de julio de 2015

EL MUNDANAL RUIDO, 4: LOS GRIEGOS VOTAN "NO"



BUENO, pues ya conocemos los resultados electorales del oportunista referéndum que el primer ministro griego, Alexis Tsipras, convocó como órdago frente a la Comisión Europea y para fortalecerse en las negociaciones que se abrirán ahora con ella. Porque no duden ustedes que habrá negociación... Y acuerdo, claro. Y es que, al margen de los problemas políticos y económicos que una Grecia fuera del euro podría ocasionar (y no sólo al propio país heleno, sino al resto de socios comunitarios), tenemos a Obama presionando desde el otro lado del Atlántico. Parece evidente que, en función de la nueva política geoestratégica que EE.UU está llevando a cabo en el Magreb y Oriente Próximo para hacer frente al terrorismo yihadista y seguir controlando las regiones petrolíferas más importantes del mundo, no puede permitir que Grecia (gran aliado) acabe echándose en manos de Rusia (¿y de China, incluso?), en caso de verse obligada a obtener una liquidez crediticia que Europa le negase. De ahí las presiones que ha recibido Merkel estos días por parte de Barack Obama: "reduce la presión —le habrá dicho (en inglés, claro)—, deja de apretar tanto con la bota que se nos van...". Sería curioso que los intereses del imperialismo norteamericano terminaran siendo la razón que permita a Grecia salir adelante del atolladero en que se encuentra y facilitar a un partido comunista como Syriza el hallazgo de una solución airosa para este conflicto con la UE. Sería curioso, digo, pero no extraño, ni excepcional, porque EE.UU ya ha mostrado antes que sus intereses geoestratégicos están por delante de sus remilgos ideológicos. ¿Se acuerdan de la postguerra tras el año 1945 y de los nazis...? Pues ahora igual: la península helénica, por su situación geográfica —a un salto de Oriente Próximo y de las regiones más inestables del Magreb— juega un papel de primer orden en el tablero donde el Imperio mueve sus fichas (especialmente como refuerzo a la más inestable Turquía). Con este dato, y después del resultado obtenido ayer en el referéndum, si Tsipras y los suyos saben utilizar ambos elementos no tardaremos en ver a Merkel (¿para qué vamos a decir la UE, si es Alemania la que está llevando el control del juego en todo esto desde que empezó la crisis?) cediendo ante la presión del imperator Obama. Cosas de la globalización...

Y a continuación la imagen que, con las necesarias modificaciones, he utilizado para hacer el dibujo (pues un servidor no desea atribuirse méritos que no tiene).


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada